CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

6 MIN

Lamborghini Gallardo de segunda mano: ¿ganga a la vista?

David Villarreal | @davidvillarreal | 6 Abr 2013
lamborghini-gallardo-1-dm-700px-dm-700px-1
lamborghini-gallardo-1-dm-700px-dm-700px-1

Tras pensar muy seriamente si estamos en un buen momento para comprar un Maserati Quattroporte, sigo con mi objetivo italiano. Pero esta vez decido que estaría dispuesto a renunciar a las plazas traseras, incluso a conformarme con un maletero que apenas disponga de espacio para la maleta de mano que utilizo en los vuelos de bajo coste. ¿Por qué no plantearme la compra de un superdeportivo? ¿Qué tal un Lamborghini?

Lamborghini ha dejado de ser esa marca ultraexclusiva de antaño. Hay más de 13.000 unidades del Lamborghini Gallardo construidas, más de mil únicamente en el último año. Eso quiere decir que tener un Lamborghini en tu garaje, aunque siga siendo una locura que solo se podrán permitir aquellos que dispongan de un nivel de ingresos anuales altísimo, ya no goza del mismo halo de exclusividad de hace apenas unos años.

Pero el análisis positivo de esta historia nos lleva a otro detalle de interés. En Europa es posible adquirir un Lamborghini Gallardo de ocasión con precios que parten desde aproximadamente los 60.000 euros, prácticamente al nivel de un Audi TT RS Coupé, un BMW Z4 sDrive35is o un Mercedes SLK 350 BlueEFFICIENCY de nueva matriculación.

¿Por qué hay tantas ofertas, y tan buenas, de Gallardo de ocasión?

El Lamborghini Gallardo cuenta con distribución por cadena y su mantenimiento es, a priori, más económico que el de un Ferrari F430. No obstante, si tienes que mirar con lupa el mantenimiento de tu futuro Gallardo, es probable que no te puedas permitir un superdeportivo en tu garaje.

Pero no nos engañemos, aunque los precios de un Lamborghini Gallardo con no más de 50.000 kilómetros – que son muchos para un superdeportivo como este – sean tan tentadores, jamás nos debemos olvidar de su mantenimiento, el coste por kilómetro, las reparaciones que necesariamente requerirá un coche de ocasión y el coste del seguro. Antes de hacer cuentas cerciórate de lo que haces. Si te estás preguntando cuanto te costaría mantener un Gallardo para encajarlo en tu presupuesto para “vicios” de cuatro ruedas, es probable que un Lamborghini no sea una opción viable para tú garaje.

Un Lamborghini sigue siendo un deportivo muy caro de mantener, pero en el caso del Gallardo un poco menos que sus predecesores y sus hermanos mayores. El comprador debe tener siempre la precaución de mirar con lupa todos esos aspectos cruciales en un superdeportivo: frenos, caja de cambios, correas, revisiones periódicas y cambios de aceite oportunos. El Gallardo tiene alguna que otra ventaja, por ejemplo su distribución por cadena, y su mantenimiento se estima más económico que el de un Ferrari equivalente, por ejemplo el Ferrari F430. No obstante también tiene sus puntos débiles. En el caso del Gallardo y, aunque no conlleve más inconveniente que el defecto estético, es importante mirar con detenimiento el parachoques trasero y los pilotos, propicios a sufrir daños por el sobrecalentamiento del motor y las salidas de escape.

La razón por la que existe una oferta tan importante de Lamborghini Gallardo de ocasión y a precios tan competitivos, se debe precisamente a que su mantenimiento y coste por kilómetro (incluso con un motor de origen Audi) sigue siendo inaccesible para la mayoría de los mortales.

El Lamborghini Gallardo y la transmisión E-Gear

Lamborghini Gallardo

La mayoría de los Gallardo de ocasión cuentan con transmisión E-Gear. No es propensa a problemas conocidos pero la duración de sus componentes es muy limitada según la conducción realizada. Es importante contar con la información de diagnóstico que te dirá la vida útil del embrague y el uso que se hizo del coche.

Por razones obvias, los primeros Lamborghini Gallardo que se lanzaron en 2004 son los más económicos. Pero a finales de 2005 comenzó la distribución de una pequeña actualización en la que Lamborghini puso a punto algunos aspectos que no habían dejado del todo satisfechos ni a clientes ni a probadores de la prensa especializada, desde el chasis hasta la potencia del motor, las relaciones de cambio y el sonido del escape. Además, estos primeros Lamborghini previos a 2005 y con motores ensamblados por Audi no eran tan fiables como los posteriores ensamblados en Sant’Agata.

Si eres de los que siempre soñó con tener un Lamborghini con cambio manual, el mayor problema que encontrarás será que la mayoría de los Gallardo disponibles de ocasión cuentan con una transmisión de accionamiento electro-hidráulico denominada E-Gear que, si bien no es propensa a fallos reiterativos, si tiene una duración muy limitada según el uso que se haga del vehículo. La tarea obligada, siempre y sin excepción, será que tu futuro Gallardo pase por un experto que revise concienzudamente la mecánica.

Los modelos con transmisión E-Gear cuentan además con un diagnóstico que nos revela cuestiones tan interesantes como el desgaste del embrague (y la duración estimada de este) o incluso los kilómetros que se han recorrido con cada marcha engranada, lo cual resulta de gran utilidad para hacernos una idea del uso que hicieron de él sus anteriores propietarios.

Lamborghini Gallardo

Por último también es importante recordar que un Lamborghini Gallardo debe ser reparado y pasar las labores de mantenimiento en manos de un profesional preparado para tal trabajo. En la mayoría de los casos el coste de las labores de mantenimiento comunes se debe en gran parte a la mano de obra, por lo que compensa utilizar siempre piezas originales de la marca y así evitar daños mayores. También vigilar muy concienzudamente el gasto de aceite y ser muy previsor y conservador en las sustituciones periódicas. Un motor de un Gallardo no tiene porque fallar, incluso tras haber pasado decenas de miles de kilómetros, pero su deterioro sí puede acelerarse de manera muy peligrosa para nuestro bolsillo si no realizamos las labores de mantenimiento a tiempo y si estas no son acordes con el tipo de conducción que sufre el coche.

En fin, si estás dispuesto a sobrepasar los inconvenientes y hacerte con un Lamborghini Gallardo, lo mejor será siempre asesorarte por un profesional y revisar hasta el último detalle de tu futuro superdeportivo para establecer un presupuesto de los gastos que previsiblemente encontrarás en tu primer año con un Lambo en el garaje.

Este artículo no es más que un punto de partida. Os recomendamos el análisis que hicieron al respecto en Piston Heads hace un año. También es interesante leer las entradas del blog de Ed Bolian, Director de Ventas de un distribuidor de Lamborghini en Atlanta que aporta información muy útil acerca del Gallardo y sus defectos y problemas más comunes. Otro lugar interesante son los foros especializados de propietarios de Lamborghini, como por ejemplo Lamborghini Talk.

Un repaso gráfico a algunos modelos de la saga Lamborghini Gallardo

Lamborghini Gallardo 2003

Lamborghini Gallardo Spyder

Lamborghini Gallardo

Lamborghini Gallardo Superleggera

Lamborghini Gallardo

Lamborghini Gallardo LP560-4

Lamborghini Gallardo

Lamborghini Gallardo LP560-4 Spyder

Lamborghini Gallardo

Lamborghini Gallardo LP570-4 Superleggera

Lamborghini Gallardo

Lamborghini Gallardo LP550-2 Valentino Balboni

Lamborghini Gallardo

Lamborghini Gallardo LP560-4 2013

Lamborghini Gallardo

Lamborghini Gallardo LP570-4 Superleggera Edizione Tecnica

Lamborghini Gallardo