El Audi RS7 autónomo buscará la vuelta rápida sin conductor en Hockenheimring: el hombre contra la máquina

Como en aquellas partidas de ajedrez de Kasparov contra la Deep Blue de IBM, el hombre vuelve a enfrentarse a la máquina, ¿quién ganará esta carrera?
 |  @davidvillarreal  | 

Una vez más, la realidad supera a la ficción. ¿Veremos en un futuro próximo carreras en las que los pilotos compartan pista con deportivos sin conductor, pilotados por una máquina? Asimov debería haber enunciado una ley al respecto. Lo único que tengo claro es que los fabricantes han encontrado un filón en la conducción autónoma, hasta el punto de que Audi intentará demostrarnos que la precisión milimétrica de su “piloto automático” será capaz de lograr tiempos similares a los de un piloto profesional a los mandos de un Audi RS7. Y para ello intentarán hacer su propia rápida, con y sin piloto humano, el domingo 19 de octubre en Hockenheim, coincidiendo con la carrera del DTM.

La máquina escogida para esta hazaña de la técnica es un prototipo autónomo de Audi RS7, capaz de alcanzar los 240 km/h y de exprimir al máximo los límites de la física para marcar un tiempo sobre los 2 minutos. Los mejores deportivos de calle de los cuales tenemos constancia, según Fastests Laps, rondan 1 minuto 50 segundos. La pole de la carrera de Hockenheim de octubre de 2013, a los mandos de un DTM, obviamente de carreras, la logró Bruno Spengler marcando 1 minuto 33,443 segundos.

¿Tiene futuro la conducción autónoma en circuito?

El reto de Audi nos recuerda a aquellas partidas épicas de grandes ajedrecistas contra los mejores ordenadores de la época.

Sinceramente no parece que la conducción autónoma en circuito, y aún menos en condiciones de carrera, tenga mayor sentido que el de demostrarnos lo precisa y efectiva que puede llegar a ser esta tecnología. No esperamos que en un futuro vayamos a ver carreras en las que pilotos humanos se enfrenten a máquinas, tampoco carreras en las que las máquinas compitan entre ellas por la victoria, puesto que eliminar el componente humano es un tanto absurdo. Sería como introducir como deporte olímpico una prueba de lavadoras compitiendo por el centrifugado más rápido.

En la imagen y la galería presente más arriba, apuntamos a otra prueba muy peculiar que realizó este mismo año BMW con deportivos autónomos en circuito.

En cualquier caso, ¿no creéis que tiene mucho morbo ver a un piloto enfrentarse a un coche sin conductor? Salvando las distancias y la repercusión mediática, me parece un hito solo comparable con las partidas de ajedrez de Kasparov contra la máquina Deep Blue de IBM.

Fuente: Audi
En Diariomotor: A BMW se le va la cabeza con la conducción autónoma ¿en circuito?

Lee a continuación: Si quieres que tu coche conduzca solo en California, tendrás que estar asegurado por 5 millones de dólares

Solicita tu oferta desde 70.070 €
  • Jesús

    La verdad, yo pienso que para eso ya están los videojuegos, y solo sería divertido si estuvieses solo y no tuvieses con quien hacer una carrera. Siempre es más divertido competir con otras personas.