CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

2 MIN

¿Por qué Steve Jobs conducía siempre un SL 55 AMG sin matrícula?

David Villarreal | @davidvillarreal | 27 Oct 2011

A lo largo del último mes mucho habremos escuchado, y probablemente nos quedará por escuchar, de una personalidad tan peculiar como la de Steve Jobs, el cofundador de Apple fallecido hace apenas unas semanas. En este caso recordaremos el origen de variopintas leyendas urbanas que se han ido extendiendo a lo largo de los últimos años. ¿Por qué Steve Jobs viajaba siempre en un flamante Mercedes SL55 AMG sin matrícula que en vez de esta sólo llevaba un pequeño código de barras?

Al extenderse las fotografías por internet empezaron a surgir todo tipo de especulaciones. ¿Acaso tenía algún permiso para circular al margen de la ley sin matrícula? ¿Acaso no le importaba pagar la multa de 250$ impuesta por el Estado de California por tal infracción? ¿Qué significado tenía aquel enigmático código de barras?

La respuesta es mucho más sencilla que todas estas elucubraciones: simplemente el bueno de Steve halló un resquicio legal que le permitiera prescindir de matrícula cambiando cada seis meses de vehículo. Así lo ha confirmado Jon Callas, antiguo jefe de seguridad de Apple.

Por cierto, ¿sabían que los primeros ordenadores personales de Apple se inspiraron en el propio Porsche 928 que conducía Steve Jobs allá por los años 80?

Steve Jobs siempre hizo gala del slogan que tan popular haría a su compañía “think different”, piensa diferente. Tanto que no dudó en ingeniárselas para poder moverse en su MercedesSL55 AMG de forma completamente anónima, tan anónima que ni tan siquiera contaba con placas de identificación. La clave: recurrir a la ley CA Vehicle Code 5200 del Estado de California que obliga a matricular el vehículo en los seis meses posteriores a su adquisición.

No dudaría entonces en establecer un acuerdo con su empresa de leasing para cambiar de vehículo cada seis meses, sustituyéndolo por uno exactamente igual y completamente nuevo.

Respecto a la rumorología que rodeó durante tanto tiempo a aquel código de barras, la respuesta aún es más sencilla. Simplemente se trataba del código VIN o número de bastidor, que quedaba al descubierto tras el espacio reservado para la matrícula.

También muchos se preguntaron la razón de que Steve Jobs aparcase habitualmente en una plaza reservada para minusvalidos. Probablemente se debiera a algún permiso legal de incapacidad recibido tras serle detectada su grave enfermedad.

Fuente: Celebrity Car | iTWire | Jalopnik
En Diariomotor: Apple y Porsche unidos por el diseño en 1981