Nissan Juke 1.6i Tekna Premium 4×2, a prueba (I)

 |  @sergioalvarez88  | 

El Nissan Juke ha sido toda una sorpresa. Cuando el prototipo Nissan Qazana se presentaba en el Salón de Ginebra de 2009 nadie esperaba que fuese a dar pie a un coche de calle. Cuando se confirmó que el Nissan Juke se diseñaría a partir del Qazana nadie esperaba que fuese tan parecido al prototipo. Nadie esperaba que Nissan se atreviese a lanzar el Juke. Una maniobra considerada por muchos arriesgada, pero que ha dado grandes frutos: es uno de los crossover más vendidos de España.

Es más, mueve tanto volumen de ventas como el Volkswagen Golf, hablamos de más de 1.500 unidades mensuales. Y es todo un éxito teniendo en cuenta el carácter polarizador del Nissan Juke: no conozco a nadie al que deje indiferente, o lo odian, o lo aman. Es un coche pasional, en que la forma prima de manera clara sobre la función, y que desde luego, entra mucho por los ojos para bien o para mal. Hemos probado una versión 4×2 equipada con el motor 1.6i, un atmosférico de 117 CV.

El acabado probado es un Tekna Premium, el tope de gama, cargado hasta el techo con equipamiento muy interesante. Nuestra unidad es un 4×2, y tenía unos 6.000 km cuando la recogimos en Madrid. Pero antes de comenzar con la prueba, debemos hacernos una pregunta de respuesta ambigua. ¿Qué es el Nissan Juke? Algunos lo clasifican como un SUV, otros como un turismo elevado, algunos como un pequeño monovolumen e incluso un utilitario con aspiraciones coupé. Lo cierto es que no está nada claro.

Por estética parece un SUV, pero su tamaño es propio de un utilitario, mientras que su interior nos recuerda a un coupé por lo deportivo de su puesto de mando. Llamémoslo crossover. Crossover que veremos mucho en ámbito urbano, por su longitud contenida y aspecto moderno. Un punto curioso, está construido sobre la plataforma del Nissan Micra, convenientemente adaptada a un coche que es más grande que el Micra. Con 4,13 metros de longitud, está a caballo entre éste y el Nissan Qashqai.

No sabemos si el Nissan Juke será el coche de moda en 2011, pero está acumulando papeletas para ello. Por lo pronto, a primera vista me ha conquistado, aunque, ¿os conquistará a vosotros? Seguid leyendo con nosotros para descubrirlo.

No se parece a nada que hayas visto

Si hay algo que no se le puede echar en cara al Nissan Juke es la falta de originalidad. Es con diferencia el vehículo más peculiar del mercado. Durante la semana que lo conduje llamé mucho la atención, peatones y conductores giraban el cuello al verme pasar y varios curiosos me preguntaron por el coche en gasolineras y autolavados. Y de nuevo, la reacción bipolar del público es inevitable. No es para menos, con una primera mirada de un frontal que combina ópticas redondas con otras afiladas cual dagas.

Es un frontal dominado por las formas redondeadas, subrayado por un paragolpes con cuatro curiosos huecos que algunos comparan de manera jocosa con tubos lanzamisiles. La silueta del Juke es puro músculo, con pasos de rueda muy marcados, y líneas de expresión exageradas a lo largo de su carrocería. Destacable la forma de la superficie acristalada, que demarca una silueta tipo cabina de avión en la parte delantera del habitáculo. Las puertas traseras tienen el tirador disimulado en el pilar C.

Las llantas de 17 pulgadas son de serie en esta unidad, y tienen el tamaño justo para llenar el paso de rueda y adoptar un aspecto proporcionado. Personalmente, la zaga es la parte del coche que más bonita me parece. Los pilotos traseros son una preciosidad, y su forma de boomerang nos transporta instantáneamente a la zaga del Nissan 370Z. Una cola de escape cromada asoma discretamente bajo el paragolpes, completando un aspecto exterior francamente personal.

Habitáculo deportivo, estrecho

Nos subimos al habitáculo del Nissan Juke. Los asientos delanteros son amplios y están tapizado en un mixto tela-Alcantara muy agradable. Sin embargo, no tienen apenas apoyo lateral, ni para espalda ni para piernas. El asiento del conductor tiene ajuste en altura, pero no apoyo lumbar regulable. El volante no es regulable en profundidad, pero la posición de conducción final termina por ser aceptable. Vamos sentados algo más altos que en un turismo, casi a altura de SUV, oteando el tráfico cómodamente.

El espacio disponible para el conductor a nivel de pies y cabeza es óptimo, pero en mi caso, mi pierna derecha va apoyada sobre la consola central. No hay mucho espacio para mi rodilla derecha, y a conductores de más de 1,80 metros es posible que les incomode ligeramente. Una vez sentados, echamos un ojo a nuestro alrededor, y nos gusta lo que vemos. El diseño del salpicadero es muy original y deportivo, con plásticos satinados de varios colores y un aspecto redondeado.



La instrumentación me ha recordado bastante a la del Nissan 370Z, relojes profundos y de lectura sencilla, casi con una vaga reminiscencia al mundo de las dos ruedas. El ordenador de a bordo se ubica entre ambos relojes. Es sencillo, compuesto por una pantalla LCD en la que también se mide la temperatura del refrigerante y el nivel de combustible. El salpicadero está compuesto de manera íntegra por plásticos duros, con un ajuste bueno en general, aunque con algún punto mejorable.

Puntos mejorables como las piezas de la parte baja del salpicadero o los tiradores de las puertas, que dan sensación de poca calidad. Son iguales que en el 370Z, pero en un coche que no cuesta 45.000€ son mucho más perdonables. Detalles curiosos son las salidas del sistema de climatización o la forma de la parte baja de la consola central, donde se ubica la palanca de cambios, deliberadamente diseñada en emulación al depósito de combustible de una moto, y del mismo color exterior del coche.


La consola central está rematada por los warnings. De arriba a abajo lo primero que encontramos es el sistema de infotainment Nissan Connect, y bajo el mismo la climatización y una pantalla multifunción. Queda algo baja y hay que manipular los botones a su lado para cambiar de modos. En ella aparece información del ordenador de viaje y se seleccionan los diferentes modos de conducción, asociados a gráficas de potencia, fuerzas G o evaluación de conducción eficiente. Hablaremos más en profundida de ello.

Bajo la consola central hay un hueco portaobjetos forrado en goma, pero sin bordes laterales, ideal para cartera o teléfono móvil. Pensaba que el móvil se me caería en curvas pronunciadas, pero no lo ha hecho, retiene muy bien los objetos. La toma auxiliar USB y una toma de corriente de 12 voltios están en el mismo lugar, son muy accesibles y cómodas de operar. La palanca de cambios queda a mano, pero el pomo está hecho de un plástico que no me ha convencido, y que ya empezaba a dar signos de desgaste.


El túnel central tiene dos huecos para bebidas y otro hueco muy poco profundo de utilidad marginal. Los pasajeros tienen un hueco profundo entre los asientos delanteros, que acabaremos también usando nosotros. La guantera del Nissan Juke es un poco estrecha y está sin tapizar, pero es muy profunda y puede tragarse muchos objetos sin rechistar, incluso botellas de agua grandes. Todas las puertas del coche tienen un agradable tapizado en tela de color rojo y un hueco portabotellas muy generoso.

Se echa de menos un reposabrazos para los asientos delanteros.

Plazas traseras

Al abrir la puerta, lo primero que sorprende es que las puertas abren casi en un ángulo de 90 grados, facilitando mucho la entrada. Una vez sentados, el espacio para las piernas si delante va una persona como yo (1,83 metros) es muy justo a nivel de rodillas. Hice la prueba con mi regulación de asiento y lo cierto es que no iba cómodo. Con un conductor de menor estatura estoy seguro que iría cómodo porque el asiento tiene un mullido agradable y es objetivamente cómodo y ergonómico.

El espacio para la cabeza en las plazas traseras no se parece al delantero, es demasiado justo y mi cabeza pega con el techo. Los pies tienen espacio de sobra, pero para los dos pasajeros laterales. Aunque está homologado para cinco plazas, el pasajero central va a ir muy apretado y más cerca del techo que sus dos acompañantes. Las ventanas traseras tienen un tamaño bastante pequeño por exigencias de diseño, y los cristales tintados las hacen un poco más oscuras.

Maletero de utilitario

El maletero del Nissan Juke sólo cubica 251 litros, una cifra que muchos utilitarios generalistas superan. La boca de carga está alta, pero al menos no hay salto entre la misma y el piso de carga. Tiene formas regulares que se pueden aprovechar bien. Abatiendo los asientos queda una superficie plana de carga de 830 litros de capacidad. Sin embargo, bajo el piso hay un hueco con más de 50 litros adicionales perfectamente aprovechables (guarda los triángulos y herramientas).


Abajo del todo, se guarda una rueda de repuesto tipo galleta. Un detalle que me ha sorprendido del Juke es que la bandeja cubremaletero va integrada en el portón del maletero en lugar de ir enganchada al portón. Es un detalle muy práctico que facilita bastante las tareas de carga y descarga. Mañana continuamos con un repaso a la dinámica del Nissan Juke, así que no os vayáis muy lejos.

En Diariomotor: Nissan Juke, todo el equipamiento y los datos técnicos | Nissan Juke

Lee a continuación: Últimos resultados de EuroNCAP, incluyendo el primer eléctrico

    Nissan Juke
    Solicita tu oferta desde 12.900 €
    • E92

      ¡Se ven a patadas! Otro gran acierto de Nissan tal como ocurrió/ocurre con el Qashqai.

      La verdad es que lo odias o lo amas, yo he podido montar en uno de ellos y es cuanto menos curioso, interior juvenil y con una altura de SUV sin duda, da mucha seguridad. El exterior es peculiar, el frontal a mi me convence y no me convence, creo que es más agraciado en color negro o blanco, quizás en el negro le queda mejor. Es un diseño arriesgado por el tema de las ópticas redondas y luego las triangulares sobre el capó. Pero la trasera y lo que es la vista general no me desagrada, es original cuanto menos. Y como se menciona un aspecto que me llama mucho la atención es que la bandeja del matelero vaya integrada en el portón, ves el maletero mucho más accesible.

      Los precios son muy competitivos a mi parecer, y no le veo mala opción como segundo coche, o coche juvenil si vives en la ciudad y los fines de semana te vas al pueblo.

      • Mucha razón en tu comentario. Creo que el blanco o el negro le quedan de maravilla. Personalmente he visto una unidad blanca con llantas oscuras y me he enamorado.

      • Mucha razón en tu comentario. Creo que el blanco o el negro le quedan de maravilla. Personalmente he visto una unidad blanca con llantas oscuras y me he enamorado.

        • zamu

          He visto por Internete una versión así, que además tenía la suspensión me imagino que roscada y bajito… Me resulta muy curioso. No puedo decir que me resulte feo, pero tampoco lo encuentro bonito del todo. Depende del día que lo vea… xD

    • Bruno343_

      que asco!… y el interior, PEOR!

      • Urbyle

        muy bonito y muy argumentado todo, bien por ese comentario elaborado(notese ironia)

    • Urbyle

      la verdad es que no es un coche practico, lo digo por las medidas y el espacio que tiene, es un coche mas pasional que racional, pero para satisfaccion personal esta muy bien, exteriomente me gusta porque es arriesgado(cosas que nissan y alguna que otra marca solo se atreverian a hacer)y tambien original, para el equipamiento y calidad el precio es el justo(que no barato),asi que ya poco mas se puede decir lo demas es cuestion de gustos.

      • Albinus

        Sí, el típico caprichito, sobre todo el turbo de 190 cv…

    • Para arriesgado el Nissan Cube, coche que a mi me parece mucho más original, práctico y urbano que este el cual tampoco me disgusta.

    • Dylan

      Eso es HORRIBLEEEEEEEEEEEEEE

      no me gusta ni un poquito!

    • Lawson

      Desde luego los de Nissan están triunfando con algunos
      lanzamientos. Lo curioso es que con el Qashqai apostaron por una estética
      sobria y sencilla (un acierto a mi entender) y al cual le achaque parte de su éxito
      (sin desmerecer todas las virtudes del coche) y ahora con el Juke han dado un
      giro de 180º y presentan un coche con un diseño muy atrevido y los resultados
      son los mismos. No me lo explico pero les felicito por el éxito que están
      teniendo.

    • Pingback: Nissan Juke 1.6i Tekna Premium 4×2, a prueba (II)()

    • Pingback: Nissan Juke 1.6i Tekna Premium 4×2, a prueba (III)()

    • Capimon

      este coche es de un bando o otro y yo estoy en los q me fascina