comscore
MENÚ
Diariomotor
Tuning

3 MIN

Saab 9-3 SRT10 MegaPower: la Víbora Sueca

Mi relación con el sueco es más bien fría (perdón por el chiste malo) y poco he conseguido sacar en claro de las casi 10 páginas que forman el hilo del foro sueco donde he visto estas imágenes. Pero creo que importa poco, puesto que las propias imágenes y el nombre que le han dado a esta bestia nos dicen todo lo que debemos saber al respecto. Saab 9-3 SRT10 MegaPower se llama la criatura. La primera imagen y esas siglas SRT lo dicen todo.

Si empezamos a descifrar el nombre del bicho, veremos que se trata de un Saab 9-3 Sport Hatch al que le han metido nada más y nada menos que el motor V10 8.4 del Dodge Viper SRT10, además de otros tantos refuerzos en el chasis y acoplamientos varios para conseguir meter, casi con calzador, esa mole de cilindros, pistones y válvulas en un vano motor que es prácticamente la mitad que el del deportivo del carnero.

Viendo las imágenes del proceso de creación del Saab 9-3 SRT10 MegaPower(primeras páginas del hilo) me viene a la mente una película de Frankstein o similar. El chasis se ha dejado pelado y se ha tenido que hacer desde cero prácticamente. Empenzando por el vano motor, pasando por el túnel de la transmisión y acabando por todos los refuerzos en la suspensión y el resto del chasis.

En algunas imágenes incluso se ve como la tapa de válvulas se ha tenido que recortar porque el hueco existente en este Saab 9-3 no da para tantos cilindros. Como se ve en la primera imagen, la mitad del monstruoso V10 está metido, literalmente, dentro del habitáculo del coche. Otra cosa no, pero calentitos irán sin necesidad de calefacción.

El coche parece que sigue en proceso de construcción, puesto que las últimas imágenes publicadas se aprecia que no hay escapes y que el interior no parece rematado completamente. Por lo demás, el kit de ensanche de la carrocería y lo más importante, el injerto del motor parece que ya están finalizados.

Mi vista no es excesivamente buena, pero tengo la impresión de ver una pegatina con el circuito de Nürburgring en las aletas traseras. ¿Lo veremos en breve rodando por el Infierno Verde? Esperemos que si y esperemos también que se lleven alguna cámara de vídeo para inmortalizar el momento, porque debe ser cuanto menos curioso de ver y sobretodo, de oir. A la espera quedamos, estos suecos no creo que nos defrauden…

Fuente: zatzy.com En Diariomotor: Háztelo tú mismo: BMW M3 E91 Touring | A la venta un Porsche 911 con un motor 8.2 V8 de un Cadillac Eldorado | Rover Meteor SD1, listo para despegar