comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Equipamiento

3 MIN

Parabrisas con realidad aumentada, el futuro de la conducción en 2020

En los últimos 10 años, la electrónica se ha introducido de tal forma en la conducción que es prácticamente imposible encontrar un coche que no tenga varios dispositivos electrónicos en sus tripas. Muchos de estos elementos están destinados a hacer la vida del conductor más fácil, tanto desde el punto de vista de la seguridad como del mero mejoramiento de la comodidad a bordo. Sistemas como el navegador, el ESP o el control de crucero son buenos ejemplos.

Uno de los dispositivos que más auge está tomando en los últimos tiempos es el Head Up Display (HUD), que está dejando de ser algo de marcas premium para generalizarse en modelos más populares. Aunque aún queda mucho para que llegue a ser algo tan imprescindible como el ESP, ya está lista la próxima iteración de esta tecnología, consistente básicamente en proyectar en el parabrisas toda aquella información que el vehículo pueda ofrecer en cada momento.

El anterior vídeo deja bien claro de qué hablamos. En el montaje se puede ver todo un arsenal de información para que el conductor tenga el control de todo. Así, se pueden ver cosas normales que ya muestran los HUD como es la velocidad instantánea, la cantidad de combustible o la marcha seleccionada, pero también hay otras cosas impensables ahora como un indicador de los negocios cercanos o avisos de la velocidad máxima de la vía (algo ya disponible en varios coches, pero no proyectado en el parabrisas) e incluso de posibles puntos de control de velocidad.

La empresa Autoglass ha creado este vídeo para puntualizar que esta tecnología ya está en pleno desarrollo, que muchos fabricantes ya la conocen pero aún no se factible introducirla comercialmente en los vehículos de calle. Sin embargo, auguran que en los próximos años irá implantándose en algunos modelos y que para 2020 podría ir de serie en buena parte de los turismos vendidos. A tenor de los avances de los últimos años, no parece nada descabellado.

Ahora bien, ¿es necesaria toda esta parafernalia? La primera impresión que me he llevado es que todo esto puede resultar demasiado recargado para hacer una vida apacible en el coche, sin tener que prestar atención a tanta información, que probablemente causaría demasiados despistes. Aún así, estoy seguro de que en un futuro no muy lejano veremos soluciones parecidas a ésta, todo lo que sea poner todo fácil al conductor tiene cabida en un coche.

Fuente: Auto Express En Diariomotor: Especial – los gadgets más pijos del momento