comscore
MENÚ
Diariomotor
Yamaha

2 MIN

Yamaha decide cerrar su fábrica de motos de Barcelona

Una vez más, volvemos a traer malas noticias acerca de la industria automovilística española. La semana pasada hablamos del ERE aplicado en la fábrica de Citroën en Vigo, contrarrestado por el hecho de que Renault va a ampliar plantilla en Palencia, y hoy toca resaltar algo aún más triste. El fabricante japonés de motocicletas y ciclomotores Yamaha ha decidido cerrar la fábrica que posee en Barcelona en los próximos meses.

De momento la medida no se ha hecho pública, pero los sindicatos y la Generalitat ya están al corriente de los planes de Yamaha. Actualmente trabajan más de 400 empleados en la planta, que se verán directamente afectados por esta decisión, tomada a raíz del descenso de ventas que han sufrido en Europa últimamente. Al parecer, el nivel de producción estaba muy por debajo de las 120.000 unidades anuales que tiene de capacidad máxima.

Tanto CCOO y Generalitat ya han dado sus primeras impresiones acerca de esta decisión, y ambas partes coincidan en lo mismo: el cierre de la planta no se debe a motivos económicos. El sindicato alega que no tiene sentido puesto que hace pocos meses ampliaron en 40 trabajadores la plantilla para asumir el aumento de la demanda, mientras que el Gobierno catalán apunta que la medida es exclusivamente corporativista.

Se cree que Yamaha va a cerrar sus instalaciones en Palau-Solità i Plegamans de cara a unificar su producción en Europa, situando a Francia como centro de operaciones. De hecho, la Generalitat ya ha pactado con la marca la recolocación voluntaria de cerca de cien empleados en la fábrica gala. Estas recolocaciones se iniciarán en junio de este mismo año y finalizarán a lo largo de 2012, cuando la fábrica catalana cierre sus puertas para siempre.

Aún falta por negociar los despidos y las posibles jubilaciones anticipadas que se llevarán a cabo aunque, como suele ocurrir en estos casos, desgraciadamente no supondrá muchos problemas para Yamaha. También se intentará que los suministradores de la fábrica, que lleva en funcionamiento desde 1981, puedan seguir vendiendo sus piezas a Yamaha para que las destine a otras plantas de la empresa.

Vía: El Mundo | Europa Press En Diariomotor: Yamaha YZF R6 2008, hasta 272 km/h con sólo 600 cc de cilindrada | Yamaha SR 250, la reina de las motos ciudadanas | Renault amplía plantilla en Palencia y Citroën ultima un ERE en Vigo