Toyota Auris Hybrid Advance, a prueba (III): precio, conclusiones y rivales

 |  @vfdezd  | 

Llegamos a la tercera y última parte de nuestra prueba del Toyota Auris Hybrid para realizar un balance de general de las principales ventajas e inconvenientes del coche, así como un pequeño análisis de quién sería el cliente tipo de este coche según nuestro modo de ver. También evaluaremos el precio de esta unidad y veremos qué posibles rivales podríamos encontrar en el mercado.

Por lo que hemos visto en las dos anteriores entregas, el Toyota Auris Hybrid ha evolucionado su línea de una forma muy positiva, pasando de un aspecto más bien anodino a una imagen mucho más dinámica y fuerte, sobre todo en el frontal. El interior también ha evolucionado para ofrecer una imagen más moderna y en parte más futurista, contando con numerosos detalles que evidencian que estamos ante un coche híbrido, y sin dejar de lado la calidad. En definitiva, el coche es mucho más coche (valga la redundancia) que antes, y eso que el Auris anterior no era mal producto.

Su mecánica híbrida es la mayor exclusividad de este coche, ya que es el único compacto generalista del mercado que puede ser híbrido. Sus consumos en ciudad son imbatibles, con cifras inferiores a 3,8 l/100 km si no circulamos a saco por las calles. En carreteras abiertas y autopistas, el Toyota Auris pierde su clara ventaja, pero sigue ofreciendo unos consumos de menos de 5 l/100 km, lo cual sigue siendo sorprendente para un compacto de 136 CV a pesar de que están muy lejos del consumo de ficha.

Como vemos en las fotografías, la unidad cedida por Toyota España viene cargada de equipamiento hasta los topes. Viene ligada al acabado Advance, que es el más completo de cuantos podemos seleccionar, pero además cuenta con todos los extras que pueden montarse en fábrica. Veamos a continuación las principales elementos de equipamiento de incluye:

  • Llantas de 17 pulgadas
  • Luces diurnas LED
  • Acceso y arranque sin llave
  • Siete airbags
  • Climatizador bizona
  • Control de estabilidad
  • Control de crucero
  • Encendido automático de luces y limpiaparabrisas
  • Sensores de aparcamiento delantero y trasero
  • Cámara trasera de ayuda al aparcamiento
  • Pantalla táctil

Además de estos elementos de serie, lleva incluidos los siguientes paquetes de equipamiento:

  • Pack SkyView (800 €): incluye las lunas traseras tintadas y el techo solar panorámico, que cubre todo el habitáculo incluyendo las plazas traseras
  • Pack Luxury (1600 €): añade el navegador Toyota Touch Go+, el manejo por voz de los principales comandos del sistema de infoentretenimiento y la tapicería de cuero con asientos calefactables

El PVP de esta unidad tal cual vemos es de 27.900 € incluyendo los 2.400 € adicionales de los dos paquetes extra, pero actualmente la marca cuenta con un descuento de 2.300 € con lo cual la tarifa final se quedaría en 25.600 €. Sin duda, es un buen pico para un compacto generalista de 136 CV, pero hay que puntualizar que lleva montado un excelente equipamiento y una mecánica híbrida más cara que un motor de combustión interna tradicional, además de ofrecer unos consumos en ciudad excelentes.

Por tanto, este coche desde mi punto de vista está enfocado a alguien que vaya a realizar una buena parte de sus kilómetros por ciudad, ya que es de la forma que más rápido se amortiza el sobreprecio frente a otros rivales. En carretera sus consumos también son muy buenos, pero son comparables directamente a los de cualquier compacto moderno diésel de potencia intermedia. Precisamente es ahí donde intentaremos encontrar algún rival que haga sombra a nuestro Toyota Auris Hybrid Advance.

Nos centraremos en los productos más modernos, recién llegados al mercado al igual que el Auris, y partiendo del hecho de que el consumo urbano del Auris Hybrid es imbatible. Y el primer rival nos lo encontramos en casa, ya que el Toyota Auris diésel de 120 CV supone una alternativa muy seria a la versión híbrida. El Auris 120D Advance parte de 21.750 €, cuenta con un equipamiento casi idéntico y tiene unos consumos muy cercanos, sobre todo en carretera (5,3 l/100 km en ciudad, 3,8 en extraurbano y 4,3 en mixto). De hecho, para alguien que use el coche en vías rápidas le recomendaría antes la versión diésel, más barata y con un gasto inferior en combustible.

Fijémonos ahora en el Seat León, que aterriza en el mercado prácticamente a la vez con muy buenos atributos. El Seat León 1.4 TSI de 140 CV tiene un consumo medio homologado de 5,2 l/ 100 km, pero en carretera los consumos de éste y del Toyota Auris Hybrid pueden llegar a ser muy similares. Con un precio de 20.870 € en su acabado más alto, resulta un rival muy correoso. Las versiones diésel de 105 y 150 CV con el acabado superior Style cuestan 21.900 y 23.250 € respectivamente.

Tal y como demostró Toyota en el anuncio del Auris, su nuevo compacto ha sido creado para hacer sombra el Volkswagen Golf. El compacto de referencia del mercado aterrizó el año pasado con una generación completamente nueva, pero manteniendo los atributos que siempre le han caracterizado. Un Golf con acabado el acabado superior Advance y carrocería cinco puertas tiene un precio de 23.870 euros para un motor gasolina 1.4 TSI de 140 CV, mientras que en diésel sus precios con ese mismo acabado son de 24.765 euros para el 2.0 TDI de 150 CV y de 23.065 euros para el 1.6 TDI de 105 CV.

El renovado Opel Astra es otro de los modelos que más podría encajar como rival directo del Toyota Auris. Tomando como base el acabado superior Excellence, el Astra con motor 1.4 Turbo de 140 CV tiene un precio de 19.671 euros, mientras que el 1.7 CDTI de 130 CV vale 20.654 euros. El nuevo Honda Civic es otra alternativa interesante; en el acabado superior Executive tiene un precio de 21.300 euros para el motor 1.8 gasolina de 140 CV y de 25.500 euros para el 2.2 diésel de 150 CV.

Como vemos, ninguno de todos estos rivales tiene unas cifras de consumo o una configuración de motor comparables a los del Toyota Auris Hybrid Advance, pero en todo caso pueden considerarse alternativas muy a tener en cuenta, sobre todo si no vamos a realizar demasiados kilómetros por ciudad. Obviamente, el mercado de compactos es mucho más amplio y hay varias opciones interesantes como el Renault Megane, el Citroën C4 o el Mazda3, pero hemos optado por mostraros los recién llegados al mercado al igual que el Auris.

Mención aparte merece el Toyota Prius, el híbrido por excelencia con el que el Auris comparte mecánica. El precio de partida de este modelo es de 23.300 euros, pero puede llegar hasta 30.000 euros. Teniendo en cuenta que el Auris cuenta con mejores calidades interiores, es más barato y que su línea me resulta más atractiva, recomendaría encarecidamente adquirir el Auris Hybrid antes que el Prius.

En definitiva, el Toyota Auris Hybrid llega al mercado para seguir siendo el único compacto híbrido disponible, con todo lo que ello conlleva. Sus consumos en ciudad son imbatibles y su funcionamiento en modo eléctrico a bajas velocidades es muy agradable, pero en cambio su precio es generalmente mayor que el de un coche de motor de combustión interna equivalente y su manejo en vías rápidas no es el mejor, al menos para mi gusto.

Puntos a favor:

  • Dirección muy directa, ideal para ciudad y aparcar
  • Funcionamiento muy silencioso en modo eléctrico y suavidad al arrancar el motor de gasolina
  • Combina las bondades de un híbrido con el espacio y la línea de un compacto

Puntos en contra:

  • Precio elevado de la versión probada
  • Rumorosidad a velocidades superiores a 70-80 km/h
  • Mala respuesta del motor cuando se piden fuerter aceleraciones debido sobre todo al cambi CVT

Fotografías de Fran Bataller y David Villarreal
En Diariomotor: Toyota Auris 2013, a fondo | Precio, acabados, equipamiento y gama para España del Toyota Auris | Toyota Auris, presentación y prueba en Portugal. Su referencia son los compactos alemanes

Lee a continuación: Toyota Auris Hybrid Advance, a prueba (II): un coche pensado para ahorrar en ciudad

El Toyota Auris es un automóvil de tamaño compacto disponible en carrocería de cinco puertas y carrocería familiar denominada Touring Sports.

Ver todos los comentarios 6
  • Samuray

    No veo la ventaja de un híbrido a menos que la circulación sea mayoritariamente urbana. Fuera de ahí son coches que no destacan especialmente por sus prestaciones y consumos en carretera o autovía.

    Al margen de ello, los Toyota son bastante fiables, pero la calidad de acabados interiores y su estética (el Auris ha mejorado por delante pero la trasera es un desastre, horrorosa) están lejos de niveles como el Golf, aunque mejore su precio.

    También el Honda Civic sería un rival, si no fuese porque su diseño se asemeja más a una nave espacial de líneas patéticas que a un coche.

    • Smat

      Como dices los híbridos son tanto más interesantes cuanto más se conduzca por ciudad, a mi entender hoy en día son una alternativa más, de igual forma que a quien hace pocos kilómetros le interesa un gasolina o a quien hace muchos con grandes distancias en carretera un diésel un híbrido es la mejor opción para quien se pasa el día metido en los atascos de una gran urbe, y no sólo por sus consumos si no por su agrado de uso en estas circunstancias. Pero no debes olvidar que las ventajas de un híbrido en cuanto a mantenimiento respecto a un diesel van más allá de los consumos.

      Dicho esto, y aunque me parece una opción muy recomendable para muchos, coincido contigo, de los rivales propuestos yo optaría por un golf, concretamente 1.4 tsi de 140 cv manual, sé que es peor compra, que nunca será tan rentable, y que en el mejor de los casos, usando el coche casi sólo en carretera, estoy seguro que como poco gastará 1.5 litros más (en otras condiciones sería mayor la diferencia), tendrá un mantenimiento más caro y dará más averías, pero aún así la ventaja en comportamiento y calidad de acabados es notable, y sobretodo evito el motivo por el que no elegiría el híbrido, un cambio con un ruido desagradable al acelerar y que parece no corresponderse con la respuesta obtenida ( es algo subjetivo, por que el coche anda pero muy molesto) y no disponer de marchas (aunque fueran prefijadas como otros cvt) que aporten mayor sensación de control al afrontar por ejemplo un descenso o una fuerte reducción, he conocido a personas a las que estos aspectos no les incomodan en absoluto, pero a mí me parece suficiente motivo para no decantarme por este modelo aun cuando le reconozco sus innegables virtudes.

  • Pableras

    Hombre, vamos a ver, caro a secas no es. Tan sencillo cómo, ¿qué compacto te ofrece 136cv con cambio automático, navegador, techo panorámico, acceso y arranque sin llave, sensores de aparcamiento delanteros y traseros con cámara trasera por 25000€?

    Pero como siempre, a la hora de comprar un coche, sentido común: si te vas a hartar de kilómetros en carretera, este NO es tu coche. Si pisas mucho la ciudad es una alternativa a tener muy en cuenta.

    • Smat

      Totalmente de acuerdo, no es caro pero tampoco barato, debemos recordar que tienes el active por 20700 sin incluir pive (unos 1700 más que el diesel, que es manual), y ya con todo lo necesario, pocos usuarios se decantarán por uno tan completo como el de la prueba, respecto a la rentabildad habrá a quien le compense y a quien no, dependerá del kilometraje, tipo de uso y gustos personales de cada uno, es una alternativa interesante para algunos pero no necesariamente es la mejor opción de la gama.

  • Walter

    Una familia que quiera ahorrar por ciudad mejor se compre un gasolina de 13000 euros y se ahorra 10 mil euros de diferencia o más respecto alos Toyota híbridos. Porque en carretera no es terreno de los híbridos de Toyota tampoco.

    • Smat

      Hombre, me parece una comparación desafortunada, pues un compacto de 13000 euros sale más a cuenta, seguro, pero no es equivalente ni comparable, este modelo es barato de manterner, pero relativamente costoso de adquirir (20700 euros el active), pues está en la gama alta del producto (136 cv, automático y no se asocia a acabados básicos) y únicamente compensa si se hacen muchos kilómetros y especialmente es interesante por ciudad, de hecho si quieres expondré un argumento que en mi opinión favorece más a tu tesis que el que has comentado, el propio auris gasolina automático advance sale por 2700 euros menos que el equivalente híbrido, mismo acabado, mismo nivel de potencia y automático, gasta unos 3 litros más, pero la diferencia de precio es tan inmensa que si haces 15000 kilómetros al año mejor decantarse por el gasolina ( como ves no son 10000 euros, pero no siempre sale a cuenta ni mucho menos).

      Desde ese planteamiento todos los compactos diesel tendrían 90cv y acabado básico, ya que si buscas ahorrar está claro que son más asequibles que los modelos más altos de gama, pero hay clientes que quieren un modelo más completo y buscan la versión que menos costosa sea de mantener ajustándose a su uso y preferencias y en mi opinión esto enriquece el mercado y favorece al consumidor.