BMW 120d Coupé, a prueba (III)

Pepe Giménez  |  @pgimenezvilchez  | 

Durante los últimos dos días hemos hecho un repaso al BMW 120d Coupé (primera parte y segunda parte), pero aún nos quedaba comentar las sensaciones de conducción. La prueba dinámica la hemos realizado en todo tipo de vías, haciendo especial hincapié en trayectos por autovía y carreteras de montaña. Donde más nos ha sorprendido ha sido en carreteras de montaña ya que las reacciones no son nada deportivas para un vehículo con 177 caballos del que algún cliente podría esperar algo más.

Los motivos por los que no ha terminado de convencerme son dos: la suspensión estándar es demasiado blanda y la dirección asistida electromecánica presenta una puesta a punto muy flexible que requiere constantes correcciones y limita tu confianza. Buscando el lado positivo, podríamos decir que la dirección es muy comunicativa, pero a mi entender opino que sería necesaria una configuración más dura tanto de la suspensión como de la dirección y transmitir así un carácter más deportivo.

Acuérdate de pedir la suspensión deportiva…

En ocasiones sientes como el vehículo se percibe poco apasionado, desinteresado me atrevería a decir. El problema de la suspensión se puede solucionar solicitando la suspensión deportiva M (394 €) la cual es 22mm más baja y considerablemente más dura. Este sería el primer extra que incluiría en una posible compra de este coche, aún sabiendo que mis acompañantes no viajarían tan cómodos.

BMW 120d Coupé, a prueba

La suspensión de serie es independiente en ambos ejes, de tipo McPherson. El BMW 135i ya trae la suspensión deportiva M de serie y soluciona este problema de dureza, lo cual es ideal para eliminar incómodos balanceos de la carrocería y mejorar la diligencia. Aunque se pierda algo de confort, sin duda es necesaria para buscar una respuesta más deportiva.

Por otro lado, la “flacidez” de la dirección se puede mejorar gracias al sistema de dirección activa opcional (1.566 €) que adapta la desmultiplicación de la dirección dependiendo de la velocidad del coche y que habiéndolo probado en otros modelos de la marca nos ha parecido bastante convincente… Si no solicitas estos extras y buscas deportividad en tu 120d, ten por seguro que no la vas a encontrar, lo que sería una pena, para un vehículo que cuenta con un motor tan genuino y un chasis tan exquisito.

Otro pequeño defecto que hemos encontrado ha sido la programación demasiado intrusiva del ESP, que actuaba a la mínima oportunidad. Tanto es así que daba la sensación de no estar bien regulada, porque actuaba cuando no debería, incluso cuando se pasa a baja velocidad sobre pequeños badenes en ciudad.

BMW 120d Coupé, a prueba

En líneas generales el comportamiento es notable

Por lo demás es un coche acertadamente puesto a punto. El morro entra por donde se desea y pasa la curva sin ofrecer resistencia. También es muy cómodo para viajar por autovía, carreteras secundarias o para moverse por ciudad. Sin pequeños grillos ni ruidos extraños que molesten y con un chasis que ofrece un balance adecuado y hace que sea agradable de conducir.

Además la propulsión trasera confiere una capacidad de tracción elevadísima y el equilibrado reparto de pesos entre los ejes influye en una gran compostura al circular, que permite largos viajes sin producir fatiga.

La caja de cambios automática que poseía nuestra unidad (2.375 €) ofrece una posición deportiva e incluye la función Steptronic. Con esta función, es posible cambiar de marchas de forma manual, ya sea utilizando la palanca en la consola central o las levas – opcionales – que nuestra unidad no montaba.

BMW 120d Coupé, a prueba

Pulsando la tecla DTC del salpicadero, el ESP entra en acción más tardíamente y permite pequeñas derrapadas antes de volver a funcionar y corregir la trayectoria si la situación se nos ha ido de las manos y se avecina un siniestro. Sin embargo no creas que vas a tener una máquina del drifting al estilo del M3, y es que los 177 caballos no son suficientes para “driftear” al salir de una curva pisando el acelerador a tope…

En cambio sí que puedes simular tener un pequeño M3, si vas a una pista cerrada de tierra y desconectas las ayudas electrónicas por completo pulsando el botón “DTC” durante algunos segundos. Aunque esto no es muy recomendable si no se tiene suficiente práctica, lo cierto es que es el 120d se convierte en una máquina fácil de hacer derrapar porque los 35.7 mkg (350 Nm) de par te harán disfrutar de lo lindo y por unos momentos sentir que estamos a los mandos del próximo Serie 1 M...

BMW 120d Coupé, a prueba

Puede que el precio te eche atrás…

Visto el BMW 120d Coupé es hora de emitir un veredicto. Por un lado es un vehículo con una calidad sobresaliente, al que le echamos en falta una puesta a punto más deportiva y, por 32.800 € de precio base, echamos en falta algunos elementos que se ofertan como opcionales: alarma, automatismo de luces y parabrisas, control de velocidad…

En esta ocasión le ocurre algo parecido al Audi A3: podríamos decir que su compra depende no sólo del gusto personal por su estética; también depende de la cuenta corriente de cada uno, porque puede resultar prohibitivo y habrá gente que opte por opciones más económicas como el Peugeot RCZ (2.0 HDI de 163CV por 30,900 €) o Volkwagen Scirocco (2.0TDI de 170 CV cuesta 27,880 €).

En el pasado, los BMW eran caros porque eran claramente mejores, más excitantes que sus rivales y por eso el precio estaba justificado. Pero en este caso no están excusados: por ese precio puedes comprar dos pequeños compactos o incluso un Golf GTI/GTD (este último tiene un motor con potencia similar) por 3.000 € y 3.500 € menos respectivamente.

En pocas palabras

Lo mejor: motor, consumo, comportamiento en autovía.
Lo peor: precio, destreza en conducción deportiva.

BMW 120d Coupé, a prueba

Especificaciones

Motor: 2.0 diesel, 4 cilindros en línea, inyección directa “common rail” con turbocompresor.
Cilindrada real: 1.995 cc
Caja de cambios: Automática
Potencia: 177 CV a 4.000 rpm
Par máximo: 350 Nm entre las 1.750 y las 3.000 rpm
Aceleración (0 a 100 km/h): 7.8 segundos
Velocidad máxima: 226 km/h
Peso: 1.455 kg
Consumos oficiales: Urbano: 7.2 l/100 km, Extraurbano: 4.4 l/100 km, Mixto: 5.4 l/100 km
Consumos medidos: Urbano: 7 l/100 km, Extraurbano: 4.5 l/100 km, Mixto: 5.4 l/100 km
Emisiones de CO2 según UE: 144 g/km
Precio (sin extras): desde 32.800 €

BMW 120d coupé, a prueba

En Diariomotor: BMW Serie 1 Coupé, características técnicas | BMW Serie 1 2010, nuevos motores y acabados

Lee a continuación: BMW 120d Coupé, a prueba (II)

Toda la información que necesitas sobre el modelo BMW Serie 1 Coupé: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 22