comscore
MENÚ
Diariomotor
Varios

9 MIN

Sebastian Vettel, Campeón del Mundo en el GP de Abu Dhabi

Alegría a partes iguales para Sebastian Vettel y Red Bull y tristeza y decepción para Mark Webber, Fernando Alonso y Ferrari. El desenlace del campeonato con el GP de Abu Dhabi 2010 tuvo mucha emoción pese a ser la carrera bastante aburrida y predecible. En la tarde de ayer, tras la clasificación, muy pocos hubiéramos pensado que pasaría algo similar a lo que finalmente ocurrió hoy, pero en la arbitrariedad y en las circunstancias derivadas está también buena parte de la grandeza de las carreras. Partiendo desde la tercera posición de parrilla, Alonso y Ferrari sólo podían perder el campeonato, teniéndolo casi al alcance de la mano, y finalmente así ha sido.

Red Bull estuvieron impecables, con una apuesta arriesgada pero calculada que finalmente dio sus frutos. Grandes sobre el circuito, con un Vettel que demostró su madera de campeón del mundo y el monoplaza más rápido con diferencia, y grandes en los muros, con una estrategia impecable ejecutada a la perfección. Pocos reproches se les puede hacer: pese a algún que otro error cometido durante la temporada, Red Bull y Sebastian Vettel son sin duda los justos campeones del mundo. Enhorabuena.

La clave de la carrera, sin duda, estuvo en la estrategia. Los McLaren arrancaron muy bien pero en la salida no hubo, como se preveía, una dura pugna de Hamilton con Vettel. Webber y Alonso salieron de forma bastante más discreta, y no hubo cambio de posiciones salvo por la parte de Alonso, que perdió la suya con Button. Así las cosas, con Vettel-Hamilton-Button-Alonso-Webber, llegaría un hecho crucial para el posterior desarrollo de la carrera y totalmente inesperado. En las chicane de la primera vuelta, Schumacher hacía un trompo que le dejaba colocado en sentido contrario, y aunque muchos pilotos pudieron esquivarlo, no fue el caso de Liuzzi.

Liuzzi se estampaba de forma aparatosa contra el monoplaza de Schumacher, aunque afortunadamente sin consecuencias para ambos más allá del correspondiente abandono. Entraba en pista el Safety Car a neutralizar la carrera durante varias vueltas, y tras el reinicio Vettel se despegaba de sus perseguidores sin demasiadas dificultades, con Hamilton y Button aguantando el tirón como podían. Un detalle importante fue que varios pilotos, como Rosberg o Petrov, pararon a cambiar neumáticos durante la estancia del coche de seguridad en pista, por lo que no tendrían que volver a entrar en boxes.

Webber presionaba a Alonso, mientras que a su vez el propio Webber era presionado por Massa a sus espaldas. Hasta este momento todo iba bien para los intereses del asturiano: con Vettel primero y Alonso cuarto, el campeonato estaba virtualmente en manos de Fernando Alonso, por lo que tocaba conservar. Y el mayor error de esa estrategia fue precisamente eso, conservar demasiado. Pocas vueltas después, todavía casi en los inicios de la carrera, Mark Webber entraba a boxes a cambiar sus neumáticos blandos por los duros. Una estrategia envenenada por parte de Red Bull: se jugarían el todo por el todo con Vettel.

Y probablemente desde Red Bull lo que esperaban que ocurriese fuese precisamente lo que ocurrió: en Ferrari, con los blandos todavía a pleno rendimiento, se dedicaron a copiar la estrategia, entrando Alonso apenas una vuelta o dos después que Webber. Así se cubrían las espaldas y la posición con respecto de Webber, a quien sacrificaban por la causa, pero lo que probablemente no contaban es que quien realmente era peligroso para los intereses de Ferrari era el propio Vettel. Tras la parada en boxes, tanto Alonso como Webber salieron en medio de mucho tráfico.

Alonso continuaba por delante de Webber, pero tenía por delante a varios pilotos: algunos tendrían que parar en boxes y serían adelantados posteriormente, pero había dos de ellos (Rosberg y Petrov) que ya habían parado, por lo que estaban en idéntica situación de carrera que ellos. La situación virtual de carrera en esos momentos era, por tanto, Alonso sexto y Webber séptimo. Si Alonso quería ser campeón necesitaba como mínimo la cuarta posición, por lo que tocaba adelantar en pista a dos pilotos al menos (si no había abandonos por la parte de cabeza).

Y ahí se acabó la carrera de Fernando Alonso, que murió tras el difusor del Renault de Petrov. Las vueltas iban pasando (casi cuarenta vueltas tras Petrov) y el adelantamiento se veía cada vez más complicado. Petrov se lo ponía difícil con una conducción agresiva e impecable, como nunca se le había visto hasta ahora durante esta temporada, y el error del ruso nunca llegó. Tampoco el Ferrari era lo suficientemente rápido como para adelantar en recta o coger la trazada buena antes de frenada, y Alonso poco pudo hacer, más que insistir en esta situación de impotencia.

Tras su parada en boxes, a falta de unas siete vueltas, Kubica salió también por delante de Petrov y Alonso, con lo que la situación ya era casi imposible. Tres adelantamientos en poco más de cinco vueltas con un coche no lo suficientemente rápido. Vettel ya se veía campeón del mundo, y así sería. Un cúmulo de circunstancias y de pequeños detalles que desfavorecieron a Ferrari y a Alonso, y contra los que no pudieron (o no supieron) luchar, y una carrera impecable por parte de Red Bull y de Sebastian Vettel, que se convierte en el campeón del mundo más joven de la historia.

Mark Webber, por su parte, fue los daños colaterales de Red Bull, quien sufrió en medio del pelotón como Alonso y una estrategia de cambio de neumáticos tan temprana que le dejó fuera de toda lucha por el título. Quizás nunca más vuelva a tener una ocasión como la de este año… Fuera de la lucha por el campeonato del mundo, hay que destacar la gran carrera de Renault, por estrategia y por el pilotaje de Kubica y Petrov. También la buena labor de Nico Rosberg (4º) y la de Jaime Alguersuari (9º), que finalizó de forma brillante la temporada sumando unos buenos puntos.

Ahora, tras finalizar esta temporada tan competida y emocionante, en Ferrari deberán hacer un profundo análisis de qué fue lo que falló para haber perdido el campeonato en la última carrera. Se me ocurren a bote pronto tres motivos, cada uno de ellos con buena parte de culpa.

Para empezar, un monoplaza que, aun siendo competitivo, siempre estuvo por detrás de los Red Bull en velocidad (y también de McLaren en momentos puntuales de la temporada) y nunca calificó bien, errores de pilotaje de Alonso (como en Mónaco o Spa) que le hicieron perder valiosos puntos y unas estrategias desde el muro, guiados por Stefano Domenicali, que en ocasiones (como hoy mismo) fueron para tirarse de los pelos y totalmente equivocadas. Subcampeonato del mundo de pilotos y terceros en constructores, ese es el bagaje de la temporada para la Scuderia.

Tampoco McLaren estuvo a su mejor nivel, salvo momentos puntuales donde sí brillaron, pero el campeonato lo desecharon por errores de pilotaje de Hamilton y por un monoplaza inferior a Red Bull. Por contra, tuvieron dos pilotos como Hamilton y Button de verdadero nivel, y no sólo uno, y eso les vale el subcampeonato de constructores.

Y qué decir de Red Bull: simplemente, los mejores. Pese a los problemas internos entre sus dos pilotos, y a varios errores y problemas de fiabilidad que hicieron que en varias carreras no sumasen puntos, tuvieron a dos buenos pilotos con hambre de victoria, el mejor monoplaza con diferencia (las quince poles dan fe de ello) y buenas estrategias de carrera por lo general. Su éxito, más que merecido. Enhorabuena una vez más y veremos qué nos depara la próxima temporada 2011.

Clasificación Final GP Abu Dhabi 2010

1. Sebastian Vettel (RBR-Renault) 1:39:36.837 2. Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) +10.1 secs 3. Jenson Button (McLaren-Mercedes) +11.0 4. Nico Rosberg (Mercedes GP) +30.7 5. Robert Kubica (Renault) +39.0 6. Vitaly Petrov (Renault) +43.5 7. Fernando Alonso (Ferrari) +43.7 8. Mark Webber (RBR-Renault) +44.2 9. Jaime Alguersuari (Toro Rosso-Ferrari) +50.2 10. Felipe Massa (Ferrari) +50.8 11. Nick Heidfeld (BMW Sauber-Ferrari) +51.5 12. Rubens Barrichello (Williams-Cosworth) +57.6 13. Adrian Sutil (Force India-Mercedes) +58.3 14. Kamui Kobayashi (BMW Sauber-Ferrari) +59.5 15. Sebastien Buemi (Toro Rosso-Ferrari) +63.1 16. Nico Hulkenberg (Williams-Cosworth) +64.7 17. Heikki Kovalainen (Lotus-Cosworth) +1 Vuelta 18. Lucas di Grassi (Virgin-Cosworth) +2 Vueltas 19. Bruno Senna (HRT-Cosworth) +2 Vueltas 20. Christian Klien (HRT-Cosworth) +2 Vueltas 21. Jarno Trulli (Lotus-Cosworth) +4 Vueltas Ret. Timo Glock (Virgin-Cosworth) +12 Vueltas Ret. Michael Schumacher (Mercedes GP) Ret. Vitantonio Liuzzi (Force India-Mercedes)

Clasificación Final Campeonato de Pilotos 2010

1. Sebastian Vettel (Red Bull-Renault) 256 puntos 2. Fernando Alonso (Ferrari) 252 3. Mark Webber (Red Bull-Renault) 242 puntos 4. Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) 240 5. Jenson Button (McLaren-Mercedes) 214 6. Felipe Massa (Ferrari) 144 7. Nico Rosberg (Mercedes GP) 142 8. Robert Kubica (Renault) 136 9. Michael Schumacher (Mercedes GP) 72 10. Rubens Barrichello (Williams-Cosworth) 47 11. Adrian Sutil (Force India-Mercedes) 47 12. Kamui Kobayashi (BMW Sauber-Ferrari) 32 13. Vitaly Petrov (Renault) 27 14. Nico Hulkenberg (Williams-Cosworth) 22 15. Vitantonio Liuzzi (Force India-Mercedes) 21 16. Sebastien Buemi (Toro Rosso-Ferrari) 8 17. Pedro de la Rosa (BMW Sauber-Ferrari) 6 18. Nick Heidfeld (BMW Sauber-Ferrari) 6 19. Jaime Alguersuari (Toro Rosso-Ferrari) 5

Clasificación Final Campeonato de Constructores 2010

1. Red Bull-Renault 498 puntos 2. McLaren-Mercedes 454 3. Ferrari 396 4. Mercedes GP 214 5. Renault 163 6. Williams-Cosworth 69 7. Force India-Mercedes 68 8. BMW Sauber-Ferrari 44 9. Toro Rosso-Ferrari 13 10. Lotus-Cosworth 0 11. HRT-Cosworth 0 12. Virgin-Cosworth 0

En Diariomotor: Alonso saldrá tercero y Vettel desde la pole en Abu Dhabi | Red Bull, Campeón del Mundo de Constructores y doblete en el GP de Brasil 2010