El Nürburgring se pone a la venta, ¿hay salvación para la Meca del automovilismo?

 |  @sergioalvarez88  | 

El culebrón del Nürburgring continua. El resultado del drama es que el Nürburgring al completo se ha puesto en venta: Nordschleife, el parque de atracciones adyacente e incluso todo el circuito GP, apto para competiciones de Fórmula 1. Todo ha sido consecuencia del agujero de 400 millones de euros que ha dejado en las arcas alemanas la idea de construir un parque temático en la meca del automovilismo. La empresa concesionaria del mismo sobreestimó la afluencia de público y subestimó enormemente los costes de un proyecto que jamás llegó a terminarse.

Al contrario de España, varios responsables políticos dimitieron pero el daño ya estaba hecho. La concesionaria Nürburgring GmBh quebró y el estado de Rheinland-Pfalz tuvo que intervenir financieramente. El Estado necesita recuperar el dinero y por ello han puesto a la venta la mayor golosina automovilística de la historia. Una sóla entidad podría hacerse con unas instalaciones capaces de generar unos tremendos flujos de caja, con un gigantesco potencial de rentabilidad. El problema está en saber qué va a ocurrir cuando pase a manos privadas.

Hay varios puntos oscuros. En primer lugar, no se sabe si el Nordschleife (la verdadera joya de la corona) podrá seguir reteniendo su estatus asequible – en términos relativos – y de libre acceso para el público general. Puede que a la empresa propietaria le sea más rentable alquilar la pista a las marcas de coches para que prueben sus prototipos, o puede que decidan hacer dinero por la vía fácil, incrementando de forma exponencial el precio por vuelta, hasta ahora accesible para quien quisiera entrar al circuito con su coche.

Otro foco de preocupación se centra en el abandono de la gestión pública del Nordschleife, considerado como una carretera más. ¿Qué queremos decir? Ya no serán de origen público los servicios de emergencias, la Polizei no podrá intervenir en caso de un accidente grave o una disputa. La conservación del empleo o el mantenimiento de la pista no tendrá los mismos estándares actuales, francamente correctos. Puede cambiar para peor, pero si cambia a mejor estoy seguro de que será a costa de subir los precios de manera notable.

Por supuesto, la gestión ya no podrá ser transparente: será una empresa privada, con objetivos económicos y con el ahorro de costes en mente. Por supuesto, no se puede culpar a una empresa de actuar como tal – sería como pedir al Papa su conversión al Islam – pero desde el punto de vista del aficionado, hay mucho que perder. Por desgracia, no sabremos qué ocurrirá con el Nürburgring hasta que su venta no se cierre. Ojalá termine en manos de una empresa o inversor privado que tenga como fin último el mantenimiento del verdadero espíritu del Nürburgring.

Es difícil, pero siempre hay que dejar la puerta abierta al optimismo. Es lo único que nos queda.

Fuente: Bridge to Gantry
En Diariomotor: El circuito de Nürburgring entra en bancarrota | Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

Lee a continuación: Cuando la seguridad no es el problema en F1

  • MRTN4687

    Jeques a la vista.

  • Patek

    Más bien acabará engullido por la gran VAGina.

  • Fernando

    Esto va a ser pagado por Luca di Montezemolo, sino, raro

  • Cuantos Diariomotorers hay? a cuanto salimos?