comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
SUV

7 MIN

SsangYong Korando, presentación y prueba en Mallorca (I)

SsangYong Korando, presentación y prueba en Mallorca

La semana pasada, fuimos invitados por SsangYong a Mallorca, para probar el nuevo Korando. Este SUV compacto – 4.41 metros de longitud – es el primer vehículo de la nueva SsangYong, ahora propiedad de Mahindra y lejos de la problemática propiedad de SAIC. Tras un año turbulento con problemas en la matriz coreana, las ventas vuelven a despegar y se confía en que el nuevo SsangYong Korando marque la diferencia con sus rivales del competido segmento, entre los que se encuentran los Nissan Qashqai o Mitsubishi ASX.

El Korando es el primer vehículo de un ambicioso plan quinquenal, con un lanzamiento por año que busca una completa renovación de la actual gama de modelos. El soporte financiero de Mahindra – un fuerte fabricante de origen hindú – y la autonomía delegada en SsangYong permitirán llevar a buen puerto esta ofensiva de producto. Un SUV más grande es el lanzamiento planificado para 2011; por el momento su código interno es D200 y reemplazará al ya muy veterano Rexton, estrenado en 2004.

Para SsangYong y para el público, el nuevo Korando es un vehículo que rompe los esquemas tradicionales de la marca. Abandona los motores longitudinales y los chasis de largueros y travesaños: su plataforma es monocasco y el motor va montado en posición delantera transversal, moviendo sólamente las ruedas delanteras en las versiones 4×2. Tras la presentación internacional, era hora de que los medios españoles lo catásemos. Nada más bajarnos del avión, 20 vehículos relucientes nos esperan bajo el sol mallorquín.

Matriculados hace poco más de dos semanas, nos dejaron francamente impresionados al primer golpe de vista, pues no esperábamos un diseño así de SsangYong. La marca coreana ha puesto toda la carne en el asador y ha decidido contratar la pluma Giorgetto Giugiaro para el nuevo Korando. Dicho sea de paso, Korando es un nombre mítico para la marca, su primer vehículo (allá por los años 50), un todoterreno tipo Jeep Willys, ya se llamaba Korando. La tercera generación se vendió en España a finales de los años 90.

Volviendo al actual Korando, Giugiaro ha hecho un diseño deportivo y elegante, pero en cierto modo conservador. Hay una razón para esta decisión, y es evitar diseños arriesgados de los que el público se canse rápidamente. Se ha buscado un diseño moderno, pero perdurable. Del frontal del nuevo SsangYong Korando destacamos la doble calandra, con rejilla tipo nido de abeja y dos ópticas de aspecto sencillo. Los antinieblas dan un toque rasgado y agresivo, flanqueando al conjunto.

El capó aporta un toque musculoso, con una bonita línea de expresión que desemboca en los pilares A. En el perfil lateral, los retrovisores ahoran incorporan intermitentes. Las llantas que montaba nuestra unidades tenían 18 pulgadas de diámetro y estaban terminadas en color titanio. Su combinación con unos pasos de rueda marcados – subrayados en plástico oscuro – y una cintura alta que limita la superficie acristalada lateral otorga un aspecto deportivo al Korando.

La zaga completa el repaso estilístico, con un portón del maletero redondeado – atentos al nervio bajo el cristal – y dos salidas de escape rectangulares, con su correspondiente cromado. Desde las alturas un spoiler vigila los grupos ópticos, amplios y de buena visibilidad. El emblema del coche resalta sobre el portón con letras plateadas. En general, podemos afirmar que es un coche bonito, atractivo, y que encaja con el actual gusto europeo por los SUV de tamaño compacto. Todo un acierto.

Es hora de subirse al habitáculo y sentarnos en los amplios asientos. Al comenzar la ruta en un Korando equipado con el acabado Limited, eran de cuero y tenían regulación eléctrica. El volante multifunción es ahora regulable en altura y profundidad, encontrar la posición perfecta de conducción no es complicado. Detalles de usabilidad importantes, englobados en un salto cualitativo muy importante con respecto a modelos previos. Todo tiene un aspecto más moderno y bien construido.

Aunque quizá tenga un aspecto demasiado conservador, el salpicadero tiene unas calidades buenas. Su parte superior está recubierta de una agradable plástico blando, mientras que la parte más visible posee un plástico duro decorativo, en relieve. La parte inferior está rematada en plástico duro, siempre con buenos ajustes y con pinta de aguantar bien el paso del tiempo. Las puertas contemplan el mismo esquema de materiales, aunque en mi opinión tienen un detalle poco cuidado.

Y ese detalle es la zona junto al mando del elevalunas. Demasiado grande y de plástico duro, aunque bien rematada no queda bien estéticamente y desentona con el diseño de la puerta, al parecer barato. Volviendo al repaso del puesto de conducción, recaemos en la nueva instrumentación. De fondo rojo, es sencilla y funcional. Una pantalla multifunción se encuentra entre los dos relojes principales, mostrando por fin un ordenador de a bordo muy completo, con todas las funciones deseables.

En la consola central se ubica el sistema de entretenimiento – que lee CD con MP3, cuenta con tomas auxiliares y USB y permite la integración Bluetooth de un móvil – y el climatizador, ambos de manejo sencillo. La caja de cambios manual de seis velocidades queda muy a mano, y hay múltiples huecos para dejar nuestros objetos. Tenemos mucho espacio sentados en los asientos delanteros, tanto para cabeza como para rodillas, gracias a la altura del techo y la peculiar forma de la consola central.

Las plazas traseras son extremadamente espaciosas. Recuerdo muy pocos coches en los que los pasajeros tengan tanto espacio disponible para las piernas. Imaginaba que el pasajero central iría algo más incómodo debido al túnel de la transmisión, pero el piso está a nivel, convirtiendo la quinta plaza en una tan confortable como cualquier otra. Hay un reposabrazos con portabebidas integrado. Se ha pensado mucho en los detalles para la comodidad de los pasajeros, un detalle a agradecer.

El maletero del Korando es líder en su categoría, cubicando nada menos que 486 litros. Su forma es completamente regular, tiene una red para sujetar bultos y permite una superficie de carga completamente plana abatiendo la fila trasera de asientos. Bajo el maletero hay una bandeja en la que podemos encontrar las típicas herramientas, tirángulos y un kit antipinchazos. Bajo la bandeja está la rueda de repuesto, que es de tipo galleta. Opcionalmente se puede encargar una rueda a tamaño completo.

En esta bandeja también se puede colocar el cubremaletero, encaja a la perfección si no lo estamos usando. Como curiosidad, el SsangYong Korando iba a equipar de serie rueda de repuesto a tamaño completo, pero al homologar las emisiones de CO2 se ahorraba un gramo al sustituirla por una ligera rueda tipo galleta. Ese gramo ha permitido que las emisiones de dióxido de carbono sean de 159 g/km y el coche pase a pagar únicamente el tramo del 4.75% de Impuesto de Matriculación.

Pero bueno, es hora de encender el motor 2.0 e-Xdi de 175 CV y surcar las increíbles carreteras de Mallorca. También os hablaremos del equipamiento de la unidad probada, haremos un repaso técnico y os contaremos sus competitivos precios. Aunque habrá que esperar hasta mañana para eso. De momento os dejamos con una galería de imágenes bastante completa.

SsangYong Korando, presentación y prueba en Mallorca

50
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Imágenes: Sergio Álvarez En Diariomotor: Ssangyong Korando: equipamiento, motor y precios

Vídeo destacado del SsangYong Korando