Fórmula 1. Toro Rosso, colista a su pesar

 |  @josetellaetxe  | 

Toro Rosso ocupaba el año pasado antes del Gran Premio de Hungría la séptima posición en la tabla de constructores, con 24 puntos; esta temporada, en idéntica localización y con anterioridad a la misma carrera, tan solo acumula 15. Lo malo es que la cita húngara era la décima de la sesión 2013 y en 2014, supone la undécima, es decir, ha habido una prueba más; y lo que es aún peor para la de Faenza, la distancia frente a su inmediato rival (McLaren) hace exactamente 12 meses era de 25 puntos mientras que en la actualidad, la brecha con el sexto clasificado (también McLaren), se ha abierto hasta 81.

El cuadro que he esbozado en las primeras líneas nos describe una temporada claramente dominada por un equipo (Mercedes AMG), con una zona media compuesta por 5 equipos y una terminal que se ha ampliado bastante para lo que viene siendo habitual, concretamente hasta amparar al séptimo clasificado de los once que componen la parrilla. Bien, espero que ahora se comprenda mejor que Toro Rosso, estando afianzada en la séptima plaza gracias a que ha conseguido puntuar con más regularidad que Lotus, Marussia, Sauber y Caterham, actualmente solo es el equipo que lidera la cola de la clasificación y para colmo, apenas tiene visos de mejorar en lo que queda de sesión ya que las distancias parecen insalvables.

Dicho esto, la situación de la de Faenza resulta bastante contradictoria porque en apariencia no se corresponde con las buenas sensaciones que nos ha brindado el rookie Daniil Kvyat fundamentalmente, ni por supuesto con los destellos en calificación y en algunas carreras que nos ha ofrecido el STR9 con el piloto ruso y su compañero Jean-Éric Vergne al volante.

La justificación vuelve a recaer sobre las espaldas de la unidad de potencia de Renault principalmente, responsable por un lado de la insuficiente preparación de Toro Rosso en pretemporada, por otro, de los abundantes problemas de fiabilidad que ha sufrido el monoplaza de Faenza y por último, del déficit que acumula a mitad de temporada el equipo italiano en cuanto a la necesaria adaptación del propulsor al chasis.

Como mencionábamos con anterioridad en el caso de Lotus [Fórmula 1. Lotus, demasiado lastrada por los retrasos de Renault], la situación del fabricante francés, que aunque controlada dista mucho de ser la óptima según sus propias palabras, va a lastrar también la capacidad de reacción de Toro Rosso frente a las 9 carreras que quedan para que concluya el Mundial 2014. Lo que nos pone en que como decíamos hace unos párrafos, dada la abultada diferencia que mantiene la escudería con el sexto clasificado, Jean-Éric Vergne y Daniil Kvyat van a tener que sudar bastante para mantener lo conseguido, ya que una ligera mejoría de rendimiento de Sauber o Lotus a partir del Gran Premio de Bélgica, podría poner en serio riesgo la séptima plaza que ocupa en la actualidad el equipo filial de Red Bull.

 

En Diariomotor: México formará parte del calendario 2015 de Fórmula 1

Lee a continuación: México formará parte del calendario 2015 de Fórmula 1