BMW 120d Coupé, a prueba (II)

Pepe Giménez  |  @pgimenezvilchez  | 

Ayer comenzamos la primera parte de la prueba del BMW 120d Coupé, un vehículo que exteriormente es más agraciado que las versiones de tres y cinco puertas, aunque debe ser cada cual quien juzgue su estética atendiendo a sus gustos personales. En mi opinión, el nuevo diseño de la zaga hace que mejore su encanto... además los pasos de rueda ensanchados realzan el carácter deportivo del Serie 1 Coupé.

Las modificaciones son pequeñas y poco llamativas. Por un lado, el coupé se diferencia de los modelos de tres y cinco puertas por el nuevo faldón delantero. En el 120d Coupé, la parte inferior del faldón tiene una entrada de aire central de gran tamaño y dos entradas laterales más pequeñas. Por lo demás, los faros delanteros son idénticos al resto de la gama y, junto a ellos, podemos encontrar la clásica parrilla ovoide de BMW con un ancho y llamativo marco cromado.

BMW 120d coupé, a prueba

Diseño exterior: más de lo mismo, excepto en la zaga

Los faros delanteros apenas han sufrido cambios desde que se comenzase a comercializar la Serie 1 en 2007. Creo que por aparentar ser “anticuados” son lo que más desentona. Nuestra unidad de pruebas incorporaba faros bi-xenón opcionales (694 €) con anillos de luz diurna que consiguen que el coupé sea, inconfundiblemente, un BMW.

En ellos, las molduras oscuras en la zona de los faros contrastan con los marcos metálicos de los grupos ópticos de faros dobles. Asimismo, el sistema de iluminación también estaba compuesto por luces direccionales en curva y con función de esquina que, hasta no hace mucho, sólo incorporaban vehículos de categorías superiores.

BMW 120d coupé, a prueba

Visto de perfil, parece que el centro del vehículo ha sido desplazado hacia el eje posterior por el morro tan alargado y la mayor inclinación del pilar B. De la parte trasera cabe destacar que la vía es 20mm más ancha que las versiones de 3 y 5 puertas. Las proporciones son bastantes deportivas y los grupos ópticos traseros son excepcionalmente bonitos.

Las luces posteriores están iluminadas con técnica LED a base de franjas horizontales de luz. Además, la activación de las luces de frenado se realiza en dos fases, dependiendo de la fuerza aplicada sobre el pedal del freno, contribuyendo a un aumento de la seguridad.

Si se desea mejorar la presencia deportiva de nuestro vehículo se puede adquirir un kit firmado por BMW Motorsport que por un precio próximo a 3.000 € ofrece modificaciones estéticas exteriores, pequeños cambios interiores, así como asientos deportivos, llantas especiales y suspensión deportiva. El modelo más potente de la gama, el 135i Coupé, incluye este kit M de serie y presenta un sistema de frenos mejorados.

BMW 120d coupé, a prueba

El interior: demasiado sencillo pero bien hecho

Para pasar al interior, abrimos la puerta de gran tamaño cuya ventana no presenta marco al más puro estilo cupé. Desde el cockpit, parece que vamos sentados muy atrás, por lo que la posición de conducción es soberbia y suficientemente baja. Los asientos tapizados en cuero negro que monta nuestro vehículo son muy buenos y la visibilidad es amplia en todas direcciones ya que prevalece el ambiente diáfano de cualquier Serie 1.

Los acabados son extraordinarios y muy sólidos, aunque más simples que otros modelos de la casa bávara y de la competencia. El tacto de los mandos y el ajuste de los elementos son sobresalientes, de ahí que apenas se perciban vibraciones cuando se circula sobre vías en mal estado.

BMW 120d coupé, a prueba

Como comentamos en la prueba del BMW X6, la sencilla instrumentación del velocímetro desluce un poco, más aún cuando modelos de la competencia ofrecen alternativas más vistosas, como grandes pantallas TFT a color. En el salpicadero destaca la prominente pantalla TFT que confiere un toque “Premium” donde se combinan el sistema de navegación, audio e iDrive. Sin embargo, los vehículos que no equipan el sistema de navegación (2.130 €), tienen en su lugar un portaobjetos que queda más que soso.

Quitando el portón del maletero que hacía algún pequeño ruido, llama la atención que las ventanas de las puertas (sin marco), que suelen emitir algún chasquido en la mayoría de los coches, estaban perfectamente ajustadas… Habrá que ver cómo les afectan los kilómetros y el paso del tiempo, ya que nuestro vehículo de pruebas apenas superaba los 4.000 kilómetros.

BMW 120d coupé, a prueba

En la consola central, que separa al conductor del acompañante, se encuentra el “Controller” del iDrive mediante el cual se maneja la radio, el GPS y demás. Aparte de lo ya mencionado, nuestra unidad iba bastante completa en lo que a extras se refiere: control de distancia de aparcamiento PDC (868 €), control de crucero (312 €), techo solar (1.135 €), o Bluetooth (717 €) – entre otros – por lo que los 32.280 € de precio base distan mucho del precio final de esta unidad.

Un detalle que no me ha gustado, han sido las molduras decorativas de aluminio pulido que había en el salpicadero. Lo cierto es que te deslumbran en los ojos cuando sobre ellas incide directamente el sol y resultan muy molestas… No obstante, se pueden solicitar seis tipos diferentes de molduras decorativas: madera de álamo, titanio, y varias tonalidades negras y grises. Por su parte, el volante deportivo opcional cuenta también con molduras embellecedoras, en este caso, de color brillante aperlado.

BMW 120d coupé, a prueba

Echando un vistazo a las plazas traseras descubrimos dos asientos individuales, con espacio suficiente para los ocupantes y muy confortables. El acceso a ellos puede resultar algo incómodo por su baja posición siendo necesario entrar “hasta la cocina” para luego dejarse caer en la butaca. Asimismo, el diseño cupé del techo presenta una caída que resta espacio para las cabezas de aquellos pasajeros que midan más de metro ochenta.

El maletero es más que suficiente: cubica 370 litros. Estos son 40 litros más que las versiones de 3 y 5 puertas; incluso es más grande que el del Volkswagen Golf pero algo menor que el del Ford Focus. No todo son ventajas, ya que el nuevo portón no es tan cómodo para meter o sacar el equipaje como la tapa del Serie 1 de 3 ó 5 puertas.

Mañana finalizaremos la prueba viendo qué tal se comporta en carretera y publicando el dictamen final.

BMW 120d coupé, a prueba

En Diariomotor: BMW Serie 1 Coupé, características técnicas | BMW Serie 1 2010, nuevos motores y acabados

Lee a continuación: BMW 120d Coupé, a prueba (I)

Toda la información que necesitas sobre el modelo BMW Serie 1 Coupé: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 16