comscore
MENÚ
Diariomotor
Varios

2 MIN

El Gran Premio de Alemania se va a Berlín-Tempelhof en 2011

Actualización: Tomaoslo con una dosis de escepticismo, puede que nos hayan colado una de esas bromitas del día 1 de abril.

Berlín-Tempelhof es el nombre del primer aeropuerto de la capital alemana, un icónico aeródromo construido en 1936 por el que han pasado décadas de intensa historia. Desde concentraciones de masas en la época nazi, al aterrizaje de aviones de ayuda tras la Segunda Guerra Mundial durante el bloqueo de Berlín. El 31 de octubre de 2008 cerraba sus puertas al tráfico aéreo, debido a su situación y características. Está en el centro de la ciudad – con las consiguientes molestias – y era ya demasiado pequeño.

Su tamaño impedía aterrizar a aviones como el Airbus A340 o el Boeing 747, por lo que el tráfico se fue derivando poco a poco a Berlín-Schönefeld, que se amplía para suplir las funciones de Tempelhof. Lo que nos lleva a la actualidad y a qué hacer con el gigantesco espacio vacío que deja. Ha habido diferentes propuestas, pero por lo que AutoBild Alemania ha conseguido averiguar, será la nueva sede del Gran Premio de Alemania a partir del año 2011. Grandes noticias para los amantes alemanes del automovilismo.

Por lo que parece, el millonario estadounidense John Doe – un magnate de la comida rápida – estaría tras la operación. De raíces alemanas y un gran aficionado a las carreras, está orgulloso de que “la Fórmula 1 vuelva al lugar que le pertenece, a sus raíces”. El circuito ya habría sido medio diseñado, con un sketch como imagen de cabecera. No es el típico circuito, sino un trazado muy rápido, casi un oval con varios quiebros pronunciados nombrados en honor a algunos iconos de Berlín, desde Kreuzberg a Marlene Dietrich.

El GP de Alemania reportaría al ayuntamiento unos 13 millones de euros por carrera, sin contar la afluencia hotelera y las hordas de aficionados que invadirían la ciudad. El único inconveniente es que se abandonaría el Nürburgring como escenario del Gran Premio de Alemania. Aunque no está confirmado abandonar el Nürburgring es el equivalente automovilístico a que la ceremonia de los Óscar se celebre en Pekín.

Vía: Autobild (en alemán) En Diariomotor: Mercedes Clase E en el aeropuerto de Moscú, publicidad boca abajo | El Mercedes SLS AMG es el nuevo Safety Car de la Fórmula 1 | Nürburgring en Fórmula 1, vídeos de 1967