CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ssangyong

3 MIN

SsangYong España tranquiliza a sus clientes

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 23 Ene 2009

Recientemente hemos sabido que la coreana SsangYong se había declarado en suspensión de pagos debido a las fuertes tensiones del mercado automovilístico y la crisis crediticia, que había afectado profundamente a su gama de SUVs y monovolúmenes. Posteriormente y a regañadientes gracias a la presión del gobierno de Corea del Sur su matriz SAIC inyectó en la empresa una dosis de liquidez no demasiado alta. Desgraciadamente, SsangYong se ha recientemente declarado en bancarrota.

Con la declaración de bancarrota la empresa se somete a un Concurso de Acreedores diferente al español, con el fin último de una completa reestructuración sin presiones laborales o económicas gracias a la ayuda del Estado coreano. El proceso es simple, un juez mora las deudas de la empresa y un equipo de asesores está estudiando a fondo la empresa y formas de hacer económicamente fuerte a SsangYong, detalladas en un pulcro plan de viabilidad, que será presentado en menos de un mes.

Mientras tanto se nombra a un interventor que cumple las funciones de Consejero Delegado mientras se ejecuta el plan de viabilidad, de aquí a un máximo de tres meses. Una vez se verifica que la empresa vuelve a ser rentable se devuelve a sus antiguos dueños y se permiten cambios en la composición del accionarado. En el caso de SsangYong el reflotamiento de la empresa está asegurado, gracias a su potencial de mercado, unidos a una sustancial aportación a la economía y empleo del país.

El plan de viabilidad también incluye la compensación de los acreedores mediante acciones de la empresa, y planes para evitar un excesivo endeudamiento. Ya que sabemos que SAIC no tiene demasiado interés en la coreana se abre la posibilidad de que otro fabricante mundial entre en el capital de SsangYong, puede que incluso asumiendo el control efectivo de la empresa. SsangYong debería superar este proceso sin problemas, Daewoo, Delta Airlines o Delphi ya han pasado sin problemas por reestructuraciones similares.

Mientras tanto, SsangYong España tranquiliza a sus clientes. Las garantías de sus vehículos están a salvo mientras la empresa no desaparezca. Sus 70 concesionarios y 80 puntos de asistencia cuentan con stock suficiente para hacer frente a la demanda, así como piezas para cualquier tipo de reparación. Los servicios de venta y post-venta no se verán alterados de ninguna manera. Por tanto, aquellos que tengan un SsangYong o estén pensando en comprar uno pueden esta tranquilos.

Vía: SsangYong
En Diariomotor: SsangYong recibe escasas ayudas por parte de SAIC, Ssangyong se declara en suspensión de pagos