Juke, Qashqai y Murano: los crossovers de Nissan a prueba

 |  @davidvillarreal  | 

Regresamos con una nueva comparativa tematizada. Si hace unos días os presentábamos las peculiaridades de cada modelo de la gama híbrida de Toyota, en esta ocasión nos subimos a la gama de crossovers de Nissan para poner a prueba, en carretera y campo, al exitoso trío japonés formado por Juke, Qashqai y Murano. En definitiva se trata de turismos que en mayor o menor medida han sido enfocados a la carretera, pero con un marcado carácter campestre gracias al sistema de tracción All Mode 4×4, en tres iteraciones presentes en cada uno de los modelos de los que os vamos a hablar.

Es evidente y una verdad absoluta que el mayor volumen de ventas en esta categoría lo siguen copando los modelos de tracción delantera. No obstante para cualquiera que quiera un aporte añadido de seguridad o simplemente enfrentarse con solvencia a situaciones de baja adherencia fuera del asfalto, lo más conveniente será equipar la tracción a las cuatro ruedas. Por esta razón y por las pistas de tierra y arena prensada que sirvieron de escenario para la elaboración de esta comparativa, nos centraremos en sus aptitudes camperas y las peculiaridades del sistema de tracción a las cuatro ruedas All Mode 4×4.

Si lo deseas acompáñanos a conocer la gama de crossovers de tracción total de Nissan, compuesta por Nissan Juke, Nissan Qashqai y Nissan Murano.

Nissan Qashqai All Mode 4×4: desde 25.150€ para el 1.6 dCi de 130 CV

Nuestro consejo:
El motor 1.6 dCi de 130 CV es la opción ideal por su buena relación entre prestaciones, consumos y precio (el más barato desde 25.150€), amén de ser relativamente suave.

El Qashqai se ha convertido en los últimos años en un modelo de éxito y el ejemplo a seguir por muchos fabricantes que desean “hacer caja” con una moda que, lejos de ser pasajera, ha sabido capear la crisis y tal vez arrebatarle terreno a otros segmentos como el compacto tradicional, el monovolumen y la berlina de toda la vida. Mires donde mires es fácil encontrarte con un Qashqai, pero aún lo es más que este sea de tracción delantera. No obstante Nissan apela a la seguridad y la diversión como factores importantes para optar al sistema de tracción All Mode 4×4.

Se trata de un sistema de tracción conectable de accionamiento eléctrico que en condiciones normales proporciona par al eje delantero. En el momento exacto en el que se produce una pérdida de tracción (en décimas de segundo) el embrague central se activa repartiendo el par como mejor convenga. Opcionalmente podemos forzar el bloqueo central, modo Lock, para hacer que el reparto constante sea del 50:50, en un modo ideal para circular por pistas deslizantes y campo. El sistema All Mode 4×4 está disponible en los motores 1.6 dCi de 130 CV diésel, el 2.0 dCi de 150 CV diésel automático y el 2.0i de 140 CV gasolina.

Recientemente tuve ocasión de presentaros una prueba del Nissan Qashqai 1.6 dCi de 130 CV y la cámara de 360º dos de las últimas incorporaciones de este modelo del que mi compañero Sergio ya rindió cuentas en su prueba del Qashqai 2.0 dCi Tekna Sport 4×4.

Nissan Murano All Mode 4×4-i: desde 43.150€ para el 2.5 dCi de 190 CV

A diferencia del resto de crossovers de Nissan, el Murano se erige como una opción premium con sólo dos motores 2.5 dCi de 190 CV y 3.5 V6 de 256 CV y un precio que parte de los 43.150€. Por razones obvias el motor diésel es el que se lleva el mayor volumen de ventas. Hoy por hoy, es un modelo que ha quedado relegado a un segundo plano comercial por el éxito de Juke y Qashqai aunque no debemos olvidar que fue el germen original que dio vida al concepto crossover que tanto éxito y tantas alegrías a proporcionado a Nissan en los últimos años.

Por su cilindrada, el diésel no alardea de eficiencia pero sí de un gran empuje en todo el espectro de revoluciones y de una potencia aceptable – sin más – para sus dimensiones y peso. La tracción All Mode 4×4-i es de serie y se trata de una segunda iteración de la tecnología de Nissan que distribuye inteligentemente el par en base a pingües parámetros como el giro del volante o la inclinación de la carrocería.

La marca lo define como un sistema predictivo. Por desgracia las únicas predicciones posibles son las de los adivinos de televisión, y habitualmente se equivocan. Por suerte, el término predictivo se atribuye a la capacidad del sistema para determinar en décimas y centésimas de segundo la reacción ideal para adaptarse a las condiciones de adherencia e inclinación del terreno y ser capaz de traccionar con efectividad y mantener el contacto con el firme mucho antes de que el conductor haya sido capaz incluso de percatarse de lo que pasaba bajo sus pies.

Nissan Murano, indiscutiblemente premium

El Murano es un buen ejemplo de por qué los grandes todocamino premium deben resistir. Mientras el volumen de ventas y el éxito comercial se lo llevan los más pequeños y asequibles, sigue existiendo un nicho en ligero receso de modelos de gama alta que también destacan por su refinamiento, calidad de acabados y equipamiento para el confort. Además el Nissan Murano ha encontrado su feudo particular en mercados como Rusia, mientras que en Europa Occidental logró despegar en 2010 con el lanzamiento de un diésel que a día de hoy copa el 90% de las ventas.

En España se comercializa con tres líneas de equipamiento y acabado, en el caso del 2.5 dCi y sólo una tope de gama para el 3.5 V6. Business Edition ya incluye climatizador bizona con aire acondicionado en plazas traseras, llave inteligente y barras de techo. Tekna Sport incluye asientos en piel (delanteros calefactados), portón de apertura automática, llantas de 18”, cámara de visión trasera, Bluetooth, reconocimiento de voz y equipo multimedia y de navegación con disco duro. Tekna premium incluye luces traseras LED, memorias de posición de asientos, llantas de 20”, equipo de sonido BOSE y manetas de las puertas cromadas.

Nissan Juke All Mode 4×4-i TVC: desde 24.250€ para el 1.6 DIG-T de 190 CV

Sorprendentemente, el más pequeño y asequible también era el más avanzado tecnológicamente, deportivo y en resumen divertido en terrenos ligeramente deslizantes.

Se trata de la última incorporación de la oferta de crossovers de Nissan, el más pequeño y el que goza de un mayor enfoque urbano; pero pese a todo el Nissan Juke también ha estrenado uno de los sistemas de tracción total más avanzados de toda la gama: el All Mode 4×4-i TVC. Y lo ha hecho a cuento de equipar un motor tan sorprendente, dado su tamaño, como interesante. Pensemos que este segmento B venido a más, de suspensiones elevadas, llantas de 17” y neumáticos de 215/55, ha recibido un motor de inyección directa de gasolina y turbocompresor capaz de desarrollar 190 CV.

El All Mode 4×4 i-TVC no sólo combina la distribución variable de par entre ejes, con bloqueo central conectable, y el análisis dinámico de los ángulos de inclinación de la carrocería, velocidades de las ruedas y giro del volante, sino también un “autoblocante” en el eje posterior capaz de distribuir el par entre ambas ruedas hasta una relación de 0 a 100. Pensemos que siendo el más pequeño de los tres, estamos ante el modelo más deportivo y prestacional con permiso del Murano 3.5 V6 de 256 CV (que cuesta el doble, exactamente 50.950€), lo cual tiene mucho mérito.

Aunque es ligero, este Nissan Juke no es extraordinariamente ágil en terrenos complicados, no obstante de los tres fue el que se mostró más dinámico y divertido en las pistas de arena y tierra que tuvimos ocasión de realizar esta comparativa. Tienes más información en la prueba del Nissan Juke 1.6i Tekna Premium 4×2 de mi compañero Sergio.

En Diariomotor: Nissan Qashqai 2.0 dCi Tekna Sport 4×4, a prueba (I) | Nissan Juke 1.6i Tekna Premium 4×2, a prueba (I) | Nissan Qashqai 1.6 dCi, presentación y prueba en Madrid

Lee a continuación: Nissan Juke Nismo, sal y pimienta para la versión definitiva de producción

    Nissan Juke
    Solicita tu oferta desde 12.900 €
    • Urbyle

      Vaya tres.. Nissan se está luciendo en el terreno SUV, lo mejores de su categoría prácticamente.