comscore
MENÚ
Diariomotor
Industria

5 MIN

Plan PIVE 2013: todas las novedades resumidas en cinco puntos

Como ya os adelantábamos ayer mismo, el Ministro de Industria José Manuel Soria anunciaba que a partir del lunes 4 de febrero de 2013 comenzarán a tramitarse las ayudas del Plan PIVE 2 y retomarán el funcionamiento las aplicaciones informáticas encargadas del proceso. Los concesionarios y marcas adheridos al Plan PIVE 2012 seguirán estándolo en el renovado plan para 2013, pero las ayudas y las condiciones se han flexibilizado un poco más para satisfacer a un número mayor de compradores y en especial para beneficiar un poco más a las familias numerosas con necesidades de espacio especiales.

Hemos querido resumir muy brevemente las novedades del Plan PIVE 2 para 2013 y aclarar las dudas más frecuentes que puedan tener los compradores que quieran beneficiarse del plan de ayudas.

1. ¿Cuánto me ahorro?

A partir de ahora la ayuda aumenta hasta 3.000 euros para familias numerosas y turismos de más de cinco plazas.

Hasta ahora el Plan PIVE ofrecía una ayuda de 2.000 euros, repartida entre 1.000 euros de los que se hacía cargo el Gobierno y otros tantos por parte del concesionario y la marca.

La ayuda seguirá siendo la misma excepto para las familias numerosas en aquellos turismos de seis o más plazas, que recibirán una subvención de 3.000 euros a repartir equitativamente entre Gobierno y la marca y los concesionarios.

2. ¿Qué coche me puedo comprar?

Tendrá que ser un coche eficiente y salvo excepciones con un precio máximo de 30.000 euros.

Para ser beneficiario del Plan PIVE tendrás que adquirir un coche nuevo. El precio máximo de este seguirá siendo de 25.000 euros, antes de impuestos. Aproximadamente serán unos 30.000 euros, IVA incluido. No obstante esta restricción se elimina en el caso de eléctricos, híbridos enchufables y de autonomía extendida. En el caso de las familias numerosas, como ya adelantábamos ayer, el precio máximo se flexibilizará hasta los 30.000 euros antes de impuestos.

  • Un turismo con clasificación energética A o B, eléctrico puro o utilizando combustibles alternativos con emisiones de CO2 no superiores a 160 g/km.
  • Un vehículo comercial ligero eléctrico o con emisiones no superiores a 160 g/km.
  • Si eres integrante de una familia numerosa. Un turismo de más de cinco plazas con clasificación energética A, B o C.

3. ¿Qué coche debo achatarrar?

Si el coche que piensas remplazar tiene al menos diez años de antigüedad, podrás ser candidato a las ayudas del Plan PIVE.

A partir de ahora el coche que podremos entregar para su achatarramiento y retirada de las carreteras, tendrá que tener una antigüedad mínima de diez años desde su primera matriculación. Hasta ahora el límite que se había utilizado era de doce años, por lo que este aspecto también se ha flexibilizado para acoger un número mayor de solicitudes.

En el caso de vehículos comerciales, el coche a achatarrar podrá tener una antigüedad de siete o más años. Recordemos que pequeñas empresas, profesionales y autónomos, también se pueden acoger al Plan PIVE.

Es indispensable que el solicitante sea el titular del coche que se va a achatarrar, aunque no se especifica que sea necesario que su titularidad haya sido continuada durante un periodo determinado. Eso quiere decir que la pillería para adquirir un coche viejo con el mero fin de adherirse al Plan PIVE, seguirá existiendo.

4. ¿Hasta cuándo podré beneficiarme del Plan PIVE?

Si deseas adherirte al Plan PIVE te recomendamos que no retrases tu solicitud y compra más allá del verano.

El Ministerio de Industria ha establecido un plazo de doce meses, es decir, desde el 4 de febrero de 2013 hasta el 4 de febrero de 2014. No obstante las ayudas finalizarán en un año o en el momento en que la dotación presupuestaria de 150 millones de euros se agote, lo que suceda antes.

Es de suponer que las ayudas se agotarán, de seguir la evolución actual, en un plazo máximo de seis o siete meses. Eso quiere decir que aún tendrás tiempo de beneficiarte del Plan PIVE. No obstante la decisión de compra no debería retrasarse más allá del verano, puesto que para entonces es probable que el presupuesto esté cerca de agotarse y las reservas acumuladas ocasionen problemas y desagradables sorpresas para aquellos solicitantes que se adhieran al Plan PIVE a última hora.

5. ¿Cómo declararé en Hacienda la ayuda del Plan PIVE?

Si en la declaración del IRPF estás sujeto a un gravamen del 20%, por ejemplo, tendrás que devolver 200 euros de la ayuda recibida.

Es cierto que esos 2.000 euros de ayuda no son completos, con matices. En la declaración de la renta de 2013 los 1.000 euros de ayuda recibidos por parte del Gobierno (o 1.500 euros en caso de familias numerosas) constarán como ganancia patrimonial, con lo cual según la tributación del beneficiario tendrá que devolverse una parte a la Agencia Tributaria. En cuanto a los 1.000 euros de descuento ofrecidos por la marca y el concesionario, no existirá ninguna carga tributaria adicional.

Fuente: Ministerio de Industria En Diariomotor: Nuevo Plan PIVE 2012: ayuda para la compra de coches nuevos