Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)

Hoy terminamos la prueba del Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance. En las dos primeras partes os hemos hablado de su habitabilidad interior e impresiones del habitáculo, además de comentar sus reducidos consumos y correcta dinámica. En esta tercera parte nos centraremos en el equipamiento de nuestra unidad. Aunque su nivel de acabado es el Advance el interesante equipamiento opcional pone nuestra unidad a un nivel realmente alto, con detalles premium como faros bixenón autodireccionales.

Como todo buena berlina japonesa, en el Avensis hay pocos elementos opcionales por tratarse de acabados cerrados. Sólamente un par de paquetes opcionales y la pintura metalizada. Aún hay un nivel de equipamiento más elevado, denominado Premium. Es una pena que sólo se pueda equipar con el motor 2.2 D-4D, porque los que quieran un gasolina deberán olvidarse de sistemas de seguridad activa como una asistencia al mantenimiento del carril, control de crucero adaptativo o un radar pre-colisión.

Sin más dilación, vamos a ver el equipamiento de serie y a comentar en detalle algunos elementos que nos han parecido interesantes.

Equipamiento Advance

Dotación de serie

  • Airbags frontales
  • Airbags laterales delanteros
  • Airbag de rodilla para el conductor
  • Airbags de cortina delanteros y traseros
  • ABS + EBD (distribución electrónica de frenado)
  • Reposacabezas activos delanteros
  • Cinturones de tres puntos y reposacabezas en las plazas traseras
  • Control de estabilidad VSC+: es 100% desconectable
  • Control de tracción TCS
  • Retrovisores de regulación y plegado eléctrico, calefactables y con intermitente integrado
  • Cortinilla parasol trasera

Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)
Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)

  • Sistema de entrada y arranque inteligente (Smart Entry & Push Start): con la llave en nuestro bolsillo nos acercamos a la puerta y se desbloqueará automáticamente. Lo mismo ocurre con el maletero. Si queremos arrancar el coche, con la llave cerca nuestro sólo tendremos que pisar el embrague y pulsar el botón de encendido. Lo cierto es que resulta muy cómo no tener que buscar el mando a distancia.
  • Consola centran en color carbono “Takezumi”
  • Asientos de tela regulables con apoyo lumbar eléctrico para el conductor
  • Retrovisor interior electrocromático
  • Sensores de luz y lluvia
  • Antinieblas delanteros
  • Reposabrazos trasero

Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)

  • Climatizador automático bizona
  • Control de crucero y limitador de velocidad
  • Elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, con función un toque
  • Volante multifunción forrado en cuero regulable en altura y profundidad
  • Dirección asistida eléctrica EPS
  • Ordenador de a bordo: aglutina las funciones típicas, con dos odómetros parciales. Posee medidor de consumo medio, consumo instantáneo, velocidad media, tiempo de viaje e información general (fecha, temperatura). También permite acceder a algunos ajustes del vehículo. Se maneja de manera muy sencilla desde el volante, pero para cambiar de odómetro hay que pulsar un botón en el cuadro de mandos. No se puede acceder al menú de ajustes con el vehículo en marcha.

Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)
Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)

  • Sistema automático de cierre de puertas: al superar los 20 km/h
  • Aviso intermitente de frenada de emergencia (deceleración de más de 50 km/h)
  • Anclajes ISOFIX en asientos traseros
  • Freno de mano eléctrico
  • Radio CD con MP3, seis altavoces y manos libres Bluetooth: mi HTC Desire no pudo sincronizarse, daba error
  • Llantas de 17 pulgadas con neumáticos Bridgestone Turanza en medidas 215/55 R17
  • Rueda de repuesto tipo galleta

Equipamiento opcional

  • Faros bixenón autodireccionales AFS (1.250€): estos faros de xenón acompañan el giro del coche en las curvas, iluminando ahí donde lo necesitamos. Responden muy rápido a las curvas y tienen una iluminación muy potente.

Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)

  • Sistema de Navegación Premium (2.500€): Está compuesto por una pantalla táctil de 7 pulgadas, con cartografía en disco duro. El sistema de navegación funciona muy bien, y las indicaciones son bastante claras por norma general. Un detalle importante es que la voz en off – de una chica muy agradable – te dice el nombre de las calles o carreteras en lugar de los típicos, “gire a la derecha en la siguiente calle”. La visibilidad de la gran pantalla es francamente buena.

Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)

Lleva un disco duro de 10 GB en los que podemos volcar música y conexión auxiliar por Bluetooth o jack de 3.5 mm. Con el Sistema de Navegación Premium también nos llevamos un equipo de sonido Hi-Fi con 11 altavoces repartidos por todo el habitáculo. La cámara trasera de aparcamiento va asociada exclusivamente a este paquete de equipamiento.

Precio y competidores

Nuestra unidad de pruebas cuesta con precio base 23.900€. Una vez sumamos los dos paquetes de equipamiento y la pintura metalizada nos ponemos en un precio de 28.100€, con todos los descuentos incluidos. Es un precio que refleja su equipamiento, y definitivamente se acerca a territorios premium básicos. Sin embargo, es una berlina generalista, que vamos a comparar a igualdad de equipamiento con sus principales rivales, tanto japoneses como europeos, fundamentalmente.

Para mí, su principal rival es el equilibrado Honda Accord. Equipado con un motor 2.0 i-VTEC de 156 CV, consume de media 7.4 l/100 km. En cuanto a equipamiento, hemos escogido el nivel Executive, el más parecido al Advance de nuestro Avensis. Aunque tiene por ejemplo techo solar eléctrico, no puede llevar navegador o faros bixenón autodireccionales, sólo xenón fijos. Tiene un maletero algo más pequeño y prestaciones ligeramente superiores. Cuesta 30.200€.

Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)

Otro rival de origen nipón es el Mazda 6, equipado con el nuevo motor 2.0 DISI de inyección directa y 155 CV. Consume 6.5 l/100 km de media y sus prestaciones son algo inferiores a las del Avensis, del orden de un segundo más en el 0 a 100 km/h. Sin embargo, tiene un equipamiento completísimo que incluye de serie en la versión Style+ faros bixenón adaptativos, todo un detalle. Sin embargo, no puede llevar el equipo de infotainment del Avensis. Cuesta 25.700€, pero tiene dicha carencia.

En Europa, el Toyota Avensis rivaliza con berlinas como el Citroën C5. Equipado con el motor 1.6 THP de 155 CV, tiene unas prestaciones superiores a las de la mayor parte de rivales gracias a su brillante motor desarrollado junto a BMW. Con un equipamiento completo cuesta 24.765€ según el configurador de Citroën, pero no puede equipar el xenón o el sistema de infoentretenimiento del Avensis. Tiene un maletero de 440 litros y su consumo medio es de 7.1 l/100 km.

Un posible rival también es el Volkswagen Passat, equipado con el motor 1.8 TSI de 160 CV, turboalimentado. Tiene un maletero mucho mayor, mejores acabados, pero un consumo superior, de 6.9 l/100 km homologados. A nivel de equipamiento, el nivel Advance permite una total personalización a base de opciones, pero el problema está en que debemos desembolsar unos 34.000€ para igualar el equipamiento del Toyota. Digamos que es un vehículo más premium, y se nota a la hora de pagar.

Terminamos el repaso comparándolo con el Avensis 2.2 D-4D turbodiésel de 150 CV. Me consta que el D-4D es de los mejores motores turbodiésel del mercado en su cilindrada, y sus prestaciones son superiores al gasolina a nivel de recuperaciones y empuje, su par motor es casi el doble. Su consumo medio es de 5.5 l/100 km, pero cuesta a igualdad de equipamiento 2.400€ adicionales. Para que compense sobre el gasolina habría que recorrer unos 140.000 km.

Son sólamente cuatro rivales, soy consiciente de que no menciono a Ford Mondeo o Renault Laguna, pero podemos concluir que el Avensis es una opción equilibrada y en la media de las ofertas del segmento. Es una berlina muy interesante en cuanto a equipamiento, con detalles que no toda la competencia domina en el segmento, como acceso sin llave al habitáculo o la cámara de aparcamiento trasera. El precio que tiene el Toyota Avensis 1.8 Advance me parece bueno.

Conclusiones

Es un coche que recomendaría a quien buscase una berlina con un motor de gasolina solvente, con una potencial fiabilidad y durabilidad altas. Es muy equilibrado, tiene un gasto de combustible bastante bajo para sus prestaciones y tamaño y está muy bien terminado. El equipamiento es muy completo, y si echamos de menos detalles “premium” como podrían ser asientos de cuero o inserciones de madera natural, lo mejor será que nos miremos un Mercedes.

Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)
Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (III)

A destacar

  • Consumos ajustados
  • Terminación y espacio interior
  • Equipamiento amplio, buena relación calidad-precio

A mejorar

  • Zaga alta, poca visibilidad trasera
  • Maletero de formas poco regulares
  • Desarrollos de cambio muy largos

Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (I)

Imágenes: Sergio Álvarez
En Diariomotor: Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (I) | Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (II)

Lee a continuación: Toyota Avensis 1.8 VVT-i Advance, a prueba (II)

El Toyota Avensis destaca en el segmento por sus líneas sencillas y un amplio habitaculo. Se puede solicitar con carrocería berlina o familiar y puede tener mucho equipamiento.

Ver todos los comentarios 16