Porsche: una nueva arquitectura y nuevas mecánicas

 |  @HerraizM  | 

Parece que se avecina una importante revolución en las filas de Porschey no, no es por la llegada de algún nuevo modelo en concreto, sino por la renovación del entramado mecánico de la marca con una nueva generación de plataformas y mecánicas donde no faltarán los motores bóxer de 4 cilindros sobrealimentados.

2017 y el remplazo generacional del Porsche 911, Boxster y Cayman

2017 parece ser el año decisivo para esta nueva etapa en la firma de Stuttgar y es que según apuntan desde Autocar será el año en que iremos conociendo paulatinamente los reemplazos generacionales del Porsche Cayman, Boxster y 911 llegando así a 2019 con los deberes hechos para contar en toda su gama de modelos deportivos con la nueva plataforma y nuevas mecánicas.

Esta nueva generación de modelos quedarán articulados alrededor de una plataforma desarrollada en aluminio y composites varios con una filosofía muy modular tanto para las configuraciones de su carrocería como para las diferentes cotas de los modelos a los que dará vida, los diferentes niveles de potencia e incluso los diferentes sistemas de tracción.

Esto nos deja ante una arquitectura capaz de soportar carrocerías coupés, cabrio y targas, con una célula central para pasajeros que será el módulo común entre modelos y un abanico diferente de opciones para la configuración del eje delantero y trasero teniendo presentes que se tiene que adaptar a las suspensiones y frenos de modelos de acceso como a la parte ciclo de los modelos de más altas prestaciones de la marca.

La implicación con la modularidad y la necesidad de adaptación también queda totalmente patente en ya no sólo la necesidad de adaptarse a las clasicas configuraciones de tracción trasera o tracción total… sino que también es necesario adaptarse a las próximas versiones híbridas plug-in donde los motores eléctricos se encargarán de mover las ruedas delanteras al tiempo que el motor tradicional se encarga del tren trasero.

Bóxer de cuatro cilindros turbo para los Boxster y Cayman de acceso

Una de las piezas claves de esta nueva generación y de la que ya habíamos hablado con anterioridad, son los motores bóxer de 4 cilindros sobrealimentados.

Sobre estas mecánicas hay dos vías de rumores. Por un lado aquellos que señalan a que este motor será un 2.0 de 280 caballos, llegando a los 350 caballos en las versiones más prestaciones y por otro los que señalan a 3 posibles cilindradas con cubicajes de 1.6, 2.0 y 2.5 litros y potencias que van desde los 210 a los 360 caballos.

Un 8 cilindros bóxer de 4 turbos y 600 caballos como máximo exponente de las mecánicas bóxer

Junto a estos rumores sobre nuevas arquitecturas y mecánicas no podemos perder de vista la idea de un nuevo bóxer de 8 cilindros del que recientemente hablábamos en el artículo “Vuelven a la carga los rumores sobre un rival para el Ferrari 458 en Porsche”. Una idea que según señalan los últimos rumores se haría realidad en 2017 dejándonos ante un deportivo de motor central y 600 caballos dispuesto a enfrentarse al McLaren 650S, Lamborghini Huracán y compañía.

Fuente: Autocar
En Diariomotor: Vuelven a la carga los rumores sobre un rival para el Ferrari 458 en PorschePorsche Cayman GT4: veremos al “lagarto” llegar hasta los 450 caballosEl regreso de Porsche a los 4 cilindros: nuevos detalles

Lee a continuación: 5 razones por las que siempre escogeré un Jaguar F-Type y no un Porsche 911

Solicita tu oferta desde 109.091 €
  • OBSERVER

    Tan solo comentar que, parece ser que Porsche nos dejará una última joya con la plataforma actual de los Boxster/Cayman, recortada y aligerada.

    El Porsche 718, parece que hará su aparición en 2016.