CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ferrari

3 MIN

¿Llegó el momento, por fin, de ver un cambio histórico en Ferrari?

David Clavero | @ClaveroD | 9 Sept 2014

Histórico, así se podría definir el posible gran cambio que sobrevuela las instalaciones de Ferrari. El máximo responsable del cavallino rampante, Luca Cordero di Montezemolo, podría estar más cerca que nunca de decir adiós de forma definitiva a su cargo como CEO de Ferrari. En un momento dulce en el aspecto comercial, pero nefasto en lo deportivo, en Ferrari no cesan los cambios en busca de dar vida a una nueva etapa. Han sido muchas las cabezas que han rodado hasta la fecha, pero Montezemolo podría firmar el próximo gran cambio en busca de marcar un punto de inflexión.

La imagen de Ferrari no soporta la escasez de victorias

Las eternas promesas de Montezemolo de volver a ver una Ferrari ganadora ya han colmado la paciencia de Marchionne

Pese a que en el fondo Ferrari no es más que un constructor de tantos que se dedican a eso de fabricar deportivos, en la factoría de Maranello todo se hace de una forma diferente. Luca Cordero di Montezemolo cuenta más de 20 años llevando las riendas de Ferrari habiendo conocido los mejores años de la firma dentro y fuera de los circuitos, pero ahora este palmarés podría no ser suficiente para continuar en el cargo.

Soplan nuevos vientos, y desde Fiat con un 90% de Ferrari, parece que se están impacientando por ver nuevos desafíos bajo el emblema del cavallino. Han sido declaraciones realizadas desde personal interno de la propia Ferrari las que han hecho saltar todas las alarmas, y eso que este tipo de rumores llevan años circulando dentro y fuera de la factoría.

En concreto, Sergio Marchionne (CEO de Fiat-Chrysler) y Luca Cordero di Montezemolo (CEO de Ferrari Spa), habrían llegado a un punto de no retorno diseñando el futuro de Ferrari dentro de la nueva Fiat-Chrysler. Para ser más exactos, dos son los puntos calientes dentro de lo que podemos denominar como estrategia a corto-medio plazo. Por un lado tenemos la obligatoriedad de volver a ver nuevos triunfos en competición, y por otro la intención de Fiat de aumentar el límite de producción anual que Ferrari se ha autoimpuesto (7.000 unidades/año). Al final, todo estos deseos desde Fiat se traducen en la idea de vender más, obtener mayor beneficio de ello y reparar la dañada imagen que todos hemos visto en Formula 1.

Para rizar el rizo, esta temporada de Formula 1 está reafirmando las peores sospechas, con un coche que no sólo no es capaz de ganar, sino que en su propia casa (Monza), tiene que abandonar en manos del piloto del que se esperaba una nueva edad de oro como la que firmó Michael Shumacher.

Dicen que cuando el río suena…

Fuente: AutomotiveNews
En Diariomotor: Ferrari dicta sentencia: su futuro es V8 Turbo y V12 híbrido | Los planes de Ferrari: un nuevo lanzamiento cada año y más motores V8 y V12