Una casa para el Mitsubishi i-MiEV

Fernando Moreno  | 

La única característica que puede hacer interesante la adquisición de un coche eléctrico es la posibilidad de poder recargar sus baterías sin tener que pagar por ello. Mientras tanto, las compañías eléctricas se arriman, frotándose las manos anta las perspectivas de negocio, a cualquier plan ideado por fabricantes y/o gobiernos destinados a potenciar el desarrollo e implantación del coche eléctrico. Sin embargo, una empresa constructora alemana ha hecho lo propio, pero esta vez teniendo en mente las posibilidades de ahorro para el consumidor.

Mitsubishi y WeberHaus (especialista alemana en viviendas fabricadas en madera) han unido sus fuerzas para ofrecer un planteamiento diferente a la hora de incorporar el coche eléctrico a la vida cotidiana. Juntos han desarrollado la casa “Plus-Energie-Haus”, una casa capaz de autoabastecer sus necesidades energéticas (por medio de la energía solar, por supuesto) y, además, conseguir un sobrante para poder mover nuestro Mitsubishi i-MiEV. Un concepto novedoso e interesante, pero, hoy por hoy, todo menos barato.

Casa solar para el I-MiEV

El proyecto recibe el nombre de “Generation 5.0” y consiste en un pack compuesto por una vivienda unifamiliar con estructura de madera equipada con sus correspondientes placas solares y un puesto de recarga donde enchufar el Mitsubishi i-MiEV que completa el lote.

Dejando a un lado la estética de la vivienda y la practicidad del coche japonés, los datos energéticos del conjunto son lo realmente importante, y resultan esclarecedores: la casa tiene unas necesidades energéticas anuales cifradas en 10.850 kWh, destinadas en su mayor parte a calefacción y agua caliente sanitaria . El 60% de este gasto energético es cubierto por la planta solar térmica instalada en el tejado, aportando 6.315 kWh. El resto del tejado dispone de placas solares fotovoltaicas que producen otros 10.569 kWh. La producción energética total es de 16.884 kWh., lo que supone un excedente de casi 6.000 kWh. que se pueden emplear para recargar las baterías del i-MiEV.

Sigamos con los cálculos: el coche consume alrededor de 12 kWh. para recorrer 100 Km. Con un kilometraje medio anual de 15.000 kilómetros, consumiríamos unos 1800 kWh. y todavía nos sobrarían más de 4.000 kWh. para inyectar a la red eléctrica cobrando por ello la tarifa oficial vigente.

Casa solar para el I-MiEV

Un negocio casi redondo, si no fuera por el desembolso inicial. El Mitsubishi I-MiEV cuesta, en Japón, cerca de 34.000 euros. La vivienda tiene un coste de 115.000 euros sin contar la parcela de terreno, la construcción interior y el punto de recarga. No es barata, pero tampoco resulta demasiado gravosa si lo comparamos con las auténticas barbaridades que se han llegado a pagar por estos lares por simples cajas de zapatos adosadas.

De todos modos, es solo un proyecto de investigación que, de momento, no esta a la venta y que ya veremos si algún día llega al mercado. Lo que me llama la atención es que los cálculos que hemos manejado están realizados para un país como Alemania, con inviernos bastante duros y muchas menos horas de luz solar que en la Europa mediterránea. Una casa así ubicada en el sur de España sería la envidia del vecindario. Sobre todo porque produciría electricidad suficiente para poder llenar el depósito de, por ejemplo, un posible Tesla Roadster o algo similar aparcado en el jardín. Y encima, sin tener que pagar un duro a la compañía eléctrica de la zona.

Via: autobild | WeberHaus.de
En Diariomotor: Mitsubishi i-MiEV para la policía británica | Mitsubishi presenta el i-MIEV, la versión final de su eléctrico | Mitsubishi i-MiEV Cargo Concept

Lee a continuación: Mitsubishi PX-MiEV Concept

El Mitsubishi i-MIEV es la apuesta de la firma nipona por el coche eléctrico a baterías, con 67 CV su escenario predilecto es el tráfico denso en ciudad

Ver todos los comentarios 8