Volkswagen Jetta 2.0 TDI 140 CV Sport, a prueba (II)

 |  @sergioalvarez88  | 

El Volkswagen Jetta continúa su evaluación por parte de Diariomotor, ya en su segunda fase. Por el momento, en la primera parte de la prueba hemos averiguado que es un coche con un habitáculo amplio y espacioso, construido con materiales de mucha calidad, y con ese toque sólido que Volkswagen tan bien consigue. Nos ha sorprendido gratamente el espacio en las plazas traseras y el enorme maletero de 510 litros, todo ello en un envoltorio de 4,64 metros de longitud. Hablemos de dinámica.

El Volkswagen Jetta mide 4,64 metros de largo, 1,78 metros de ancho y 1,48 metros de alto. Tiene una batalla de 2.651 mm y pesa 1.411 kg. El motor es el conocido 2.0 turbodiésel TDI, un cuatro cilindros de montaje transversal, que emplea tecnología common-rail – la anterior generación del Jetta aún usaba bomba-inyector -, turbocompresor de geometría variable y filtro de partículas. Genera 140 CV de potencia a 4.200 rpm y un par máximo de 320 Nm entre las 1.750 y las 2.500 rpm.

Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h – en el caso de una unidad como la probada, con caja manual de seis relaciones – en 9,5 segundos y alcanzar una velocidad punta de 210 km/h. Su consumo medio homologado es de 4,8 l/100 km, que se reduce a 4,1 l/100 km en homologación extraurbana y sube a 6,1 l/100 km en ciudad. Las emisiones de dióxido de carbono alcanzan los 126 g/km. Este motor no puede montar un sistema Stop&Start en el Volkswagen Jetta, pero creo que ni siquiera es necesario, sus consumos son de risa.

El coche tiene suspensión independiente en ambos ejes: esquema McPherson delantero y multi-link (paralelogramo deformable) trasero. El depósito de combustible tiene una capacidad de 55 litros, lo que debería dar para una autonomía real de 1.000 km. Los discos de freno delanteros están ventilados y tienen 272 mm de diámetro, los traseros son macizos, de 256 mm. Los neumáticos de nuestra unidad eran Continental ContiPremiumContact 2, de medidas 205/55 R16, una de las más comunes del mercado.

Comportamiento urbano del Volkswagen Jetta

Nuestras impresiones son muy similares a las que experimentamos en el Volkswagen Golf 1.2 TSI, que probamos hace cerca de un año. Las impresiones se pueden resumir en un aislamiento exterior muy bueno, una solidez de pisada envidiable, y una suspensión firme, pero que al mismo tiempo no agobia a los ocupantes. Sí que varía la visibilidad trasera, que es inferior a la de un compacto por razones obvias: hay un tercer volumen obstaculizando la visión.

Por tanto, la visibilidad trasera no es óptima, aunque sí aceptable. Da sensación de ser un coche más pequeño cuando lo conduces, pero a la hora de aparcar descubres que necesitas un buen hueco para encajar sus 4,64 metros. Al menos, nuestra unidad tenía sensores de aparcamiento tanto delanteros como traseros, de ayuda en maniobras en lugares estrechas. Lo que sí difiere con respecto al Golf son las impresiones en terreno urbano del motor 2.0 TDI common-rail de 140 CV.

Se mueve con soltura y vibra poco para tratarse de un turbodiésel, hasta el punto de que apenas vibra una vez caliente. En una conducción tranquila tiene fuerza desde las 1.200 rpm gracias a su cilindrada, aunque si necesitamos prestaciones, la entrada del turbo se produce a unas 1.400 rpm. El propio coche nos recomienda ir muy bajos de vueltas, pero no me parece del todo adecuado. Con una conducción normal por ciudad hemos medido un gasto de 7,3 l/100 km, correcto para su homologación y prestaciones.

Consumos de risa en vías rápidas

El comportamiento en vías rápidas del Volkswagen Jetta es sobresaliente: tenemos un coche muy aplomado, con una suspensión bastante confortable y con un motor pleno de fuerza a casi cualquier régimen. Sin embargo, lo que más me ha sorprendido es que los consumos del motor 2.0 TDI son realmente ridículos. En un Seat Exeo con 120 CV consumió sólo 5,0 l/100 km, pero en un tramo de ida y vuelta – a 120 km/h de marcador con control de crucero y climatizador – sólo ha consumido… 4,4 l/100 km.

El ordenador de a bordo no miente, y aún teniendo un exagerado error por defecto del 10% – que no tiene tan alto – serían menos de 5 l/100 km reales. Con razón el coche marcaba una autonomía de 1.090 km al recogerlo en Volkswagen. Eso no es todo, he conseguido consumos de 3,8 l/100 km en vías como la M-40 y la M-30, circulando a velocidades legales. Uno de los motivos de este bajísimo gasto es que el motor circula muy bajo de vueltas: en sexta a 120 km/h sólamente marca 1.800 rpm.

Además, se trata de un coche muy silencioso, en el que apenas nos llegan ruidos del exterior, y donde el principal componente de ruido es el de rodadura. Unido a un gran maletero y un evidente espacio interior, me parece un coche ideal para una persona que tenga que hacer muchos kilómetros al año, o viajes muy largos con frecuencia. Atravesar España sin parar a repostar no es algo que puedan conseguir muchos coches, y muchos menos con un depósito convencional de 55 litros.

Un comportamiento neutro y estable

Para analizar a fondo la dinámica del Volkswagen Jetta estuve toda una mañana de ruta por diversos pueblos de la sierra oeste madrileña, llegando a internarme brevemente incluso en Ávila. Muchas carreteras secundarias, poco tráfico y la posibilidad de exprimir a tope el Jetta. Lo primero que he de decir es que el motor es el alma del coche, tiene mucha fuerza y se estira de maravilla sin perder fuerza hasta superar las 4.800 rpm. No hay apenas turbo-lag y vibra mucho menos que su predecesor.

Sobre el comportamiento del Jetta no puedo decir nada malo. No nos ha emocionado, pero tampoco defrauda. Tiene un comportamiento levemente subvirador, pero con un paso por curva relativamente ágil y muy neutral. La zaga no nos va a hacer extraños y los neumáticos permiten saber con certeza que es lo que está pasando bajo las ruedas. Por otra parte, la dirección, aún teniendo un tacto adecuado, no transmite casi información al conductor. Correcta para un uso normal, no tanto para divertirse al volante.

El equipo de frenado tiene una eficacia correcta y la caja de cambios recorridos cortos y precisos, aunque con un tacto algo artificial. En muchos sentidos, es comparable a un perfecto electrodoméstico – no saquemos aquí connotaciones negativas – ya que hace todo lo que tiene que hacer de manera correcta y eficaz, pero sin emoción. Por otra parte, el cliente de un Volkswagen Jetta es previsiblemente lo que busca, al menos en una versión rutera 2.0 TDI. Es lo que esperábamos.

En Diariomotor: Volkswagen Jetta 2.0 TDI 140 CV Sport, a prueba (I) | Volkswagen Jetta, nuevas motorizaciones TSI de gasolina | Nuevo Volkswagen Jetta, ya disponible desde los 21.180 euros | Nuevo Volkswagen Jetta, así es la versión para Europa

Lee a continuación: Volkswagen Jetta 2.0 TDI 140 CV Sport, a prueba (I)

Solicita tu oferta desde 17.500 €
  • Jose

    con el respeto de todos que auto mas soso, frio, y cuadrado

  • Bonita publicidad pero…NO,NO.

    • .Motorhome.

      Cuando se habla bonito de otro coche que no sea VW, no se dice nada…

    • Fabris

      …”En cualquier caso, este nuevo posicionamiento redunda en un diseño en el que no se ha arriesgado apenas, de líneas rectas, elegante, serio… y aburrido.”
      “A nuestro alcance está un salpicadero de diseño relativamente anodino..”
      “En muchos sentidos, es comparable a un perfecto electrodoméstico”Si todo eso es una “BONITA PUBLICIDAD”, yo no los contrataría como publicistas!!, ahora si lo que pretendes es que por el hecho que sea un vw(que por lo que parece a vos no te gusta) digan que la calidad es una basofia, que es un auto poco espacioso, que el motor es horrible.. ¡¡y no macho!! mentirte tampoco pueden.Vuelvo a repetir lo que ya dije: QUE FÁCIL ES HABLAR POR HABLAR Y REPARTIR MIER.. A DIESTRA Y SINIESTRA….

  • Jder, lo de las bisagras de baúl es verdad y lo de los amortiguadores en el maletero también. Esta cosa no puede ser un verdadero Volkswagen.

  • .Motorhome.

    Deberian sacar una version Bluemotion de eset Jetta. Los consumos son muy buenos, si en la version Bluemotion le pusieran Stop&Start, neumaticos de baja rodadura, kit para mejorar la eficiencia etc…Podrian ser aun menores en ciudad.

    Yo incluso lo hibridaria, y me quedaria con el Jetta antes que con un Prius, por calidad, imagen, etc.

    • X 2.0

      Tarde o temprano lo sacarán, estoy seguro.

    • Y si mi abuela tuviera ruedas, sería un Volkswagen Jetta.

  • 98octanos

    Ayer mismo me encontré con uno rojo en un semáforo y por dimensiones y robusted se le veía una auténtica berlina, ancho, robusto, con porte, no era un acabado Sport, pero los pilotos traseros eran de nueva factura led con esas nuevas formas que traen los nuevos Passat, y quedaban de lujo.

    Los consumos son buenísimos, y la calidad que se aprecia en el interior dista mucho de la otras berlinas…

  • Enquicool

    Queridos directores, redactores, etc…. ¿cuánto os paga el grupo VAG por poner sin parar noticias de sus productos?

    • Fabris

      Yo veo noticias de todas las marcas y pruebas que me acuerde de muchas otras también. Que fácil es hablar por hablar y repartir mier… por todos lados.

    • Tenemos pruebas de todos las marcas del mercado, o la práctica totalidad. En el último mes han coincidido Skoda, Seat y VW, pero también hemos hablado de Suzuki, Mazda o Alfa Romeo. En octubre habrá seguramente Lexus, Chevrolet, Ford y Jeep. No hacemos en absoluto un DiarioVAG, y te aseguro que ninguna marca nos paga por probar sus coches ;)

      De hecho, tampoco nos resulta sencillo conseguir coches de prensa de seguido para poder ofreceros pruebas con regularidad.

      Un saludo.

  • AB

    El comprador informado va a encontrar en este coche exactamente lo que busca. Esa es la clave del éxito de los coches alemanes.

  • Pingback: Volkswagen Jetta 2.0 TDI 140 CV Sport, a prueba (III)()