Niños precoces al volante: los pilotos del futuro

Fran López  | 

Cuando vemos a pilotos jóvenes con veintipocos años (o incluso menos) al volante de un monoplaza, en una copa de turismos o pilotando un coche de rallyes, ya casi no nos extrañan sus habilidades al volante. Sin ir más lejos, muchos pilotos cada vez llegan más jóvenes a la Fórmula 1 y pese a ello son capaces de deslumbrar con sus capacidades y resultados: por poner dos ejemplos, Sebastian Vettel o (salvando las distancias hasta el momento) Jaime Alguersuari.

Por supuesto, para llegar ahí hace falta mucho trabajo, suerte y – por qué no decirlo – también patrocinadores, dinero y estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Una trayectoria de muchos años a sus espaldas, comenzando en la competición desde las categorías base (karts incluidos) desde la más tierna infancia, con apenas unos pocos años de edad. En esta ocasión os vamos a dar un par de ejemplos que quién sabe si algún día llegarán a lo más alto, porque viéndolos pilotar se nos quedan los ojos abiertos como platos.

El primero de estos ejemplos son dos hermanos alemanes, Schorschi y Seppi Wörle, de 14 y 10 años de edad, respectivamente. Como a todos los niños de su edad, a Seppi le gusta jugar a la Playstation y seguramente no tanto ponerse a hacer los deberes, pero está muy familiarizado con los Porsche, ya que su familia regenta el Porsche Zentrum 5 Seen en Munich.

Eso puede explicar muchas cosas, pero cuando lo vemos no conducir, sino más bien pilotar, a sus 10 años en el vídeo inmediatamente superior nos damos cuenta de que sabe perfectamente lo que hace. Ponerse al volante de este Porsche 911 GT3 RS podría impresionar casi a cualquiera, pero no a Seppi, y si no me creéis, mirad qué manejo tiene en circuito mojado.

El otro caso que os mostramos es el de Kalle Rovanperä, con 8 años de edad e hijo del ex-piloto finlandés del WRC Harri Rovanperä. Casi todos los pilotos nórdicos de rallyes se inician a muy corta edad, pilotando en nieve y tierra, de ahí que posteriormente deslumbren al mundo en las pruebas del Mundial que se disputan sobre estos terrenos.

Kalle apenas llega a los pedales, pero ya sabe lo que es pilotar por pistas abiertas con abundante nieve a elevadas velocidades. Con aprendizajes así, quemando rueda o contravolanteando a elevadas velocidades sin piedad con sólo 8 años, ¿cómo no van a dominar posteriormente los rallyes sobre cualquier superficie?

Vía: Jalopnik | Racingpasión
En Diariomotor: Un niño accidenta un monovolúmen mientras lleva a casa a sus padres borrachos | Cómo driftear un Mitsubishi Lancer Evolution sobre hielo con 11 años, vídeo

Lee a continuación: Sorprendente accidente de Buemi y nueva rotura de Alonso en el GP de China

Ver todos los comentarios 22