Etiquetado europeo de neumáticos, ¿es suficiente para informar al consumidor?

 |  @davidvillarreal  | 

Desde hace tiempo os venimos hablando del nuevo sistema europeo de Etiquetado de Neumáticos, una normativa que será de obligado cumplimiento a partir del próximo 1 de noviembre. Aún así parece que este método objetivo para permitir la comparación de neumáticos al comprador, aunque necesario, se sigue mostrando a todas luces insuficiente en tanto el número de parámetros a comparar es aún demasiado escaso.

Recordemos que en el nuevo Etiquetado de Neumáticos tendrán que aparecer unos pictogramas y una escala de valores (de la A a la G y en decibelios) para determinar la eficiencia, la seguridad y la sonoridad del neumático. En definitiva, los análisis y comparativas de la prensa autorizada, las opiniones de internet o los tests de organizaciones y clubs de automovilistas (véase ADAC en Alemania) siguen siendo el método más efectivo para decidir que neumático te conviene y cual se adaptará mejor a tus exigencias con un precio más ajustado.

Para ti, ¿qué es un buen neumático?

El cliente valora sobre todo la versatilidad del neumático, seguido de equilibrio de prestaciones, seguridad y duración. El aspecto que genera más insatisfacción es la poca durabilidad.

Según el estudio realizado por el Grupo GFK en 2010, el cliente busca sobre todo versatilidad. Un neumático debe reunir al menos una relación equilibrada de todos aquellos aspectos que se exigen de él, ser apto para su labor en todo tipo de carreteras y condiciones y que sus prestaciones no cambien radicalmente con el paso del tiempo.

En segundo lugar el cliente busca seguridad, lo cual aprecia en el agarre en carretera al acelerar y al frenar e independientemente de que el asfalto esté húmedo o seco. La duración también es un punto que preocupa al cliente, dado que de ello dependerá en buena parte la amortización del neumático.

Aún más sorprendente es que existan ciertas diferencias entre lo que un cliente busca en un neumático y los aspectos que le generan insatisfacción. En primer lugar los clientes insatisfechos se quejan de la duración, en segundo el confort y en tercero la fiabilidad. Está claro que la versatilidad, aún siendo lo más importante para los conductores, no causa insatisfacción en tanto el conductor generalmente no lleva al límite sus neumáticos.

Un sistema de etiquetado que cumple parcialmente con la expectativa del consumidor

Los fabricantes manejan métricas muy completas que en ocasiones reflejan cientos de parámetros acerca del neumático.

Está claro que con estas expectativas el sistema de Etiquetado de Neumáticos no es suficiente para informar al conductor, aunque el segundo objetivo que persigue la Unión Europea es la mejora de la competencia y animar a los fabricantes a ofrecer neumáticos de mayor calidad y con mejores resultados que reflejar en el etiquetado.

Fabricantes como Michelin reconocen que su esfuerzo sigue yendo enfocado a mejorar la seguridad, y no sólo en mojado, así como también la duración de sus productos. Internamente se emplean cientos de parámetros que definen las características de un neumático dentro de su gama y frente a la competencia. Goodyear-Dunlop reconocía que los parámetros de certificación de la Unión Europea ya entran entre los más de 50 aspectos que cubren sus análisis internos.

Y tú, ¿cómo decides el neumático idóneo para tu conducción y tu vehículo?

Fuente: Michelin | Grupo GFK
En Diariomotor: Etiquetado europeo de neumáticos, guía básica | ¿Cómo se fabrica un neumático? | Todo sobre los neumáticos de invierno

Lee a continuación: Dunlop Sport Maxx RT y Race, presentación y prueba en Ascari