comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Mitsubishi

3 MIN

Mitsubishi Outlander Plug-In, llegó la hora del híbrido enchufable

La vorágine medioambiental y el empeño de las autoridades y con ello de los fabricantes para desarrollar vehículos más eficientes y sostenibles no se detiene. Los grandes todocamino han cedido terreno a apuestas más contenidas, urbanas y eficientes, entre otras razones por su consumo y costoso mantenimiento. Mitsubishi lo tenía claro con el lanzamiento de su nueva generación de Outlander, sabiendo que buena parte de sus intereses internacionales pasan por el desarrollo de una mecánica ultra-eficiente que correrá a cargo de un híbrido enchufable.

El nuevo Mitsubishi Outlander Plug-In Hybrid se beneficiará de una batería de iones de litio que podrá enchufarse en cualquier toma de corriente convencional. Gracias a ello contará con una autonomía eléctrica de 50 kilómetros, pudiendo cubrir hasta 60 kilómetros con un consumo ínfimo de 1 litro de gasolina. Muy interesante es el hecho de que su autonomía total ascienda a 800 kilómetros, con el depósito de combustible lleno y las baterías completamente recargadas, una cifra muy a tener en cuenta y bastante buena para un todoterreno de su naturaleza y tamaño.

Los mejores resultados y consumos más bajos los obtendremos optimizando las recargas de las baterías de ión de litio, y tratando de que estas siempre estén completamente cargadas de energía.

Con las baterías completamente cargadas, podremos recorrer 60 kilómetros y cubrir la mayoría de trayectos urbanos con un consumo de tan sólo 1 litro de gasolina.

Otro punto que no debemos obviar es el de su gravamen impositivo, dado que el Mitsubishi Outlander Plug-In Hybrid podría beneficiarse de subvenciones, exención de impuestos o acceso a zonas limitadas a vehículos poco contaminantes, por no hablar de la ventaja que supone el hecho de poder cubrir la mayoría o prácticamente todos los trayectos urbanos en modo eléctrico, aprovechando incluso la presencia de puntos de recarga gratuitos en el trabajo (por poner un ejemplo). Se comenta que contará con unas emisiones homologadas de sólo 50 g/km.

En conjunto hablamos de una mecánica compuesta por un motor de gasolina de 16 válvulas y dos eléctricos síncronos de 94 CV y 80 CV, en el eje anterior y posterior respectivamente. Además del modo eléctrico puro podría funcionar en serie, empleando el motor de combustión únicamente para recargar las baterías y desplazándose gracias al impulso de los motores eléctricos y también en paralelo, aprovechando los tres motores según las condiciones de la marcha o la necesidad de tracción y potencia en cada momento.

Será muy interesante valorar su posición en el mercado una vez conozcamos el precio definitivo con que se lanzará a los concesionarios el año próximo, primero tendrá que presentarse en sociedad después de verano en el Salón de París. Pensemos que esta tecnología encarecerá el producto, pero dado que hablamos de un todocamino de gama media-alta y los beneficios a medio y largo plazo de esta tecnología, todo apunta a que se convertirá en una de las mecánicas más interesantes con que se lanzará a los concesionarios el nuevo Mitsubishi Outlander.

Fuente: Mitsubishi En Tecmovia: Mitsubishi presenta su plataforma híbrida PHEV En Diariomotor: Mitsubishi Outlander, menos de 130 g/km de CO2 y un híbrido enchufable en 2013