Volkswagen Golf R, a prueba (I)

Pepe Giménez  |  @pgimenezvilchez  | 

Tener que trabajar un fin de semana no es nada sencillo, más aún después de haber estado los otros cinco días currando. Pero si tu trabajo consiste en probar un vehículo especial de la talla del nuevo Volkswagen Golf R, la cosa cambia; es más, incluso puede ser divertido.

Así que el viernes por la mañana nuestro fotógrafo y “el menda” metimos nuestros bártulos en el maletero del nuevo Golf R preparados para salir de Madrid y hacer unos 500km hasta llegar a Granada, concretamente a la estación de esquí de Sierra Nevada. Con un par de maletas, los útiles de fotografía, buena música y ganas de disfrutar partimos en dirección sur.

<a href=Volkswagen Golf R, a prueba" title="Volkswagen Golf R, a prueba" src="https://www.diariomotor.com/imagenes/picscache/750x/volkswagen-golf-r-prueba-p1-2_750x.jpg"/>

Golf R: primera aproximación

El Golf R es la versión más extrema del popular compacto alemán, que se ha convertido en el Golf más rápido, potente y caro de la historia. Sin embargo, las brutales prestaciones dinámica (ofrece 271 CV y puede alcanzar los 0-100 en sólo 5.7 segundos) no se trasladan a una apariencia extremadamente deportiva que va rompiendo cuellos allá por donde pasa.

Por lo menos, sentado en el habitáculo puedes conocer quién es entendedor de coches y quién no. Está claro que quien gira la cabeza para fijarse en nosotros sabe que no está ante el clásico Golf de motor diesel TDI

No podemos negar que, para el público en general, el Golf R es discreto: roza el anonimato y tiene la capacidad de pasar desapercibido. A priori, podríamos pensar que esto es un defecto del R, pero los “cerebritos” germanos de Volkswagen han diseñado este coche en base a sus estudios de mercado buscando un perfil de cliente “maduro” que no desea llamar la atención, pero tampoco está dispuesto a renunciar a unas prestaciones espectaculares.

Volkswagen Golf R, a prueba

Volkswagen Golf R, a prueba

Para aquellos clientes que busquen algo más atrevido han creado el Scirocco R, que junto con el Ford Focus RS o el Renault Megane RS van orientados a clientes con un perfil más “cani” o “macarrilla”. Además, a diferencia de estos últimos competidores, el Golf R se puede convertir en un coche para la familia si se pide con 4 puertas por 630€ más.

El exterior, un Golf GTI un poco más vitaminado

Para mí, el Golf R no pasa inadvertido por su aspecto bajo y ancho y, las modificaciones respecto al Golf GTI tampoco. Se han introducido nuevos paragolpes más grandes y agresivos que incluyen tres grandes entradas de aire, unas llamativas luces LED de conducción diurna integradas en los laterales y una parrilla de color negro brillante donde se emplaza el logotipo “R”.

En el lateral también se incluyen estriberas ensanchadas y espejos retrovisores con carcasa negra; mientras que la trasera ofrece un spoiler de mayores dimensiones, luces oscurecidas formadas por 48 LEDs dispuestos en una sinuosa forma curva y un espectacular difusor negro donde se encuentran las dos salidas de escape cromadas en posición central que tienen un diámetro propio de las tuberías que abastecen una ciudad.

Volkswagen Golf R, a prueba

Las llantas de nuestra unidad de prensa eran de 18 pulgadas y color “plata esterlina” denominadas “Talladera”, que ofrecen una estética similar a las del Audi RS6 bajo unos neumáticos de 225/40. Opcionalmente se pueden solicitar las de 19 pulgadas con neumáticos de 235/35. Observando detenidamente a través de las llantas Talladera puedes encontrar las pinzas de freno lacadas en color negro brillante con el logotipo “R”. Los discos delanteros son de 345mm y los traseros de 310mm.

Durante nuestro viaje a Sierra Nevada y el posterior ascenso al pico Veleta pudimos comprobar que los asientos deportivos de serie –aunque llevan bordado el logo R en el reposacabezas son los mismos que el GTI- sujetan a la perfección sin restar comodidad. Sin embargo, los opcionales tipo “baquet” son una pasada. Pude verlos recientemente en un evento de Volkswagen y aunque disminuye algo la comodidad, ¡qué demonios!, sería uno de los primeros extras que solicitaría, aunque su precio no es que resulte una ganga.

Volkswagen Golf R, a prueba

Volkswagen Golf R, a prueba

El interior, lo importante está en los detalles

El interior sólo presenta ligeros cambios frente a cualquier Golf GTI. Evidentemente, esto es bueno porque la calidad de acabados del Golf siempre se ha caracterizado por ser excelente, pero los pequeños detalles en negro satinado y aluminio no son suficientes para un vehículo cuyo precio parte de 36.920€ y del que se espera algo más lujoso: algún detalle más, puesto que se trata del “buque insignia” de los Golf.

El volante me parece bastante bonito, con un tacto agradable. Los laterales del mismo están envueltos en cuero mientras que las partes superior e inferior presentan perforaciones. En este caso, las costuras son de color gris (en el Golf GTI eran de color rojo) y los aros del volante, donde se encuentran los botones multifunción han sido revestidos de una elegante laca de piano negra. Como de costumbre, el aro está achatado e incluye el logo R.

La instrumentación destaca por sus atractivas agujas azules y un sugerente velocímetro que asciende hasta 300km/h, para un vehículo que sólo puede alcanzar los 250km/h donde entra en funcionamiento la limitación electrónica. Dentro del equipamiento de serie podemos encontrar climatizador bizona, radio MP3 con pantalla táctil, faros bixenon con luz dinámica en curva, sensor de lluvia, pedales de aluminio, control de la velocidad de crucero…

Volkswagen Golf R, a prueba

Los extras merecen la pena

Extrañamente, la suspensión adaptativa DCC es opcional, pero resulta bastante interesante para buscar un plus de comodidad frente a la dura –pero necesaria- suspensión de serie cuando el pavimento se encuentra en mal estado.

Si los 37.000€ de precio base del Golf R pueden resultar excesivos, en cierto modo son testimoniales: porque cuando empiezas a añadir aquellos extras que consideres que un vehículo de la talla del Golf R debe tener, todo cambia: cambio DSG (1760€), asientos baquet (3285€ o 3605€ para cuatro puertas), suspensión adaptiva DCC (895€), GPS (785€), llantas de 19 pulgadas (695€), sensores de parking con cámara trasera (730€)… y con varios extras que seleccionemos, empezamos a hablar de cifras próximas a los 43.000€.

Mañana continuamos con la segunda parte de la prueba, centrándonos su motor y en las mejoras respecto al viejo Golf R32; pasado mañana con las sensaciones que transmite en carretera. No os despistéis…

  • Volkswagen Golf R, a prueba (II)
  • Volkswagen Golf R, a prueba (III)
  • Volkswagen Golf R, a prueba

    En Diariomotor: Volkswagen Golf R | Volkswagen Golf R y Scirocco R en Frankfurt 2009 | Volkswagen Golf R y Scirocco R, a la guerra contra los compactos de más de 250 CV

    Vídeo destacado del Volkswagen Golf

    Lee a continuación: Más equipamiento en los Volkswagen Polo, Golf y Scirocco

    El Volkswagen Golf es un compacto que se renovó por completo recientemente y está disponible con carrocería de cinco puertas

    Ver todos los comentarios 121