Lancia Ypsilon 1.3 JTD Gold, a prueba (III)

Concluimos ya por fin la prueba del nuevo Lancia Ypsilon. Durante los pasados días hemos estado repasando a fondo al pequeño utilitario italiano. En la primera parte de la prueba hemos intentado averiguar si realmente es un coche chic, y creemos que con un diseño elaborado y detallista, lo es. El habitáculo tiene una calidad bastante buena a pesar de algunos detalles y sus plazas traseras – mejor sólo para dos personas – no resultan angostas, al contrario de lo que se podría pensar a priori.

En la segunda parte hemos hecho un repaso a la dinámica del Lancia Ypsilon, que está movido por un motor 1.3 Multijet-2 turbodiésel de 95 CV de potencia. Este motor tiene unos consumos bajísimos consistentes, y poco sensibles al uso del acelerador. Como lagunas dinámicas, los frenos de tambor traseros y la ausencia de ESP de serie. No obstante, para un uso tranquilo, su suspensión confortable es todo una aliada. Pasemos a ver qué tal se comporta a nivel de equipamiento y con respecto a sus rivales.

Equipamiento: acabado Gold. Seguridad

El nuevo Lancia Ypsilon aún no se ha sometido a las pruebas de choque de EuroNCAP, la última referencia es del Ypsilon del año 2000, y esa referencia no nos vale para nada. No obstante, sabemos que el Fiat 500, sobre el que se basa, obtuvo cinco estrellas en su día, por lo que podríamos extrapolar la calificación. Sólo hay una excepción, ya que no dispone de ESP de serie no podría obtener las cinco estrellas, necesariamente se quedaría en sólamente cuatro estrellas.

Lancia Ypsilon 1.3 JTD Gold, a prueba (III)

No obstante, la dotación de seguridad del Lancia Ypsilon no es grande. De serie sólo lleva airbags frontales, y de cortina, pero hay que pagar aparte para los airbags laterales, política que no termino de comprender. En cuanto a equipamiento de serie en el acabado Gold intermedio, tenemos elementos típicos como ordenador de a bordo, espejos eléctricos, llantas de aleación de 15”, aire acondicionado, volante forrado en cuero o radio CD con MP3. Lo esencial, sin quedarse cortos.

Las diferencias esenciales con el acabado Silver de acceso son las llantas y el aire acondicionado. Nuestra unidad llevaba bastantes extras montados. Uno de los más interesantes es el pack Dolce Vita, que por 508€ nos da control de crucero, sensores de luz y lluvia y un sensor trasero de aparcamiento. Hay que pagar 85€ por tener mandos para la radio en el volante. Idéntico precio que paga por partida triple nuestra unidad para los elevalunas eléctricos traseros.

Lancia Ypsilon 1.3 JTD Gold, a prueba (III)

Por último, nuestra unidad equipa el pack Blue&Me, en el que se incluye una toma USB para el equipo de audio, un sistema de manos libres Bluetooth con control por voz y la preinstalación para el navegador. Por 297€, merece la pena. En conjunto, nuestra unidad se dejaba 1.272€ en equipamiento extra. Conociendo un precio base de 16.400€, tenemos un precio final de 17.672€. Veamos ahora qué nos aportan sus principales rivales y si son o no superiores.

Comparativa con sus rivales

El Lancia Ypsilon se mueve entre el terreno premium y el generalista a nivel de precios y posicionamiento, lo que le coloca en una posición diferente según con qué rivales. Uno de sus rivales básicos es el Mini One D, con motor 1.6 turbodiésel de 90 CV. Consumos y prestaciones son casi idénticos al Lancia, aunque es un coche con un habitáculo menos espacioso, especialmente en las plazas traseras. Es premium y tiene muchísimas posibilidades de personalización.

Su calidad interior está al nivel del Lancia, pero su precio es muy superior. Su precio base es de 17.700€, con el equipamiento necesario para equipararlo al nivel del Lancia se pone en casi 22.000€, y eso son más de 4.000€ de diferencia. Otro rival que el potencial comprador de un Lancia Ypsilon podría valorar es un Audi A1, todavía más adentro del espectro premium. El equipamiento elegido es el Attraction, con el equilibrado motor turbodiésel 1.6 TDI de 90 CV.

Lancia Ypsilon 1.3 JTD Gold, a prueba (III)

Nos costará 20.200€ a igualdad de equipamiento, pero su habitáculo es más amplio y está construido con una elevada calidad. En cuanto a prestaciones y consumos, de nuevo las diferencias son mínimas con el Lancía, aunque al igual que el Mini, ambos llevan ESP y airbags laterales de serie. Otro rival a considerar dentro del propio Grupo Fiat es el Fiat 500. A pesar de ser más pequeño exteriormente, comparte motorización y tiene una imagen que puede atraer a compradores de Lancia.

Es un coche con unas plazas delanteras igualmente espaciosas y unas plazas traseras bastante angostas. Su maletero es muy pequeño, casi tanto como el del Mini, que es testimonial. Su interior no tiene la misma calidad, está por debajo. A nivel dinámico, tanto Mini como Audi como Fiat están un paso por encima de manera clara, ya que se orientan a la deportividad. Con un equipamiento idéntico cuesta 16.370€, y cuenta con diversas promociones comerciales.

Lancia Ypsilon 1.3 JTD Gold, a prueba (III)

Por último, creemos que no nos podemos olvidar del nuevo Renault Twingo como rival interesante. Es generalista, pero es personalizable y tiene una imagen chic. Mi compañero David ha estado en su presentación. Es un coche de una calidad inferior, pero con un habitáculo casi tan amplio dispuesto de una manera similar. Su maletero es más pequeño. El motor comparable es un 1.5 dCi eco2 de 85 CV, con un consumo medio aún más bajo, sólo 3,4 l/100 km. Sus prestaciones son ligeramente inferiores.

Lo mejor del Twingo es que además de tener promociones de lanzamiento, es muy barato. Aunque a su equipamiento no podamos añadir automatismos, sensores o la conectividad de audio, con el turbodiésel de 85 CV, llantas y climatización cuesta sólamente 12.150€, son 5.000€ menos que el Lancia.

Conclusiones

El Lancia Ypsilon es un coche muy particular, con un posicionamiento bastante peculiar que lo coloca en tierra de nadie, lo que puede ser una gran ventaja o un inconveniente de cara a las ventas en un mercado como el español ya que se coloca en un terreno intermedio entre los vehículos generalistas y los premium. Se trata de un coche con un gran motor, relativamente lujoso y cómodo, pero con algunas lagunas importantes en el equipamiento de seguridad.

Lancia Ypsilon 1.3 JTD Gold, a prueba (III)

A destacar

  • Calidad interior, imagen chic
  • Consumos irrisorios
  • Plazas traseras

A mejorar

  • Equipamiento de seguridad
  • Tacto de la dirección
  • Espacio delantero

En Diariomotor: Lancia Ypsilon 1.3 JTD Gold, a prueba (II) | Lancia Ypsilon 1.3 JTD Gold, a prueba (I) | Lancia Ypsilon Diamond, lujo máximo para un coche sin ESP de serie | Lancia Ypsilon 5 puertas, precios y equipamiento | Lancia Ypsilon 2011

Lee a continuación: Lancia Ypsilon 1.3 JTD Gold, a prueba (II)

Solicita tu oferta desde 9.195 €
  • Kenko

    El Fiat 500 tampoco incluye ESP de serie e inexplicablemente obtuvo las 5 estrellas…

  • Urbyle

    Pues yo no lo veo tan malo la verdad, un poco salado  2.000€ de descuentito y perfecto, por todo lo demas es buen coche. Buena prueba.