Gran Premio de China. Rosberg y Massa brillan en la primera jornada de entrenamientos

 |  @josetellaetxe  | 

El circuito de Shanghai abría sus puertas esta madrugada española para que diera inicio la primera jornada de entrenamientos libres correspondientes al Gran Premio de China, que como es de sobra conocido, se celebrará el próximo domingo día 14. El abundante polvo depositado sobre el suelo y la temperatura fría del asfalto, han originado que los L1 hayan comenzado con excesiva parsimonia, con la mayoría de intervinientes esperando a que algún lanzado empezara la limpieza de la pista, de manera que hasta bien avanzada la sesión no se ha podido ver a Esteban Gutiérrez sobre su Sauber, carreteando por el pit lane para abordar en solitario la que ha supuesto la primera vuelta al circuito de Shanghai de este año. Poco a poco la actividad se ha ido incrementando y la tabla de tiempos ha comenzado a recoger los primeros cronos. Jenson Button la ha liderado durante unos breves momentos calzando medios (vitola blanca) en su MP/28, para ser desbancado con relativa naturalidad por los RB9 de Red Bull.

La tranquilidad ha sido la norma de esta primera sesión de entrenamientos, ya que como hemos venido diciendo en artículos anteriores, Shanghai International Circuit es un trazado complejo para el entendimiento de las gomas por el alto nivel de exigencia al que somete a éstas. Esta circuntancia y la necesidad de ir ajustando el paquete aerodinámico de los vehículos, no hacía presumible que las escuderías comenzaran tirando cohetes, sino todo lo contrario, lo que ha definido un escenario matinal (huso horario chino) dominado íntegramente por la cautela, en el que a la postre, los mejores tiempos se han conseguido casi a su culminación, gracias entre otras cosas a que los monoplazas estaban mejor afinados que a su inicio, a que la pista ha ido adquiriendo una temperatura más adecuada para ser transitada, y a que el asfalto depositado sobre el firme ha mejorado notablemente el comportamiento de la práctica totalidad de las máquinas.

Así, Nico Rosberg marcaba el mejor registro (1’36”717), por delante de su compañero Lewis Hamilton, ambos sobre sus respectivos W04 de Mercedes AMG. Inmediatamente detrás del británico de Brackley, se colocaban Mark Webber (1’37”658) y Sebastian Vettel (1’37”942), situando a Red Bull por delante de Ferrari, ya que la de Maranello se conformaba con situar a Fernando Alonso en 5ª posición y a Felipe Massa en la 7ª, con Jenson Button haciendo el 6º mejor crono.

Marcados por la comprensión de los neumáticos y por la puesta a punto de los vehículos, los primeros entrenamientos terminaban habiendo dejado en las retinas de espectadores y aficionados, la imagen de Sergio Pérez emulando a Lewis Hamilton en el desafortunado varado de su monoplaza a la entrada de boxes durante la disputa del Gran Premio de China de 2007. Mismo lugar, casi idéntica situación, aunque en honor a la verdad, hay que decir que al mexicano no le ha podido la prisa, sino un MP4/28 que se ha ido convirtiendo en cada vez más inestable conforme avanzaban las agujas del reloj.

Con una pista en mejor estado que por la mañana, más limpia, más caliente y con más goma depositada sobre la trazada, los segundos entrenamientos parecían arrinconar la cautela matutina, y se postulaban como un escenario idóneo en el cual trabajar a destajo las siempre peculiares y difíciles tandas largas, y por supuesto, el temido momento en el que tocaba bregar con los compuestos blandos de Pirelli (vitola amarilla) puesto que en Shanghai se estrenan esta temporada.

En este sentido, cabe destacar que Mercedes AMG, lejos de afianzarse, ha vuelto a mostrar cierta ternura en cuanto el W04 pasa en pista más de 5 vueltas. Tres cuartos de lo mismo ocurría con los McLaren, que lejos de haber mejorado por la cantidad de novedades que ha implementado la de Woking en el MP4/28, sigue adoleciendo de la misma ramplonería de comportamiento que pudimos ver en Australia y Malasia, y es que el calor sigue haciendo daño a la escudería británica. Sin embargo, Lotus, parcialmente desaparecida por la mañana, volvía a desmostrar por la tarde que hoy por hoy, el de Enstone es el equipo que mejor cuida los compuestos y el que más rápido los comprende, permitiendo a Kimi Raikkonen colocarse en la segunda posición de la tabla de tiempos (1’35”492).

Y es que los L2 han sido territorio Ferrari. Felipe Massa, exultante y confiado, ha marcado el mejor crono del día (1’35”340), con Kimi a la cola de su vehículo, y con Fernando Alonso marcando un bonito 1’35”755 y haciendo por tanto 3º.

Los Red Bull han sufrido en apariencia. Webber conseguía situarse detrás del primer Mercedes AMG (Nico Rosberg, 4º), pero Sebastian Vettel no lograba ni siquiera imponerse a los Sahara Force India de Sutil y Di Resta, quedando definitivamente como el 10º mejor tiempo, por delante de un Sergio Pérez que ha vuelto a desenvolverse con soltura y sin problemas en su MP4/28, pero que así y todo, ha tenido que conformarse con ser tan solo 11º. Lewis Hamilton, algo más conservador que por la mañana (sólo 7º), no ha brillado pero se le arroga haber estado preparando la carrera porque se ha mostrado bastante sólido en tandas largas.

 

En Diariomotor: Gran Premio de China. Red Bull llega a Shanghai «rodeada» de polémica

Lee a continuación: Gran Premio de China. Red Bull llega a Shanghai «rodeada» de polémica