Italdesign Giugiaro Brivido, porque los híbridos también pueden tener diseño deportivo

Fran López  | 

Junto con el Pininfarina Cambiano, otro de los prototipos “de diseño” más llamativos del Salón de Ginebra 2012 también procedía de tierras italianas, y lucía orgulloso otro nombre emblemático: Italdesign Giugiaro. Estamos hablando del Brivido, un ejercicio de diseño muy conseguido con proporciones armoniosas, mecánica híbrida y prestaciones a la altura de su aspecto exterior, al menos sobre el papel.

Ciertamente su diseño impacta, y todavía más que el exterior lo hace su interior, dando la impresión de que proviene directamente del futuro. No soy demasiado partidario de estos interiores desmesuradamente futuristas, plagados de información digital o pantallas por doquier, pero hay que reconocer que en prototipos de este estilo tienen su razón de ser. ¿Veremos algún día en la calle al Italdesign Giugiaro Brivido? Lamentablemente me temo que las probabilidades de que esto suceda son escasas, por no decir directamente nulas.

Italdesign Giugiaro Brivido

Ya bajo la tutela de Volkswagen, Giugiaro sigue presentando nuevos prototipos exclusivos bajo su propia marca de diseño para los principales salones automovilísticos. Bajo sus proporciones de Gran Turismo clásico (4,98 metros de longitud, 1,96 metros de anchura y 1,298 metros de altura) se esconde una mirada al futuro, tanto por sus líneas exteriores como por sus soluciones tecnológicas. La apertura de las puertas, por cierto, es del tipo “alas de gaviota”, muy efectista, y su carrocería está realizada íntegramente en aluminio, fibra de carbono y cristal, con una parte trasera muy llamativa.

Para su mecánica, Italdesign ha recurrido a un motor híbrido, con un V6 de gasolina de 3.0 litros con 360 CV y 460 Nm de par máximo y un motor eléctrico, ambos de procedencia desconocida. En total, el Italdesign Giugiaro Brivido cuenta con 408 CV y un par máximo de 600 Nm, asociados a una transmisión automática de 8 velocidades. Con estas cifras, sus prestaciones son muy buenas, aunque no de superdeportivo, anunciándose los 275 km/h de velocidad punta o una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos. Sus emisiones contaminantes se quedan en 154 gramos de dióxido de carbono por kilómetro recorrido.

Italdesign Giugiaro Brivido

De todas formas, en un prototipo como este, que probablemente nunca pise la carretera, estos datos son casi lo de menos. Por último, toca echarle un vistazo a su interior, lujoso, tecnológico y con un estilo muy arriesgado. El volante, de forma poligonal, cuenta a ambos lados con pantallas que hacen las veces de espejos retrovisores exteriores, ayudados por las cámaras.

El Volkswagen Group Electronics Research Lab, en colaboración con la propia Italdesign, se encarga de lo que ellos llaman como Human Machine Interface, o HMI, que incluye todo el sistema de información y control del coche, controlándolo gracias a los paneles táctiles del volante. También cuenta con una capilla para instrumentación, con integración con iPad para multimedia, enfrente del pasajero. ¿Veremos pronto alguna de estas ideas aplicadas a un modelo de producción?

Fuente: ZerCustoms
En Tecmovia: Filtrado antes de su estreno el Italdesign Giugiaro Brivido
En Diariomotor: Bertone Nuccio Concept | Las cinco claves que definen al Pininfarina Cambiano Concept

Lee a continuación: Fiat 500 L, tras la pista del Mini Countryman

Ver todos los comentarios 7