Peugeot 3008 Hybrid4 a prueba (III)

 |  @HerraizM  | 

Tercera y última parte de la prueba del Peugeot 3008 Hybrid4. Hemos repasado en la primera parte su diseño exterior y su interior, viendo que gana en peso, hasta por encima de los 1.700 kg, respecto a la versión normal y perdiendo maletero a consecuencia de la presencia de un motor eléctrico y las baterías en el eje trasero.

Un sistema híbrido que me ha dejado dinámicamente en la segunda parte de la prueba con un buen sabor de boca en cuanto a estabilidad y compromiso con la seguridad en el paso por curva se refiere y que además, a pesar del peso elevado del vehículo consigue consumos nada excesivos. Ahora, es el momento de poner fin a esta prueba con los detalles de los precios de la gama y equipamiento de este Peugeot 3008 Hybrid4, conocer los rivales de este modelo y sacar conclusiones.


Equipamiento

El 3008 Hybrid4 tiene un precio de partida de 33.800 euros, precio que se corresponde con el modelo 99g. También nos encontramos con una versión superior, la que he podido probar durante esta semana, que tiene un precio de partida de 36.000 euros. Si lo comparamos con el 3008 más cercano a lo que nos ofrece el 3008 Hybrid4, el hdi 2.0 de 160 caballos, cambio automático y acabado Allure , partiendo de un precio de 29.950 euros nos deja una diferencia de precio de 3.850 euros para la versión base del 3008 Hybrid4 y de prácticamente 6.000 euros respecto a la versión más alta.

El equipamiento del 3008 Hybrid4 probado consta de airbags laterales y de cortina, ESP, climatizador automático con regulación independiente, retrovisores electrónicos, térmicos y abatibles electrónicamente con carcasa cromada, limpiaparabrisas automático, antinieblas delantero, retrovisor interior electrocromático, luces diurnas led, encendido automático de faros, llantas de 17 pulgadas, embellecedores delantero y trasero, cristales oscurecidos, navegador, Head Up Display y volante en cuero. Más allá del equipamiento de serie, no podemos pasar por alto su pintura, con un coste de 450 euros o su techo panorámico en cristal, no practicable, por 490 euros. Las llantas Oltis de 17 pulgadas de serie, están también disponibles en 18 pulgadas, con un precio de 410 euros, y otras en 16.

En su interior, la tapicería, de la que ya me quejé por su diseño en la primera parte de la prueba, es de serie, estando también disponible en un tono más claro. Opcionalmente lo podemos equipar con cuero, tanto en un tono oscuro como claro, por 2.000 euros. La unidad probada contaba con detector de obstáculos tanto delantero como trasero, con un sobrecoste de 192 euros y el pack vídeo, con dos pantallas de DVD de 7 pulgadas tras los asientos posteriores y con dos euroconectores, con un precio de 577 euros.

En definitiva, la unidad probada tiene un precio de 37.711 euros con la pintura, el techo panorámico, el detector de obstáculos y las dos pantallas de DVD.

Alternativas al 3008 Hybrid4

Teniendo en cuenta este precio y las características del 3008 Hybrid4, tanto por concepto de crossover como por sus prestaciones toca el turno de ver que otros modelos podríamos adquirir.

Pensando en modelos híbridos podemos mirar incluso dentro de la misma marca, con el Peugeot RXH desde los 41.500 euros que mi compañero David Villareal ha podido probar también recientemente. Incluso con el mismo sistema, pero con un concepto totalmente diferente tenemos al Citroën DS5 Hybrid4, por si queremos disfrutar del sistema híbrido pero preferimos optar por un diseño diferente, con un precio de partida de 41.600 euros, en ambos casos por encima del precio del 3008.

Con un precio más parejo al del 3008, pero con la dificultad de encontrar rivales equiparables mecánicamente, podemos optar por algunos crossover que a pesar de contar con un motor tradicional podemos comparar por filosofía. Por ejemplo, en Volkswagen nos encontramos con el Tiguan 2.0 TDi 4Motion de 170 caballos por 33.500 euros.

También podemos optar por todo un superventas, el Nissan Qasqhai, que equipado con el motor diésel 2.0, eso sí, con 150 caballos, y el cambio automático con el acabado superior, el Teckna premium, con xenón, piel o equipo Bose entre otros, por menos de 32.000 euros. De nuevo no comparable mecánicamente o por lo menos lejano al extra de potencia que nos ofrece el motor eléctrico.

Incluso podemos optar por el Ford Kuga, con el 2.0 TDCi de 160 caballos, powershift y tracción a las 4 ruedas, con el acabado Titanium S, tiene un precio de partida de 34.000 euros, eso sí, actualmente Ford ofrece un descuento de unos considerables 5.350 euros que nos deja con el Kuga por 28.650 euros.

¿Supone un ahorro importante? depende de como valoremos el extra en seguridad y confort

Llega el punto y final a la prueba tras analizar el equipamiento de la unidad probada y los posibles rivales, haber conocido su diseño, concepto y su comportamiento dinámico en esta última semana, toca extraer conclusiones de estos 7 días, de los 1.000 kilómetros recorridos juntos.

En primer lugar, ¿sale rentable gastarse entre 3.000 y 6.000 euros para contar con el sistema híbrido? Es la pregunta más difícil de esta prueba. Hay que valorar mucho las distancias que recorremos en nuestro día a día. Personalmente, no me compensaría centrándonos únicamente en cuestiones de ahorro de combustible. Y no lo haría por la cantidad de kilómetros que recorro a la semana en autovía, aproximadamente unos 100 kilómetros en autovía al día, donde como pudimos ver se le saca el menor partido al sistema.

Pero como he dicho en más de una ocasión, tanto durante la prueba como a través de Twitter los días que estuve con el 3008 Hybrid4, no sólo hay que valorar el ahorro, que quizá no sea tan claro si no nos movemos bastante por ciudad, sino que hay que valorar la mejora en confort, por el silencio en marcha y la suavidad de uso en ciudad y sobre todo, el extra en seguridad con la tracción a las 4 ruedas ¿vale eso entre 3.000 y 6.000 euros? Ahí ya es un matiz que tenéis que responder a título personal.

Con consumos ligeramente por encima de los 4l/100 km en ciudad, 6 l/100 km en autovía y un mixto de 5.6 l/100 km no se muestra tragón teniendo en cuenta que estamos ante un coche que supera los 1.700 kg. Estéticamente entra en juego de nuevo el factor personal, por lo que la decisión de si “gusta o no” la dejo a vuestra elección. Los acabados interiores son buenos. Aluminio, plástico con brillo, materiales blandos, diseño de algunos de los botones cuidados… es bueno sí.

Siguiendo con su habitáculo también cabe reseñar su habitabilidad. Buen espacio en las plazas delanteras, tanto en anchura como en longitud, al igual que en la butaca trasera. He echado en falta algún hueco extra para las llaves, móvil, cartera, gafas de sol y demás objetos diarios a pesar de contar con un descomunal espacio bajo el reposabrazos, pero que como comenté deja demasiado a merced de los movimientos del coche a los objetos. Eso sí, para llevar una botella de agua grande es inmejorable. El maletero algo justo por la perdida de espacio al añadir el sistema híbrido, pero suficiente y con buenos detalles.

¿Y dinámicamente? Me quedo, y me repito de nuevo, con su comportamiento, su estabilidad, su respuesta ante una situación forzada en mitad de una curva, un comportamiento muy noble gracias al sistema de tracción. En ciudad, también es una delicia poder recorrer nuestro camino diario hasta el supermercado en silencio y sin consumir gasolina, o consumir muy poco según lo lejos que vivamos. Una grata experiencia sin escuchar el diésel y sobre todo viendo el consumo inmediato en 0. En modo Sport tenemos una entrega más notable, el apoyo del eje trasero se nota, pero personalmente no veo al 3008 como un coche para irnos en modo sport a tomar unas curvas el domingo por la mañana. El modo 4wd, nos ofrece un extra en caso de camino embarrado, arena fina o nieve, pero como comprenderéis no es un todoterreno. Hay cromados en los bajos, no hay una altura al suelo libre excesiva… pero nunca está demás contar con un apoyo extra cuando de tracción se refiere.

A destacar

  • Aporte extra de confort
  • Sistema de tracción total
  • Ahorro en ciudad

A mejorar

  • Peso extra del sistema híbrido
  • Perdida de capacidad del maletero
  • Falta de huecos para objetos en el puente central


En Diariomotor: Peugeot 3008 Hybrid4 a prueba (I)| Peugeot 3008 hybrid4 a prueba (II)

Lee a continuación: Peugeot 3008 hybrid4 a prueba (II)

Solicita tu oferta desde 21.800 €
  • Coches10

    sobre el tema de si sale a cuenta pagar 3000 euros más también hay que considerar que el factor ecológico: se contamina mucho menos con un híbrido

    • tito2898

      y el beneficio seria a largo plazo …. ademas el diseño es lindo

  • X 2.0

    No es un coche que me guste estéticamente, pero hay que reconocer que en cuanto al apartado mecánico Peugueot ha estado muy acertado con este coche y ha dejado que en este sentido puede traernos buenos coches, yo espero todo esto apliacado por ejemplo, al siguiente RCZ o a modelos de enfoque deportivo.