comscore
MENÚ
Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

Cardok, guarda tu coche bajo tierra en el jardín

Si tienes una mansión, no quieres construir la típica caseta del garaje pero tampoco quieres guardar tu fabuloso Porsche, Ferrari o Lamborghini a la vista, ¿qué puedes hacer? Cardok es una de las posibles soluciones porque guarda tu coche bajo tierra sin que se aprecie desde fuera. Claro que a lo mejor habría que replantearse la pregunta…

El sistema del Cardok es de lo más sencillo, al menos teóricamente. Bajo el suelo de la finca en cuestión los operarios cavan un hueco amplio en el que cabe un coche a una profundidad de algo más de dos metros e instalan una especie de caja metálica elevadora con suelo y techo plano. En el interior de esa caja se sitúa el coche en cuestión y sobre el techo la tierra en cuestión.

La plataforma oculta completamente el coche cuando está guardado, desde arriba prácticamente no se aprecia que ahí hay algo. Cuando se quiera acceder al coche simplemente se acciona un botón y la plataforma se eleva, dejando el suelo del armazón a la altura de la superficie del camino. Incluso puede elevarse con un coche situado sobre el techo del armazón, otra de las ventajas de las que hablan sus creadores.

Para entenderlo mejor aquí está un vídeo del aparato en funcionamiento, durante la parte del proceso en la que guarda un precioso Porsche bajo el suelo.

Los inventores del Cardok hablan de una amplia lista de beneficios como el camuflaje del garaje, la protección contra inclemencias y contra el robo del vehículo, la elegancia del sistema y así podría continuar. Y me permito añadir el hecho de que queda muy bien para fardar con las visitas de tener un aparcamiento muy cool. Lo cierto es que no parece un mal sistema si cuenta con una fuente eléctrica propia (por si se va la luz y quieres recuperar tu coche) y si el armazón puede resistir movimiento de tierra.

El Cardok soporta hasta 3 toneladas de peso, lo que nos da para vehículos no precisamente pequeños, y la instalación cuesta alrededor de los 45.000 euros. Existen versiones para uno, dos o más coches por si la colección motorizada es todavía más amplia. Todo un lujazo que por lo visto ha llegado a tener tanto éxito que la lista de espera se ha acercado a seis meses.

El resto de los que, afortunadamente, posean una finca y un coche convencional esto le parece una tontería. El garaje de siempre es suficiente. Y, si no, puedes camuflarlo con un mural.

Gracias a Luther-King por la pista.

Vía: mtmtCardok

En Diariomotor: PlusPark2, soluciones de aparcamiento a distinta altura