CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Varios

3 MIN

Cabify Lite, contratar chófer por menos de lo que cuesta un taxi

El sector del taxi está que echa humo y hasta cierto punto entendemos su descontento. El transporte de pasajeros es un tema lo suficientemente delicado como para que las autoridades opngan coto a los servicios ilegales, de conductores sin licencia para tal actividad, por no hablar del asunto fiscal… Pero mientras el taxi exige al Gobierno mano dura y prohibición de las aplicaciones que les han puesto en pie de guerra, servicios como el prestado hasta la fecha por Cabify se refuerzan para ofrecer alternativas económicas, legales y de calidad a los usuarios. ¿Se puede reservar un chófer privado para realizar un trayecto más económico que en un taxi? Parece que sí.

Se estrena Cabify Lite, una nueva alternativa dentro de las posibilidades que ya ofrecía Cabify hasta la fecha, que incluían chófer en vehículos de gama alta, en vehículos para grupos más numerosos de pasajeros y la solicitud de taxi tradicional. A partir de ahora también existirá una alternativa más económica, la de solicitar chófer en berlinas medias de color negro, de tipo Toyota Avensis y Mazda 6.

Y lo mejor de todo es que los precios que se están planteando son más accesibles que los ofrecidos por los taxis de toda la vida. La guerra está servida.

Cabify unifica el servicio de chófer y solicitud de taxis comunes en una misma aplicación. Lite será una funcionalidad de servicio de chófer en berlinas medias a un precio más asequible que el del taxi tradicional.

Cabify Lite acaba de estrenarse en Madrid y muy pronto se extenderá a otras ciudades de la geografía española. La idea que perseguían era la de ofrecer un servicio de calidad a un precio ligeramente más económico que las tarifas de taxi habituales.

Las tarifas de Cabify Lite en Madrid son fijas, por kilómetro, los 20 primeros a 1,55€/km y a partir del 21 a 1,10€/km. No existe bajada de bandera, aunque sí un importe mínimo de 6€ en zona A (centro) en peticiones inmediatas y de 10€ en reservas anticipadas. El tiempo de espera medio, según Cabify, es inferior a los diez minutos. Por ejemplo, tomar un taxi desde Atocha Renfe hasta Nuevos Ministerios costaría 7,5€. Entre Puerta de Alcalá y el Estadio Santiago Bernabéu, 6,20€. Ir de Cibeles al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas costaría 22€, algo menos que los 30€ de tarifa fija de taxi.

Si algo está claro es que el taxi tiene que reinventarse, buscar un modelo de licencias sostenible, mejorar la calidad de los servicios. En ese sentido, las aplicaciones para reservar taxi creo que han jugado un papel fundamental en una mejora del servicio real. Al menos eso es algo que he comprobado como usuario habitual de estas aplicaciones, en las que el profesional se esfuerza por dar un buen servicio para cumplir con los estándares de calidad (mediante puntuaciones) que exige la aplicación y por alcanzar una posición privilegiada en las listas de favoritos de los usuarios para que el cliente regrese.

Y en otro orden de asuntos, mientras tanto BlaBlaCar no cesa en su empeño para convertirse en una de las alternativas más interesantes en viajes de larga distancia. En estos días también conocíamos (ver noticia en Techcrunch) que BlaBlaCar busca financiación por valor de 100 millones de dólares, una cantidad muy superior a la de anteriores rondas de capital.

Fuente: Cabify En Diariomotor: Uber es el Napster de los taxis: ahora cualquiera puede ser taxista | BlaBlaCar es oficialmente el enemigo público número uno del autobús, ¿quién tiene razón?