CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

2 MIN

Voluntarios rellenitos para diseñar vehículos aptos para todos

David Villarreal | @davidvillarreal | 3 Nov 2011
mercedes-ml-sumo-frankfurt-01
mercedes-ml-sumo-frankfurt-01

Los fabricantes de automóviles se han percatado de una realidad patente: nuestra sociedad se está volviendo obesa. Con pasajeros y conductores cada vez más grandes se requieren vehículos que también sean más espaciosos y garanticen el confort de aquellos que tienen algunos, o muchos, kilos de más.

Según parece BMW habría reclutado a 800 voluntarios anónimos, desde el más delgadito al más gordo, con motivo de un estudio que pretende extraer conclusiones acerca de la influencia de la obesidad en la conducción. Entre otras cosas se pretende examinar factores como el acceso y la salida del vehículo o las dificultades para realizar maniobras que impliquen girar el cuerpo como por ejemplo la marcha atrás.

Y es que ojo al dato: según estudios del Ministerio de Sanidad hasta un 36.1% de los españoles sufre obesidad abdominal, es decir, un perímetro abdominal superior al límite establecido por las autoridades sanitarias como “normal”.

Ante una sociedad con sobrepeso los fabricantes no quieren quedarse atrás y asegurarse de que sus vehículos están adaptados a esta nueva situación. El objetivo de BMW es poder construir vehículos que al menos sean completamente prácticos y cómodos para el 95% de la población. Sistemas como las videocámaras traseras de aparcamiento deberían ayudar a hacer los automóviles algo más accesibles para personas con sobrepeso.

De un tiempo a esta parte también hemos visto como los asientos delanteros con ajustes eléctricos se hacían cada vez más populares. Algunos fabricantes ya integran además dispositivos que al acceder al habitáculo automáticamente repliegan el asiento y el eje de la dirección para facilitar el acceso al habitáculo, para una vez alojados en el interior volver a su posición habitual.

Por otro lado también hemos podido comprobar como en los últimos años casi todos los automóviles desde el más pequeño, el Smart, a los mayores todocaminos, han flexibilizado su espacio en el habitáculo, la altura libre, las distancias y los ajustes de la posición de la conducción para permitir que ya no sólo conductores delgados o gordos sino también muy altos o muy bajos puedan ponerse al volante sin dificultades.

Fuente: Telegraph.co.uk
En Diariomotor: La obesidad ayuda a los hombres a sobrevivir a accidentes de tráfico