El Infiniti G Coupé que quería ser un Nissan GT-R

Víctor Fernández  |  @vfdezd  | 

El Nissan GT-R es un coche que desde que salió a la venta ha causado un gran revuelo. Su imbatible relación prestaciones/precio y su capacidad para superar en circuito a vehículos mucho más caros hacen que sea enormemente admirado en todo el mundo. Como todo en este mundo, tiene sus detractores y sus adoradores, como hemos podido comprobar en el post sobre el tiempo del Nissan GT-R 2011 en Nürburgring, que ya tiene más de 250 comentarios (y subiendo).

Hay quien está tan enamorado de este coche que quiere que su vehículo particular se asemeje a Godzilla, aunque el resultado definitivo no sea algo de lo que estar especialmente orgulloso. Tal es el caso del coche que vemos en la fotografía superior: mirándolo muy de pasada podríamos pensar que es un GT-R por la característica pieza negra de su frontal, pero la forma de los faros y el aspecto postizo del propio parachoques dejan claro que estamos ante algo raro.

Infiniti G35 con frontal de Nissan GT-R

Los más puestos habrán identificado esos faros como los de un Infiniti G de segunda generación fabricado hasta 2006. En la siguiente foto queda muy claro que realmente estamos ante un Infiniti G35 ya que no se ha realizado ningún cambio aparente. Personalmente, considero que la zaga del GT-R tiene más personalidad que el frontal debido a las ópticas redondeadas (un guiño a los Skyline previos), por lo que su dueño debería al menos haberlo intentado en esta zona.

El vehículo se encuentra a la venta en Quebec; su dueño pide por él 18.999 dólares canadienses, que al cambio son unos 14.000 euros. Fue fabricado en 2004 y tiene 120.000 kilómetros en su odómetro. El precio no resulta muy económico teniendo en cuenta sus características, menos aún cuando su “particular” terminación frontal puede que no encaje con los gustos de la gente. En todo caso, le deseamos mucha suerte a su dueño, que parece haberse cansado de este engendro.

Fuente: CarScoop
En Diariomotor: Una de engendros: Mercedes 90E | Camaroghini, el Chevrolet Camaro disfrazado de Lamborghini | Infiniti G

Lee a continuación: Nissan GT-R 2011, 7:24 en el Nordschleife

El Nissan GT-R es la bestia más salvaje de Nissan, un superdeportivo que lleva la eficacia por bandera combinada con un precio muy competitivo

Ver todos los comentarios 9
  • Anónimo

    Que cosa más fea!!!

  • Vaya pena de coche,con lo bonito que es y de esta manera se lo han cargado,yo no pagaba por el ni 2 duros la verdad S2

  • Anónimo

    Soy su madre y le meto con la sartén por semejante aberración.

    • usuario

      La mejor respuesta hasta ahora, yo añado que la sarten con aceite hirviendo nunca esta mal XD

  • cuore sportivo

    Si no le gusta su coche que lo venda, pero que no le haga esto

  • ramon

    deberia haberse titulado
    el infiniti G coupe que acabo siendo una soberana mierda,con perdon
    que poco me gustan este tipo de cosas

  • Es la 3ra generación, la primera estuvo basada en el Nissan Primera, la 2da en el Maxima :)

    El auto se arregla, solo ponerle su bumper delantero original y listo, total, las dos ultimas gen. del G son los Skyline sedan y coupe del mercado japonés, que no sea el GTR R35 ya es otro el cuento pero son de la familia así que no veo porque tanto revuelo. Si gustan dejarle los loguitos GTR pos no se ven mal, es muy común en propietarios de ese auto hacer eso...pero volvemos al bumper, ahí la cagó :P

  • X 2.0

    Es muy cutre, yo he visto insertar frontales y fusionar paragolpes y no se parece en nada a esta cutrada, se podía haber hecho que quedase bien, pero para eso hay que tener buena mano, y las llantas son un paketazo.