Allan McNish se retira en la cúspide de su carrera

 |  @davidvillarreal  | 

Allan McNish dice que “ha encontrado el momento oportuno para abandonar las carreras de resistencia en prototipos” y el momento oportuno para el escocés ha sido precisamente el año en el que se alzó con la victoria en las 24 Horas de Le Mans formando tándem con Loïc Duval y Tom Kristensen. McNish abandona en el punto álgido de su carrera, aunque advierte que a partir de ahora afrontará otros retos y que seguirá estando estrechamente vinculado con las carreras, aunque de momento su prioridad será pasar más tiempo con la familia. ¿Qué retos afrontará el bueno de Allan?

A tan solo unos días de su 44 cumpleaños, Allan McNish puede presumir de haber participado en todas las carreras de las 24 Horas de Le Mans a excepción del paréntesis que se tomó entre 2001 y 2003 por incompatibilidades con su trabajo como piloto probador del equipo Toyota en la Fórmula 1. También puede presumir de tres victorias en Le Mans y otras muchas en el calendario del campeonato mundial de resistencia (WEC). Hoy en día es el único piloto que ha competido con todos y cada uno de los coches de carreras que ha desarrollado Audi en la última década, marca con la cual ha estado vinculado durante todo este tiempo.

Allan McNish puede presumir de tres victorias en Le Mans (una de ellas con el Porsche 911 GT1) y otros seis podios con Audi.

Desde los doce añitos Allan McNish ya comenzó a despuntar en el karting, alcanzando la madurez en campeonatos británicos para buscar más tarde su oportunidad en la Fórmula 1 con el interés de McLaren y Benetton y su participación en el por aquel entonces escalón natural para saltar al circo de la F1, la Fórmula 3000. Al no conseguir su asiento en la categoría reina del automovilismo, tendría que “conformarse” con ser uno de los artífices de la edad dorada de Audi en resistencia y su paseo triunfal por Le Mans.

Es difícil imaginar que un piloto como Allan McNish abandone su vinculación con Audi, la resistencia, Le Mans y en general la competición, de la noche a la mañana. Evidentemente McNish seguirá afrontando otros retos, aunque de momento es previsible que adopte participaciones de bajo perfil, sin mucho ruido, o al menos mucho menos que el generado por la todopoderosa Audi que, por cierto, tendrá que adaptarse al regreso de Porsche (con un LMP1) a Le Mans y a un más que previsible cambio de ciclo.

Fuente: Audi
En Diariomotor: Audi es Le Mans: el Audi R18 e-tron quattro repite victoria en las 24 Horas de Le Mans de 2013

Lee a continuación: Inauguración del circuito Azadi en Teherán