Renault y Mercedes amplían su colaboración; un motor gasolina de cuatro cilindros está en camino

 |  @vfdezd  | 

En el año 2010 conocimos el importante acuerdo de colaboración entre Daimler y Renault-Nissan para el desarrollo conjunto de diversas tecnologías así como la compartición de componentes de muchos de sus modelos. Además, han intercambiado el 3,1% de su accionariado. En estos dos años de colaboración, el resultado más visible es la Mercedes Citan, la nueva furgoneta ligera que se trata básicamente de un calco de la Renault Kangoo fabricada por la firma gala desde hace años.

Visto lo exitoso que está siendo este acuerdo de colaboración, que incluye compartir en el futuro motores V6 y V8 para utilizar en Infiniti, no es de extrañar que ambas partes hayan decidido extender el acuerdo más allá de lo vigente hasta ahora. Tanto el grupo alemán como Renault-Nissan han anunciado esta ampliación, cuya principal aportación es el desarrollo de un nuevo motor de gasolina de cuatro cilindros que ambas partes van a comenzar a utilizar en sus gamas a partir de 2016.

Se trata de un propulsor desarrollado a partes iguales que incorpora la última tecnología en motores de gasolina, es decir, turboalimentación e inyección directa en pequeñas cilindradas para conseguir prestaciones más aptas de un motor más grande, con unos consumos reducidos. En un futuro algo más lejano queda el desarrollo conjunto de vehículos híbridos o alimentados por pila de combustible, aunque se han apresurado a asegurar que estos planes no han sido paralizados sino que siguen en marcha.

Viendo que Mercedes ha robado la Kangoo a Renault de forma fácil, en esta nueva expansión Daimler ha cedido al grupo francojaponés mediante la cesión a una filial de Nissan de la fabricación de una nueva transmisión automática desarrollada íntegramente por Mercedes, de la cual no han dado ningún detalle adicional. La planta de Nissan comenzará a fabricar esa caja de cambios a partir de 2016 y será montada en vehículos Nissan e Infiniti además de los Mercedes-Benz.

Por tanto, vemos cómo Renault-Nissan y Daimler están tan satisfechas con su acuerdo de colaboración que han decidido ampliarlo con movimientos estratégicos para ambas partes, y no descartan que en un futuro sigan reforzando este vínculo con nuevos proyectos comunes. En este juego, los consumidores deberían ver unos precios más ajustados gracias a la economía de escala que la fabricación de componentes en volúmenes más grandes produce, aunque es difícil de cuantificar si esto se logra en realidad, o si se aplica.

Fuente: Mercedes | Renault
En Diariomotor: Renault, Nissan, Mercedes-Benz y Smart unen fuerzas para ser más competitivos | Mercedes ayudará a Renault en el desarrollo de su futura berlina grande

Lee a continuación: Renault Clio RS 1.6 200 EDC VS Clio RS 2.0: el paso del atmosférico a la sobrealimentación