comscore
MENÚ
Diariomotor
Opinión

5 MIN

Plan 2000E, prorrogado hasta 2010

El Plan 2000E ha supuesto un buen empujón para un sector automovilístico español que en los dos últimos años se veía cómo caía en picado con poco remedio. Una pequeña ayuda que quizás no sea más que un parche temporal, pero que al menos ha evitado que continuasen el descalabro en ventas, caída de producción y pérdida de puestos de trabajo. Hasta ahora, más de 176.000 compras de automóviles se acogieron al Plan.

Ante el agotamiento de los fondos previstos para el Plan 2000E y las dificultades de las últimas semanas para acogerse a él en compras de vehículos nuevos, el Estado ha dado un paso adelante y ha confirmado que tendrá continuidad en los meses restantes de este año y también para el 2010, con una nueva dotación presupuestaria. De esta forma, la industria puede estar un poco más tranquila a corto plazo, y quizás esto sirva para una consolidación de la mejora en ventas experimentada los últimos meses.

Miguel Sebastián, Ministro de Industria, Turismo y Comercio, confirmó que las ayudas directas del Plan 2000E para comprar un coche nuevo de más bajas emisiones contaminantes y achatarrar uno de más de 10 años continuarán en los próximos meses. Para ello, se habilitarán a tal efecto 40 millones de euros para lo que queda del año 2009, lo que permitirá realizar 80.000 operaciones más, de los que 25 millones saldrán de las arcas del Ministerio de Enonomía y los 15 restantes del Ministerio de Industria.

Para 2010 también está confirmada la continuidad del Plan, pero su dotación presupuestaria todavía está por determinar, ya que depende de los Presupuestos Generales del Estado y su definitiva aprobación. Según el propio Sebastián, “se espera que los fabricantes y las Comunidades Autónomas sigan apoyando al Plan 2000E y su continuidad, ya que ha servido para incrementar ventas de coches en un momento de crisis. El plan ha sido un éxito rotundo que ha conseguido darle la vuelta al mercado, pasando de una caída de las ventas del 40% a un aumento del 20%”.

Además, el Ministro destaca que el Plan está cumpliendo todas las previsiones con creces, no sólo en lo relativo a impulsar las ventas de automóviles nuevos, sino que al retirar de la circulación automóviles de más de 10 años y más contaminantes, se renueva el parque móvil y esto influye notablemente en la mejora de la seguridad y la reducción de las emisiones contaminantes. Nada se dice de que los costes del Plan 2000E se compensan con la mayor recaudación de impuestos al aumentar las ventas, en tasas como el IVA o el Impuesto de Matriculación, pero éste tampoco es un aspecto secundario.

En lo relativo al sector del automóvil, también hay unanimidad. Fabricantes, importadores, concesionarios, vendedores y proveedores han mostrado su compromiso y apoyo a la continuación del Plan. Anfac, Aniacam, Faconauto y Ganvam creen que la prórroga del Plan 2000E es beneficioso para toda la cadena del automóvil y para los puestos de trabajo generados, y seguramente no les falte razón.

Francisco Javier García Sanz, en nombre de todas las asociaciones, afirma que “esta renovación del plan continuará también con los beneficios tan positivos que está teniendo para la sociedad al favorecer una intensa renovación del parque automovilístico y una mejora de su eficiencia y seguridad vial. Es una medida muy importante para el sector de automoción instalado en España y demuestra el compromiso del Gobierno hacia el sector. Será un paso más hacia la sostenibilidad económica, social y medioambiental del país.”

En mi modesta opinión, creo que el Plan 2000E no deja de ser una tirita para una herida tan grande como es la situación económica actual. Pan para hoy y hambre para mañana, que se suele decir, porque la salud y actividad de un sector no puede depender eternamente de las ayudas públicas, sino de una economía saneada que haga que los consumidores puedan permitirse un consumo de bienes mayor. Seguro que otros muchos sectores que pasan por dificultades también se sumarán al hecho de pedir ayudas y subvenciones, provocando un efecto dominó.

¿Qué haremos cuando los compradores se acostumbren a los enormes descuentos de los fabricantes y a las ayudas estatales y de repente, al mejorar ligeramente la economía, éstos se reduzcan o desaparezcan? Las ventas del 2008 y principios del 2009 no estaban a un nivel normal, cierto, pero también el mercado en años anteriores estaba inflado gracias a la nube en la que vivíamos y al crédito fácil, y no se correspondían a la realidad.

De todas formas, es innegable que la ampliación temporal del Plan 2000E es una buena noticia para el conjunto del sector y para la conservación de los puestos de trabajo, aunque al final para sostener el mercado las ayudas salgan del bolsillo de todos los españoles. Esperaremos a ver si en los próximos meses se consolida esta tímida recuperación del mercado

Vía: El Mundo En Diariomotor: Plan 2000E | Plan 2000E, también para vehículos seminuevos | El Plan 2000E ralentiza la crisis de ventas de automóviles