Tres Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé, el toque automovilístico de los Juegos Olímpicos de Londres. Foto 7 de 8.