comscore
MENÚ
Diariomotor
Lexus

8 MIN

Lexus IS 300h F SPORT a prueba (III): precio, equipamiento y rivales

Llegamos a la tercera y última parte de nuestra prueba a fondo del Lexus IS 300h F Sport, con el que hemos podido convivir una semana. Con un precio de 49.700 € en color negro y 50.800 € en cualquier otro color, estamos ante un coche metido de lleno en el segmento premium y dispuesto a competir con la flor y nata de Audi, BMW y Mercedes con una fórmula alternativa a los diésel que pueblan y dominan la categoría.

Una fría comparación de cifras nos llevaría a “conclusiones objetivas”, pero la compra de este tipo de coche es sobre todo emocional

Para establecer comparaciones, por tanto, habrá que tener muy en cuenta lo especial de este modelo en todos los sentidos y no perder la perspectiva de que se trata de una aproximación diferente a un nivel prestacional comparable con los diésel más o menos próximos a los 200 CV del trinomio alemán. Una fría comparación de cifras, tanto en precios como en prestaciones, nos llevaría a conclusiones objetivas que poco o nada tienen que ver con la compra emocional de un coche de este tipo. Veamos.

Precio del Lexus IS 300h F SPORT y equipamiento

El 300h es un modelo que podría considerarse de equipamientos cerrados. Si hablamos de la versión F SPORT, como ya hemos comentado el precio de salida es de 49.700 € en negro, pero el color Titanium metalizado de la unidad probada (y casi cualquier otro) añaden otros 1.100 € a la cuenta, situándolo en los 50.800 €. Aparte del color, apenas hay opciones.

El equipamiento de serie es muy completo, incluyendo entre una larga lista elementos los faros de xenón HID, luces diurnas LED, ópticas traseras LED, pintura exterior con capa auto-reparadora, sensores de aparcamiento, cámara de visión trasera, entrada y arranque sin llave, modos de conducción EV / ECO / Normal / Sport / Sport S+, control de presión de los neumáticos, suspensión variable adaptativa, doble puerto USB, Bluetooth, navegador integrado, asientos eléctricos y calefactados de cuero…

La lista es larga, pero el coche carece de otros elementos que están empezando a popularizarse en marcas generalistas y gamas inferiores, como el detector de cambio de carril, avisador de ángulo muerto, visor de señales de tráfico, control de crucero adaptativo o la frenada autónoma de emergencia. Hace cinco años hubiese sido ciencia-ficción, pero ahora mismo son elementos que se podrían exigir a un coche que supera los 50.000 € y que si de algo presume es de estar a la vanguardia tecnológica.

Posibles rivales del Lexus IS 300h F SPORT

El Lexus IS se enfrenta a cuatro rivales muy directos en el mercado. Aunque la lista podría ser bastante más larga, creo que la mente de cualquier comprador de este coche se centrará casi inevitablemente en el Audi A4, BMW Serie 3, Mercedes Clase C y me temo que también en el Lexus IS 300h Hybrid Eco, que ofrece la misma carrocería y planta motriz a partir de 35.900 €, convenientemente despojado de equipamiento hasta convertirlo en un modelo muy básico. Hablamos de 15.000 € en equipamiento, nada menos que el valor de otro coche.

El A4 tiene mayor aceleración y velocidad punta que el Lexus a pesar de su déficit de 46 CV

Comenzando por el Audi A4, para que se parezca lo máximo posible al Lexus habría que irse a una versión 2.0 TDI de 177 CV y cambio Multitronic (variador continuo) que tiene una mayor aceleración y velocidad punta que el Lexus a pesar de su déficit de 46 CV. El consumo medio sería de 4,8 l/100 km, en un empate técnico con los 4,7 del Lexus, aunque estoy bastante seguro de que el japonés lo hará bastante mejor en ciudad y también de que los consumos del turbodiésel serán algo menos sensibles al acelerador.

El precio de un A4 de equipamiento similar al Lexus, incluyendo amortiguación regulable “drive select”, el mejor navegador y más o menos los mismos gadgets como cuero, pack Sport, el mejor volante con levas etc, sería muy similar al del Lexus, concretamente yo he conseguido configurar uno por 50.905 €, aunque el configurador de Audi es tan complicado que no estoy seguro de poder volver a hacerlo aunque lo intente 100 veces.

Es importante destacar que el A4 espera un relevo generacional para 2014, un detalle muy a tener en cuenta frente a un coche recién horneado como el Lexus.

Se trata de un modelo muy veterano, que espera ya su relevo inminente

Podemos continuar con el Mercedes Clase C, que para la versión 220 CDI con 170 CV que igualan en prestaciones reales a los 223 CV del Lexus, parte de unos interesantes 36.900 € que podrían hacernos pensar que acabará jugando con ventaja. No es así. En cuanto empezamos a tapizarlo, calzarlo, automatizarlo y equiparlo para que se parezca al Lexus, rápidamente se nos va a los 52.000 €, aunque en este caso llevaría un cambio automático convencional y no un variador continuo.

Con el mercedes tendríamos una aceleración de 0-100 km/h en 8,4 s y una velocidad punta de 232 km/h, datos poco útiles en la práctica pero que sí valen para hacernos una idea de que no anda menos que el Lexus, sino algo más. El consumo medio se situaría entre los 4,8 y los 5,2 l/100 km (con el pack AMG, cambio automático y llanta de 18” cabe suponer que nos iremos a la cifra superior). En este caso, se trata de un modelo muy veterano, que espera ya su relevo inminente, frente a la frescura del Lexus.

Por último el que tal vez sea el rival más duro para el Lexus, precisamente por su juventud pero también porque de algún modo parece estar en el punto de mira de Lexus con la versión Sport en concreto. Hablamos del eterno BMW 320d, con 184 CV, un consumo medio de 4,5 l/100km y prestaciones para aburrir (0-100 en 7,4 s, 235 km/h, muy superiores a todo lo anterior) que nos saldría por unos 52.150 € con paquete M, cambio automático deportivo y más o menos toda la colección de juguetes del Lexus.

Este sí es un coche para que el conductor disfrute de cada curva, con un feeling impecable

La ventaja principal del Serie 3 frente al Lexus es su comportamiento dinámico, aparte de que lo iguala en consumos y lo supera en prestaciones. Este sí es un coche para que el conductor disfrute de cada curva, con un reparto de masas perfecto y un feeling impecable a la hora de divertirse conduciendo. Por contra, los acabados y materiales del BMW probablemente estén un punto por detrás del Lexus, que también vencería en comportamiento y confort en ciudad por su condición de híbrido.

En este caso, existiría la posibilidad de optar por un Serie 3 híbrido, pero está basado en el 335i con 306 CV de potencia (gasolina) que llegan hasta los 340 CV sumando el motor eléctrico. Su precio de salida es de 58.300 € que se irían rápidamente por encima de los 60.000 € con algo de equipamiento. Esto sí es una máquina de correr, pero demasiado alejado del Lexus en precio y prestaciones como para admitir una comparación directa y justa.

Conclusiones

El Lexus IS 300h F SPORT es un vehículo muy atractivo por su estética interior y exterior, sus calidades en acabado y materiales y su atractiva tecnología híbrida de vanguardia. El coche responde a las expectativas en consumos y hace gala de unas prestaciones muy por encima de lo que estamos acostumbrados en modelos híbridos, normalmente orientados al puro ahorro energético.

Dicho esto, cuando lo enfrentamos al tridente alemán, lo cierto es que en el apartado de sensaciones al volante y prestaciones puras y a pesar de su abundante caballaje teórico, el japonés parece estar un paso por detrás, al menos en lo que a diversión al volante se refiere. Las levas y sonidos de juguete no acaban de cubrir ese frente como exigiría una berlina de este precio, y la usabilidad de la electrónica tampoco es totalmente convincente.

Si el plus de confort y ahorro (especialmente en ciudad) que supone el IS 300 híbrido nos compensa esa falta de tensión prestacional real, es algo que cada usuario deberá valorar cuidadosamente en función de sus gustos y necesidades. En mi opinión, el IS tiene en la mano argumentos suficientes para enfrentarse a cualquiera y también para llevarse un trozo razonable del exquisito pastel de las berlinas premium, pero quizás no tantos como para ser realmente superior a sus rivales, como su aspecto y tecnología podrían hacer pensar.

El jaque al diésel está lejos, aún, de ser jaque mate.

92
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Prueba del BMW Serie 3. Prestaciones y el menor consumo de su categoría. Así es el 320d | Mercedes Clase C 220 CDI a prueba: ¿quién necesita una renovación? | Audi A4 Avant 2.7 TDI Multitronic, a prueba