La pick-up canadiense de hielo que asombró al mundo

 |  @sergioalvarez88  | 

El mundo del marketing es verdaderamente asombroso en muchos casos, de ello no hay duda alguna. Hemos visto anuncios de lo más original o provocativo, además de acciones de marketing de lo más curiosas como meter varios Mini en los túneles del Metro de Madrid. Una de las cosas que más me llaman personalmente la atención es cuando se construyen vehículos de lo más loco para promocionar cierto producto. Es lo que ha hecho el establecimiento canadiense Canadian Tire.

La empresa distribuye todo tipo de accesorios para el automóvil – un FeuVert a la canadiense – entre los que se encuentra la batería MotoMaster Eliminator Ultra AGM, cuya diferenciación reside en que funciona a temperaturas de hasta 40ºC. Para probar el buen funcionamiento de esta batería para pickups, los chicos de Canadian Tire decidieron construir una pick-up fabricada de bloques de hielo para demostrar que su batería puede aguantar temperaturas dignas de Canadá. ¿La verdadera diferencia? Una pick-up funcional al 100%.

Esta pick-up es completamente funcional, con motor y sistema eléctrico incluido.

Para construirla han partido de la base de un chasis de pick-up, posiblemente de una Chevrolet Silverado o una Ford F-150, una pick-up media en cualquier caso. Sobre el chasis, completo con motor y sistema eléctrico, se construyó una ligera estructura de metal para colocar los bloques de hielo. Acto seguido, se cargó la pick-up con cinco toneladas de bloques de hielo, simulando la carrocería de una pick-up real. Para que todo se mantuviese en posición, los escultores de hielo fundieron la capa superficial con sopletes.

El resultado es una máquina que ha podido rodar por sí misma durante 1,6 kilómetros a una velocidad media de 20 km/h. Nada mal para una escultura de hielo de unas seis toneladas. Imaginamos que en mayores distancias el calor del motor podría haber dado al traste con la escultura al completo. Tras haber cumplido su labor promocional, recogida en tres vídeos que os dejamos tras estas líneas, era hora de sacrificar a la escultura y liberar el chasis de pick-up escondido bajo las capas de agua sólida.

Fuente: autoevolution
En Diariomotor: Mini Metro Race: la gama John Cooper Works hace de las suyas en el Metro de Madrid | 335,713 km/h: Nokian Tyres bate el récord mundial de velocidad sobre hielo con un Audi RS6

Lee a continuación: Saipa Tiba SX, prueba en Irán (II) Como volver atrás en el tiempo

  • ADN

    Me sorprende pero con el asiento calefactado de mi coche no les envidio nada. Como publicidad me parece bastante original. Si en Canadá hay hielo, hielo debéis usar.

  • ANDY_SVT

    Una Chevrolet, el paragolpes delantero lo dice.

    Muy curioso el artículo.