CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

4 MIN

Conducir en un lugar mítico, el Paso del Stelvio

Juanma Nuevo | @JuanmaNuevo | 9 Mar 2013

El Paso del Stelvio, en los Alpes italianos, es famoso entre los aficionados al ciclismo por su presencia en el Giro de Italia desde hace 60 años. También es muy conocido por los amantes del esquí, ya que un glaciar cercano permite practicar éste deporte en los meses de verano. De hecho, esta estación de esquí – y lógicamente, la carretera por la que se accede – sólo está abierta de junio a noviembre por las condiciones meteorológicas de alta montaña el resto del año, que hace imposible retirar tal cantidad de nieve.

Sus 2.760 metros de altitud lo convierten en el paso de montaña pavimentado de mayor elevación de los Alpes orientales y el segundo más alto de los Alpes. El camino original data del Siglo XIX pero tuvo que llegar el programa Top Gear casi doscientos años después para, tras catalogarla como la mejor carretera para conducir, convertirlo en un lugar de peregrinación para automovilistas y motoristas.

Cómo llegar al Paso del Stelvio

La carretera que atraviesa el Paso del Stelvio es la SS38 (SS de strade statali,carretera nacional). En éstos tiempos, con cualquier GPS vais a llegar sin problemas y hay varias carreteras que desembocan en la SS38. La localidad de referencia es Bormio, a 20km del Paso, hasta dónde se accede ya vengamos de Italia o de Suiza, de hecho está a pocos kilómetros de la frontera.

En cualquier caso, se trata de alta montaña y de carreteras estrechas llenas de curvas, lo que quiere decir que tardaremos varias horas en llegar desde cualquier ciudad grande, eso sí, disfrutar del paisaje está garantizado. Por ejemplo, los 217 kilómetros que lo separan de Milán tardaremos algo más de 3 horas en recorrerlos.

El Paso del Umbrail, una ruta diferente para llegar al Paso del Stelvio

Si llegamos desde Bormio, estaremos subiendo y desde el Paso del Stelvio descenderemos hasta la localidad que da nombre al paso y al Parque Nacional. En mi caso, venía desde Austria por lo que no tuve que llegar hasta Bormio e ingresé a la SS38 desde otro punto, el Paso del Umbrail.

Tras dejar Austria y entrar en Italia por el Lago di Resia, estuve conduciendo durante 30 kilómetros hasta llegar a Santa Maria Val Müstair, ya parte de Suiza pero en plena frontera con Italia. Desde allí, inicié la subida al Paso del Stelvio a través del Paso del Umbrail. La carretera está en mal estado en los primeros kilómetros de los 16 totales pero después el asfalto está en muy buenas condiciones y se puede disfrutar de numerosas curvas cerradas.

48 curvas para disfrutar

Una vez en la cima, encontraremos los locales típicos de una estación de esquí. El paisaje en los alrededores es espectacular. Vale la pena parar y entretenerse en mirar el espectacular paisaje y escuchar los riachuelos que bajan de las cumbres de alrededor procedentes del deshielo. Es un buen preámbulo antes del plato fuerte, la bajada.

La vista de la carretera desde arriba es impresionante. Una vez realizadas las fotos de rigor, me dispongo al descenso. Son 48 curvas cerradas a lo largo de 24 kilómetros, con un desnivel medio del 7,6%. Cada curva está numerada. El asfalto está en perfecto estado pero la calzada es estrecha, hay que tener mucha precaución con los vehículos que suben. Se van sucediendo las curvas y no quieres que se acaben, cuándo estás abajo, quieres volver a subir y bajar…es toda una atracción, pura diversión y placer de conducir, aunque insisto, con respeto a la carretera y con precaución.

El Paso del Stelvio, alcanza y supera las expectativas. Es una gran experiencia conducir en éste lugar. Es uno de esos sitios en los que antes de irte, estás deseando volver. Me hubiera gustado ir con un deportivo, pero fuí con un humilde BMW 118d. Aún así, disfruté y recomiendo éste viaje a todo apasionado del motor. Eso sí, durante la bajada, me adelantó un Mercedes SLS AMG Roadster – por cierto, qué sonido tan maravilloso -, apostaría a que se lo pasó un poco mejor que yo.

Fuente: Wikipedia | Google Maps