comscore
MENÚ
Diariomotor
Deportivos

3 MIN

BMW M5 y Active Sound Design, cuando la ficción supera a la realidad

El más purista y catastrofista podría echarse las manos a la cabeza y lamentarse de cómo tanta tecnología está acabando con la pureza de los deportivos actuales. Controles electrónicos que hacen que conducir a un ritmo medianamente alto sea cosa de niños y a prueba de manazas, motores cada vez más pequeños para ahorrarse gramos de CO2, direcciones asistidas eléctricamente muy eficientes pero que transmiten cada vez menos…

Pero aún no está todo perdido. BMW habría ideado el nuevo Active Sound Design, un sistema artificial sí, pero que promete transmitirnos con tal fidelidad los ruidos que se generan en la mecánica del BMW M5 hasta el punto de superar con creces a la propia realidad. Vaya, que estos se filtren de alguna forma a través del equipo de sonido para que lo apreciemos con la misma exactitud que si hubiésemos metido la cabeza bajo el capó del nuevo BMW M5.

¿Superará en este caso la ficción a la propia realidad?

Los vehículos de corte deportivo, y más aún en el segmento de las berlinas de gama alta como el BMW M5, exigen cada vez más una cierta dualidad entre la conducción diaria y viajes y la radicalidad y exigencias deportivas que le podemos pedir durante el fin de semana. BMW no puede comercializar un M5 en el que a una velocidad alta de crucero por autopista te impida hablar con tu familia por los ruidos aerodinámicos y de motor, igual que tampoco puede comercializar un M5 cuyo V8 apenas se deje notar y carente de sensaciones cuando queramos dar rienda suelta a nuestro pie derecho.

Por supuesto que siguiendo la evolución habitual, BMW ha mejorado los ajustes, la reducción de vibraciones y el aislamiento acústico del vano motor y del habitáculo. Pero para contrarrestarlo han decidido oportuna la integración de este sistema Active Sound Design.

Active Sound Design: reproduciendo el sonido del motor en nuestro equipo de sonido

Por extraño que resulte se basa en emular o reproducir en el propio habitáculo la variedad de sonidos que se producen bajo el capó aprovechando el equipo de sonido y por lo tanto a través de los altavoces. Para ello haría uso de multitud de parámetros que maneja la propia ECU (La Unidad de Control Electrónica), véanse revoluciones, potencia desarrollada, par instantáneo, velocidad o presión del turbo.

Ya habríamos visto este sistema anteriormente, como prototipo, en un Mini Clubman Diésel que pretendía rugir como un muscle-car V8. Pero por primera vez se emplearía esta tecnología en un vehículo de producción, concretamente el BMW M5. ¿Veremos dentro de poco vehículos diésel y eléctricos que para su conductor suenen como un superdeportivo?

Para mantener la ya mencionada dualidad entre confort y deportividad, el sistema se activaría únicamente en los modos Sport y Sport+. Y según dicen sería capaz de transmitir con absoluta perfección todo lo que ocurre ahí debajo del capó...

¿Qué les parece? ¿No es una idea genial?

Fuente: BMW En Tecmovia: Active Sound Design en BMW M5: deléitate con el sonido de 560 CV a través de los altavoces En Diariomotor: BMW M5 2012 | BMW M5 en el Salón de Frankfurt, creado para el circuito y la Autobahn | El BMW M5 también tendrá caja de cambios manual