Destino, un Fisker Karma con el motor del Corvette ZR1

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

La primera vez que nos sentábamos al volante de un Fisker Karma (podéis ver nuestras impresiones en la prueba del Fisker Karma), muchas sensaciones enfrentadas se agolpaban en mi mente. Estábamos ante un producto estéticamente arrebatador, con su toque tecnológico y futurista pero sobre todo la esencia, la pureza y el músculo de un gran deportivo norteamericano. Pero ¡ay del motor eléctrico! Me fascinan los avances que se han producido en el campo de los eléctricos y su apuesta por la autonomía extendida. No obstante era una lástima no sentir la fuerza de un buen motor de ocho cilindros en uve, a la antigua usanza.

El Salón de Detroit de 2013 es el punto de partida de la berlina que todos habíamos soñado, un Fisker Karma con el motor V8 LS9 del Chevrolet Corvette ZR1 para satisfacer al cliente más exquisito y plantar cara a las grandes berlinas europeas. Su nombre no puede ser más evocador, Destino. Con esto no quiero decir que el Fisker Karma no tenga sentido, es más, precisamente este V8 no tendría ninguna razón de ser si Henry Fisker no hubiera tenido la brillante idea de sorprendernos con su buen Karma y encargarse de poner un coche eléctrico en el garaje de algunas estrellas de Hollywood.

Destino: un Fisker Karma norteamericano con el beneplácito de Bob Lutz

Motor V8 Chevrolet, fabricado en Michigan (Estados Unidos) y apadrinado por Bob Lutz. ¿Qué más se puede pedir?

Los artífices de semejante empresa han sido VL Automotive, una empresa amparada por el archiconocido Bob Lutz, estrechamente ligado a General Motors – y otras marcas – desde hace cinco décadas. A diferencia del Fisker Karma, fabricado por Valmet Automotive en Finlandia, el Destino se producirá en Auburn Hills, Michigan, bajo licencia de Fisker Automotive.

El chasis ha sido puesto a punto para acomodar un bloque como el LS9 de 638 CV del Corvette ZR1 y la estética en apariencia es más sencilla. Por ejemplo las salidas de escape laterales han desaparecido y se han trasladado a la zaga, siendo cuatro, como cabría esperar en esta berlina con motor de Corvette. El frontal también ha abandonado la característica parrilla del Fisker y las caprichosas formas y rombos dibujados en la defensa. El emblema que luce, por supuesto, es el de VL Automotive.

El objetivo, medirse de tú a tú con la crema y nata de las berlinas deportivas de lujo europeas, como el Porsche Panamera o el Aston Martin Rapide.

Destino

De momento en Detroit se verá uno de los prototipos que ya se han ensamblado para llevar a cabo las pruebas e iniciar el proceso de homologación. Sin que aún conozcamos precios sabemos que las ventas empezarán, si no se producen retrasos, en la segunda mitad de 2013, en apenas unos meses.

Fuente: VL Automotive vía Worldcarfans
En Diariomotor: Prueba del Fisker Karma | Entrevista a Bernhard Koehler, cofundador de Fisker Automotive

Lee a continuación: Filtradas las dos primeras imágenes del Honda Urban SUV Concept

Ver todos los comentarios 9