Tu coche en forma: accesorios multimedia

 |  @davidvillarreal  | 

En la serie de artículos de Tu coche en forma ya hemos visto diversas guías sobre el mantenimiento básico de nuestro vehículo y como mantenerlo siempre a punto para cualquier incidencia. En una de nuestras últimas entregas os hablábamos de aquellas ayudas a la conducción que cualquiera puede incorporar a posteriori en su coche independientemente del tiempo que haya pasado desde que hemos adquirido el vehículo hasta que nos hemos decidido a instalarlas.

Pero llegó el momento de hablar de otro tipo de sistemas tan útiles como las ayudas de conducción. Hablamos de los equipos multimedia y entretenimiento que pueden hacernos la vida más agradable a bordo, lo cual es imprescindible teniendo en cuenta que a lo largo de la vida útil de un vehículo serán muchas las horas y los kilómetros que recorramos al volante (o como pasajeros) en nuestros trayectos diarios y por supuesto, en viajes más o menos largos.

En definitiva, es probable que en la mayoría de los casos merezca la pena invertir una parte de nuestro presupuesto en equipos multimedia. La razón por la que no integramos de serie este o aquel dispositivo puede responder a diferentes circunstancias. Lo que sí es seguro es que el mercado de productos aftermarket dispone de una oferta casi ilimitada en lo que de accesorios multimedia.

Autorradios y equipos de entretenimiento

Los clásicos “autorradios” hoy en día ofrecen CD, vídeo DVD, sistemas de navegación GPS, climatización, telemetría, conexiones a internet…

Probablemente el centro del entretenimiento, en todo vehículo, sea el autorradio. Su nombre proviene de los equipos multimedia primigenios, aquellos que suficiente tenían con contar con una vetusta radio de ruidosos botones. Hoy en día este tipo de equipos son prácticamente pequeños computadores capaces de acaparar todas las funciones de sonido del vehículo y no sólo eso, también sistemas de navegación, ordenador de a bordo, climatización, telemetría, conexiones a internet…

Un autorradio avanzado puede contar con pantalla táctil e incluir televisión y DVD. No obstante si cuenta con la posibilidad de ser utilizado (mostrar las imágenes en la pantalla sobre el salpicadero) mientras vamos conduciendo no contaría con la homologación de la DGT y por lo tanto sería ilegal. Por otro lado hoy en día es imprescindible que un “autorradio” cuente al menos con cd y conexión de Mp3, pendrive USB o iPod.

Aunque los fabricantes se afanen cada vez más en complicar la tarea (con equipos multimedia integrados directamente en salpicadero y con medidas no estándar), en general la maniobra de sustituir un equipo de sonido no debería ser demasiado complicada existiendo básicamente dos formatos básicos estándar 1DIN (el básico alargado de toda la vida) y 2DIN (rectangular y el doble de alto que el 1DIN). Si queremos adaptar una autorradio de tamaño 1DIN en la ranura 2DIN de origen de nuestro vehículo, es posible conseguir adaptadores en el mercado after market o hablando con nuestro fabricante, que incluyen una ranura más estrecha para un autorradio 1DIN y debajo un porta-cds o un cajón portaobjetos monedero.

Por otro lado una dificultad añadida en los vehículos relativamente modernos: los mandos en el volante. Si no queremos recurrir al fabricante de nuestro vehículo será necesario optar por equipos de gama media-alta que cuenten con una interfaz compatible con los mandos del volante de nuestro vehículo. Lo mejor es informarse consultando al fabricante de cada equipo de sonido.

Sonido: altavoces y amplificadores

No es tan importante el volumen de decibelios sino la calidad del equipo y el trabajo acústico del habitáculo. Pero mejorar el sonido de nuestro coche es posible.

Si eres un sibarita de la música y el sonido tal vez quieras un equipo de sonido de alta fidelidad o simplemente un conjunto de altavoces que eleve los decibelios de tu vehículo. El primer problema que nos encontraremos está en que uno de los factores más importantes para lograr cierta calidad de sonido está en el propio diseño acústico del vehículo y la distribución de los altavoces, ese punto nos limitará mucho en nuestras aspiraciones, pero no todo está perdido.

El primer paso sería localizar los espacios reservados en el vehículo a los altavoces, por ejemplo, los más grandes para los graves suelen encontrarse en la bandeja del maletero o en posiciones más bajas como la zona del reposapiés o los paneles de las puertas. Los altavoces más pequeños, los tweeters suelen situarse en las puertas o en ocasiones sobre el salpicadero. Cabe decir que es probable que en algunos casos sea bastante difícil su sustitución. Una vez identificados habrá que ingeniárselas para sustituirlos.

Aquellos que buscan aún más volumen pueden optar por instalar etapas de potencia. También se pueden montar equipos de subwoofer, para potenciar los graves, en el maletero que nos limitarán muchísimo el espacio de carga. No obstante esto último sigue siendo un extra totalmente prescindible salvo para aquellos que quieran atronar al vecindario con muchos, muchos decibelios. Quien haya probado un buen equipo Bose, habitual en vehículos de gama alta, sabrá de lo que estoy hablando y que para conseguir un sonido envidiable no es necesario un gran cajón de graves.

En aquellos aficionados al fenómeno tuning también es habitual añadir una batería adicional, además de la de arranque, para evitar agotar la energía en pocos minutos cuando se utiliza el equipo de sonido con el motor apagado.

DVD y monitores de techo y reposacabezas

Basta un reproductor de DVD y un par de juegos de marcianitos para mantener a los niños entretenidos en los viajes más largos.

Cuando era pequeño y mi familia y yo salíamos a la carretera en un viaje largo, mis padres procuraban cogerme de la cama en medio de la madrugada, meterme en el coche y cruzar los dedos para que me despertase cuando estuviésemos llegando a nuestro destino y así no les molestase. Hoy en día mantener entretenidos a los hijos es tan sencillo como instalarles unas pantallas de techo o en los reposacabezas para que se tiren unas horas bien calladitos mientras ven su película de animación favorita o van jugando a los marcianitos.

Su precio no es demasiado elevado y por menos de 100€ se pueden conseguir pantallas con DVD integrables en el reposacabezas. Únicamente requiere una instalación más compleja y cableado si deseamos equipar a nuestro vehículo con dos pantallas (una en cada reposacabezas) y su sincronización con el equipo de sonido central en el salpicadero.

En fin. Ya ven. Viajar en coche no tiene por que ser aburrido ni anodino, ni tan siquiera cuando vayamos de pasajeros en las plazas traseras.

Lee más consejos para cuidar tu coche en la sección Tu coche en forma.

Fotografías: Alpine | Clarion | Pioneer | Porsche
En Diariomotor: Tu coche en forma: accesorios, ayudas a la conducción | El equipamiento imprescindible que debe tener tu coche

Lee a continuación: Tu coche en forma: neumáticos de invierno (II)

  • Rojo_morao

    Yo he optado por un CarPC partiendo de una Tablet de 10.1″ que puede retirarse del salpicadero, utilizo un sistema bastante similar al que usaban en el Hyundai Génesis Coupe del Sema 2010 preparado por Ark, tengo todas las ventajas que podría tener de un Pc normal con las desventajas, por supuesto, del complejo sistema para integrarlo en el coche.

  • Albertocasas90

    No estoy de acuerdo en que poner una etapa sea solo para tener más volumen, una etapa aporta más calidad de sonido ya que al tener más potencia puede hacer que cada altavoz reproduzca mejor las frecuencias que le corresponden. Etapa = más calidad de sonido y más volumen, pero no solo más volumen.

  • wtg

    estoy de acuerdo en parte con albertocasas90, sólo que le falta algo.    si pones una etapa de potencia unicamente tendrás como resultado mas bulla, escucharás más el sonido, pero perderas algo mas de calidad, porque la potencia te manda todas las frecuencias tanto altas como bajas, sólo que mas potente (por decirlo de alguna manera).    para corregir ese contra de las potencias existen los crossover que son equipos especializados en dividir las frecuencias y enviar las frecuencias especifica a cada bocina, según le hayan programado.    a las bocinas les enviará las frecuendias altas para que reproduzcan unicamente voz y sonido y a los subwoofer les enviará las frecuencias bajas para que reproduzcan especificamente los graves.      yo personalmente me he dedicado a invertirle al carro en mas bocinas, pero sin ponerle corssover, hasta el punto que hasta ahora poseo 12 bocinas y 1 sub y 3 potencias. (obviamente la radio de fábrica fué por fuera también por una como la de la foto superior)   obviamente la batería de fábrica no me duró mucho después de instalarle el equipo y ya la cambié =p , pero no puedo quejarme del sonido.      quedo satisfecho con el sonido a ventanas cerradas y al abrir el baúl en fiestas las personas quedan bailando al ritmo de la música.