CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Un británico desafía a las autoridades abriendo un peaje privado que ahorra kilómetros y tiempo a los conductores

David Villarreal | @davidvillarreal | 4 Ago 2014

En todas partes cuecen habas. En Reino Unido también hay ciudadanos desencantados con la gestión local de sus carreteras. Un deslizamiento de tierras en febrero provocó la interrupción del tráfico en la A431 que une Bath con Bristol, de manera que esta vía no reabrirá el tráfico hasta finales de año. Y el problema para los conductores, que la única alternativa existente requiere recorrer 22 kilómetros adicionales para cubrir el trayecto, por una carretera saturada por el tráfico, especialmente en las horas punta.

Un vecino de la zona, no tardó en encontrar la solución al problema y ahora desafía a las autoridades con un improvisado peaje, atravesando unas tierras arrendadas a un vecino, con el que los conductores se ahorran esos 22 kilómetros para llegar al trabajo y, sobre todo, la pérdida de tiempo que supone en las horas en las que la vía alternativa está más congestionada.


[video_adspot]https://www.youtube.com/watch?v=3eg4aQTSxjY[/video_adspot]

Por 2,5 euros, los conductores pueden ahorrarse los 22 kilómetros del tramo alternativo a las obras y sobre todo recorrer a diario una vía que en las horas punta está muy congestionada.

Se trata del primer peaje privado que se instala en Reino Unido en más de cien años. Mike Watts, un empresario de la zona, alquiló las tierras colindantes a la ruta bloqueada para ofrecer una alternativa más a la ruta temporal en la que los conductores tan solo tendrán que recorrer 365 metros, frente a los 22 kilómetros de la propuesta oficialmente.

Aquellos que opten por utilizarla, tendrán que pagar 2 libras (2,5 euros) por automóvil y 1 libra (1,25 euros) por motocicleta. Esta corta, pero efectiva, ruta de peaje no goza del buen pavimentado que habitualmente consideraríamos imprescindible en una carretera de uso corriente, y eso que su creador tuvo que invertir cerca de 190.000 euros para realizar las reformas convenientes que le permitieran abrir el negocio. La seguridad es la excusa que esgrimen las autoridades para atacar a la iniciativa de Mike Watts, aunque aún así no le faltarán clientes dispuestos a esquivar los problemas de la ruta alternativa oficial.

El promotor de esta iniciativa ahora tendrá que vérselas con las autoridades de la zona, que se preguntan si la apertura de un peaje privado es legal. Por otro lado, el bueno de Mike Watts tendrá que confiar en que la afluencia de tráfico por las tierras que arrendó y adecentó para servir de alternativa, a la alternativa de la ruta cortada por los corrimientos de tierra, será la suficiente como para amortizar la inversión.

Fuente: Daily Mail
En Diariomotor: La última afrenta de las autopistas de peaje: solucionar su crisis obligándonos a todos a pagar