comscore
MENÚ
Diariomotor
Volvo

3 MIN

Volvo S60 Polestar y Volvo V40 Polestar, la deportividad se apodera de la firma sueca

En el nutrido mercado de las marcas premium, los últimos años se han caracterizado porque prácticamente todas las firmas cuentan con variantes deportivas de sus modelos más exitosos, un camino que ya marcaron las marcas alemanas hace muchos años. BMW, Audi y Mercedes cuentan con sus respectivas variantes deportivas, y en los últimos años hemos visto aparecer las variantes F de Lexus, la futura IPL de Infiniti o los modelos R de Jaguar. En esta lista se echa de menos a Volvo, un clásico entre las marcas premium.

No obstante, en los últimos tiempos hemos visto un intento de Volvo de ofrecer su propia gama deportiva mediante Polestar, como por ejemplo el Volvo C30 Performance Polestar presentado hace dos años en forma de prototipo. Las verdaderas intenciones de Volvo fueron mostradas hace unas semanas con el Volvo S60 Polestar, un precioso artefacto de 508 CV que conjuga toda la elegancia del S60 estándar con los fantásticos toques deportivos de Polestar. Fue presentado como un prototipo, pero la unidad fue vendida y hay planes serios de lanzarlo a la producción.

En ningún momento la firma sueca se ha pronunciado al respecto, pero ya son varias las fuentes que aseguran que el coche ha recibido luz verde para su producción. La revista británica Autocar se ha puesto en contacto con uno de los peces gordos de la división británica de Volvo, y éste les ha confirmado que la compañía está analizando muy seriamente lanzar el modelo. Teniendo en cuenta la buena acogida que ha tenido (pese al elevado precio del primer prototipo), podemos adivinar que las posibilidades de que se fabrique en serie son muy altas.

De llegar a ser realidad, las especificaciones serían prácticamente las mismas que las del prototipo, es decir, un motor turboalimentado de 3 litros que entrega 508 CV, tracción total, un chasis más deportivo y unas prestaciones para quitarse el sombrero (de 0 a 100 en menos de 4 segundos y una velocidad máxima de 300 km/h). Su precio rondaría los 120.000 euros, una cifra superior a la de rivales como el Mercedes C 63 AMG o el Lexus IS-F, aunque probablemente el Volvo sea aún más exclusivo.

Como este modelo es excesivamente radical, la marca también se está planteando lanzar otro modelo de Polestar más racional en todos los sentidos. Recientemente ha comenzado a hablarse de la posibilidad de un hipotético Volvo V40 Polestar, la versión más deportiva del recién llegado Volvo V40, que llegaría a competir con el futuro Audi S3 o el BMW M135i. Con una estética más deportiva que la de las variantes convencionales, bajo el capó nos encontraríamos un motor 2.5 turbo de cinco cilindros que ya incorpora la versión T5 pero potenciado hasta unos 280 CV, y probablemente vinculado a tracción total.

Aunque no hay ningún detalle oficial al respecto, se espera que Volvo presente esta versión de producción del Volvo V40 Polestar en el Salón de París el próximo mes de septiembre, es decir, en apenas dos meses, y saldría a la venta unos meses después a un precio de unos 40.000 euros. Para el Volvo S60 Polestar aún habría que esperar unos meses más, pero a lo largo de 2013 se espera que ya se haya presentado la versión definitiva. Si finalmente ambos modelos llegan a la calle, Volvo situará de un plumazo dos vehículos premium deportivos que rivalicen de tú a tú con los arraigados rivales alemanes.

Fuente: Autocar | PistonHeads En Diariomotor: Volvo C30 Performance Polestar | Volvo S60 Polestar