Wimmer regala una caballería de 480 corceles al Golf R

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

Dice la RAE que corcel es “caballo ligero, de mucha alzada, que servía para los torneos y batallas” así que parece bastante adecuado como adjetivo para los 480 caballos que hay bajo el capó de este Volkswagen Golf R. Si hubiera que inventar algo podríamos ponerle otra R más, aunque Golf RR suena raro, o yendo más allá HS (de Hiper Espacio). Creo que la memoria me funciona lo suficientemente bien como para poder afirmar que es el Golf VI más potente creado hasta ahora.

Wimmer lo ha bautizado como Red Devil V y sus cifras hablan por sí mismas: 480 CV entregados con la aguja en las 6.000 vueltas, 610 Nm de par máximo (ojo que “casi” dobla la cifra original, 350 Nm) y un suculento ratio de 3.04 Kg por CV de potencia. El otro dato que nos interesa es el de su velocidad máxima pero parece que aquí Wimmer se deja llevar por el “control” y limite electrónicamente la punta en los 291 Km/h. Tampoco es que importe mucho si corres en circuito, lo que prima es su enorme entrega de fuerza.

Wimmer Volkswagen Golf R

La pregunta que os estáis haciendo se responde rápidamente: sí, sigue utilizando el motor TFSI de 2.0 litros, el mismo que originalmente dotaba de 271 CV al Golf R. Eso sí la revisión que le han hecho es más que completa y no olvida desde la electrónica al turbocompresor, desde las mejoras en la admisión hasta en la refrigeración, ni los árboles de levas ni una salida de escape con catalizador deportivo. Un compendio de detalles destinados a conseguir estas cifras sin minarle exageradamente la vida al motor.

Bajo la carrocería se extiende un chasis compuesto de una suspensión coilover con las virtudes habituales, mayor estabilidad, mejor paso por curva y menor altura de la base de la carrocería con respecto al suelo. En opción, y altamente aconsejable, Wimmer ofrece un juego de frenos deportivos. De ambos aspectos no han dado detalles pero me imagino que serán lo suficientemente adecuados como para tener en todo momento el control de la situación.

Wimmer Volkswagen Golf R

Lo mejor de todo es que Wimmer no se ha dejado llevar por la ostentosidad en el exterior del Golf R. No es que sea el más discreto del mundo con esas llantas de color negro, que además son prácticamente calcadas a las originales de 18”, pero es que no hay otro cambio reseñable en su apariencia. Todo lo importante se queda en el interior para hacer de este Golf R una auténtica joya de circuito, con su jugoso caudal de fuerza entregado a las cuatro ruedas.

Wimmer Volkswagen Golf R

Vía: Zercustoms

En Diariomotor: Volkswagen Golf R, a prueba | Ruedas de fuego y 330 CV para el Volkswagen Golf RVolkswagen Golf R B&B hasta los 362 CV

Lee a continuación: Tiff Needell prefiere el Seat León Cupra R al Volkswagen Golf R

Ver todos los comentarios 13