Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba, tercera parte

 |  @omiguel  | 

Continuamos con la prueba del Mazda 6, con acabado Sportive y motor diésel de 163 CV, analizando su comportamiento dinámico, tanto en carretera como en ciudad.

Hasta ahora hemos visto en la primera parte el diseño y la habitabilidad, destacando aspectos importantes como el confort de los pasajeros y el transporte de objetos. La segunda parte la hemos reservado para el análisis del equipamiento más importante.

Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba

Dinámica

Antes de entrar en materia de comportamiento en carretera y en ciudad, hay que hacer un análisis de la mecánica básica que propulsa a este Mazda 6. Bajo el capó en posición central delantera se sitúa un motor diésel tetracilíndrico de 2.2 litros, con turboalimentación de geometría variable y tecnología common-rail que produce 163 CV de potencia a 3.500 rpm. Para ser un turbodiésel su pico de potencia se sitúa relativamente más bajo que en otros motores y en cuanto a su par máximo, de 360 Nm, se ofrece entre las 1.800 y las 3.000 rpm.

La transferencia de fuerza se realiza al eje delantero mediante una caja de cambios manual de seis marchas. El peso del Mazda 6 2.2 DE de cinco puertas es de 1.560 kilogramos, lo que deja una relación de peso potencia de 9.57 kg/CV.

Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba

En carretera

La carretera es sin duda el lugar más adecuado para el Mazda 6, es un coche hecho para los viajes. Entre otras cosas porque con este motor diésel se puede mantener una velocidad constante y realizar suaves aceleraciones incluso sin bajar de marcha, gracias en gran parte a la distribución del par y a las relaciones más largas (5º o 6º).

A la hora de acelerar fuertemente desde parado se nota que es a partir de casi las 2.000 vueltas cuando se le nota el “tirón” al motor y antes uno puede decepcionarse de la poca fuerza que devuelve el cuatro cilindros. A partir de ese nivel el motor es poderoso y permite ponerse en los 120 km/h en cuarta sin ningún problema y en poco tiempo. En buenas condiciones es posible marcar el 0-100 km/h en unos 9 segundos incluso rebajando la cifra homologada por Mazda.

Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba

Sin apretar tanto el acelerador nos encontramos con el problema de su respuesta en bajas a la hora aunque se puede paliar fácilmente rebajando la marcha y el tirón es suficiente para acelerar en un adelantamiento o en una incorporación de forma rápida. Quizás se pudiera esperar que las marchas más bajas tuviesen una relación más corta pero implicaría alargar las más altas y con ello se perdería una respuesta decente cuando se circula a alta velocidad.

Atendiendo al consumo en carretera la marca homologada es de 4.7 litros/100 km. Pero lo cierto es que ni jugando bien con las marchas y tratando al pedal con sumo cariño es fácil bajar de los 5.5 litros. Ese exactamente el consumo mixto marcado para este Mazda 6 y obviamente es complicado conseguirlo si te adentras en ciudad y ya tienes que realizar paradas y acelerones. Gracias al ordenador de viaje puedes ir aprendiendo a mejorar los consumos aunque en este caso falta el tan interesante asistente de cambio de marcha.

El tarado de suspensiones del Mazda 6 Sportive están dispuestas para un compromiso directo entre la deportividad y el confort, más del lado de este último aspecto. Por lo tanto la circulación en carretera es de lo más cómoda y los baches a una velocidad de 80-90 km/h están bastante amortiguados.

Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba

En ciudad

A la hora de jugar por la ciudad el motor del Mazda 6 es más que sobrado, aunque si se quiere andar de forma ágil es conveniente exprimir las marchas. Quizás la primera peca de ser poco cómoda para realizar alguna aceleración rápida pero en segunda marcha el coche se comporta de forma contundente. A la hora de marchar a 50 km/h cumpliendo la ley el Mazda 6 se permite circular en cuarta marcha a bajas revoluciones sin que por ello se pierda eficacia si se quiere aumentar la velocidad de forma rápida.

El principal inconveniente del Mazda 6 en la ciudad es su tamaño, a la hora de aparcar cuesta encontrar lugares “aptos”. Aún así el ajustar su “cuerpo” a una zona limitada de aparcamiento es relativamente sencillo dado que desde el puesto del conductor se puede apreciar bien donde acaba la berlina tanto por delante como por detrás. El tamaño de los retrovisores es un plus más para ello.

Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba

Precios y principales rivales

El precio básico de este Mazda 6 Sportive+Navi+SR de cinco puertas con motor 2.2 DE de 163 CV es de 35.510 euros. Puede ser adquirido sin navegador GPS por 33.120 euros o puede aumentarse la potencia hasta los 185 CV por 36.860 euros.

A estas alturas el rival más serio del Mazda 6 es el Honda Accord, justamente dos modelos que ya hemos comparado. Exactamente el Accord directamente competidor sería el que cuenta con el motor 2.2 i-DTEC de 150 CV con acabado Luxury, que prácticamente tiene el mismo equipamiento que el Mazda 6. Su precio es de 34.200 euros.

También es claro rival de Mazda 6 el Ford Mondeo. El homólogo para el modelo de Ford es el Mondeo 2.2 TDCi de 175 CV Titanium S, con un equipamiento extra constituido por los faros de xenón adaptables, el navegador GPS de 7”, la tapicería de Alcantara, techo eléctrico o el cargador de 6 CDS. El precio es de 32.570 euros. El Mondeo es amplio, más grande que el Mazda 6, y tiene un buen maletero de 528 litros de capacidad.

Aunque no es exactamente el mismo tipo de carrocería, la orientación del Volkswagen Passat es muy similar. Con el motor 2.0 TDI de 170 CV y el acabado Highline y un paquete de sonido y navegación con pantalla táctil tiene un precio de 33.085 euros. A diferencia del Mazda 6 de cinco puertas tiene un maletero con menor capacidad.

Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba

Conclusiones

El Mazda 6 Sportive es un buen coche, su acabado deportivo no empaña su utilización como sedán para carretera y ciudad. Su relación calidad-precio no es excesivamente mala aunque posiblemente para un uso no diario compense optar por un motor de gasolina. Aunque el navegador es el extra estrella no es el punto más a favor de este Mazda 6 sí que lo es su aspecto, muy cuidado y sin excesos.

A destacar

  • Buen consumo y buen rendimiento
  • Estética deportiva
  • Comodidad de los pasajeros

A mejorar

  • Precio
  • Manejo de sus instrumentos
  • Acabado interior

Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba

Datos técnicos

Dimensiones

  • Longitud: 4.74 metros
  • Anchura: 1.8 metros
  • Altura: 1.44 metros
  • Batalla: 2.73 metros
  • Plazas: cinco
  • Volumen de maletero (normal con bandeja / sin bandeja y con asientos abatidos): 510 / 1702 litros

Motor y transmisión

  • Denominación: 2.2 DE de 163 CV
  • Combustible: diésel
  • Tecnología: inyección directa common rail con turboalimentación
  • Número de cilindros / desplazamiento: 4 / 2.200 cc
  • Potencia: 163 CV a 3.500 rpm
  • Par máximo: 360 Nm entre 1.800 y 3.000 rpm
  • Tracción: delantera
  • Caja de cambios: manual de seis marchas
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 9.2 segundos
  • Velocidad máxima: 212 km/h
  • Consumo urbano / carretera / mixto: 7 / 4.7 / 5.5 litros/100 km
  • Emisión de CO2: 147 gr/km
  • Tramo del Impuesto de Matriculación: 4.75 %

Prueba del Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive

En Diariomotor: Mazda 6 2008, galería de imágenes y equipamiento a fondo | Mazda6 2.2 DE 163 CV Active contra Honda Accord 2.2 i-DTEC 150 CV Elegance | Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba, primera parte | Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba, segunda parte

Lee a continuación: Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba, segunda parte

Solicita tu oferta desde 23.180 €
  • Pingback: Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba, segunda parte — Diariomotor()

  • Pingback: Mazda 6 2.2 DE de 163 CV Sportive a prueba, primera parte — Diariomotor()

  • YO

    Pues bueno, finalizada la prueba, la cual por cierto, bastante completa y explicada (raro verlas asi…) me ha sumado muchos enteros el coche, mas positivos que negativos.
    Para empezar, creo que sus principales competidores son el 159, c5, 9-3, e incluso el laguna, aun así, el principal rival pienso que seguira siendo el italiano por su filosofia compartida.
    Tengo algún contra con este mazda, y son ciertos detalles de acabados que no me terminan de convencer, como las pantallas multifunción situadas una encima de los aireadores y la otra en medio del las esfereas de velocidad/revoluciones, tambien el diseño de las puertas con los extintos seguros de ellas incorporados en las manillas y la posición de los elevalunas, tambien puedo criticar su imposibilidad (casi total)de personalización y por último el diseño de los mandos del climatizador. Todo esto, me hace recordar a un modelo mas viejo del que en realidad es, ya que las pantallas, al menos en ese diseño, parecen de la generación anterior, las puertas lo mismo… pero bueno, caminando hacia los pros, en general el habitaculo, a excepción de esos detalles, tiene un diseño “tranquilo” y nada sobrecargado muy bien resuelto y agradable a la vista (por diseño y materiales), un buen espacio interior, un motor potente y “fiable”, un buen equipamiento de serie, y su mayor juego, el diseño exterior, que juegan mucho a su favor.
    A cuestión final, el precio, no me parece alto si le quitamos el navegador (elemento que casi nunca viene de serie en ningun modelo) y a igualdad de todo con el resto de marcas, sale bien parado (no el mejor, pero ni mucho menos el peor)

  • josete

    Yo creo que no se puede meter en esta comparativa a el 159, esta muy desfasado y su indice de ventas ha sido muy pobre, este coche yo le compararia con coches mas actuales y de mas reciente aparicion como el Insignia de Opel, Exeo, C5 o Avensis. A mi me parece un cochazo y muy atractivo por dentro y por fuera. La istrumentacion la veo muy completa e intuitiva, con todo en su justo sitio y bien ubicado.

  • YO

    bueno… en cuanto lo de desfasado no se a lo que te refieres, porque ni en mototres, ni diseño, ni calidad ni… lo está, el problema es el peso que tiene, las cosas como son que si está por encima de la media, pero nada imposible de superar con los nuevos jtd 170cv.
    De los que has dicho, quitaba rapidamente el exeo, coche que me gusta, pero ese si que esta un tanto desfasado. has visto alguna vez un mazda 6 junto a un exeo? la noche y el día, en diseño y en tamaño, tanto, que el seat parece mucho mas pequeño y del estilo de un cruze (poniendolos al lado, el seat queda “raquitico”)

  • cocochas

    Ostra, eso es en castiñeiras XD, como es que vinisteis a galicia a hacer la prueba? XD

  • Cocochas, a los que somos de la tierra nos gusta que salga en las fotos ;)

  • cocochas

    desdeluego XD, yo soy de moaña, y cuando mire la foto flipé XD

  • A mi personalmente no me gusta nada,porque tiene un motor 2.200 y da 163cv bmw 320d motor 2.000,que es inferior y te da 177cv,este gasta 5,5litro a los 100km,bmw 320d en automático que gasta aún más 4.1 litros,velocidad máxima,más de lo mismo,y no me podéis decir nada,ya que los dos son diésel y el del mazda es un motor mayor,que generalmente dan más rendimiento,pero aún así,BMW

  • joseba

    hola¡¡ Es un coche precioso la verdad pero excesivo en su precio me parece una burrada 35000euros casi 6 millones de pesetas por ese precio creo que me decantaria por otras marcas sin duda saludos.