¿Qué tiene en común el Ponam-31 con el Toyota Land Cruiser?

 |  @sergioalvarez88  | 

Lo desconocía hasta hace unas horas: Toyota lleva casi 20 años – desde 1997 – en el negocio marítimo con su división Toyota Marine. Aunque está centrada en Japón, merece la pena que le prestemos un poco de atención. Especialmente cuando afirman una y otra vez que aplican al sector de la náutica la experiencia acumulada en el mundo de las cuatro ruedas. Con el nuevo Ponam-31, Toyota casi parece que está lanzando al mercado un SUV, que tiene algunos lazos en común con el Toyota Land Cruiser. Parece casi que os estoy tomando el pelo, pero es cierto.

El SUV de los mares

El primer barco producido por Toyota Marine data del año 1997.

Lo que Toyota Marine ha hecho con el Ponam-31 es crear la categoría de los “Sport Utility Cruiser”, que es una forma muy marketiniana y moderna de referirse a los Family Cruiser de antaño. Se trata de embarcaciones de menos de 15 metros de eslora, ciertamente dinámicas pero sin excesos: un bote cómodo de uso familiar, capaz de cargar cómodamente con unas 10 personas, sin tener un precio o unos costes excesivos. Toyota afirma que es un barco muy “divertido de conducir” y cargado de tecnología para un uso sencillo e intuitivo.

Frases que suenan más bien al folleto de venta de un SUV como podría ser el RAV4, perfectamente. Este barco de 10,57 metros de eslora se posiciona como el segundo de a bordo de la gama de Toyota Marine, construido con un casco ligero de aluminio y un diseño moderno, sin ser tan abultado como el Ponam-35. El spoiler situado tras el puente de mandos del capitán imita al de un automóvil. Con un peso de 6,6 toneladas y depósitos de combustible de 620 litros, es un barco que se limita a un uso costero recreativo, como paseo o pesca ligera.

El interior está dividido en tres alturas: un puente con capacidad de cinco personas y un salón donde un sofá modular puede combinarse de diferentes formas para acomodar a siete personas. De la forma adecuada, puede convertirse en una cómoda cama. Este salón también tiene otro timón, para pilotar con mal tiempo o más cerca de la comida. Una cocina con completa con nevera, fogones y fregadero ocupa parte del espacio inferior, junto a un espacio de relax horizontal, que perfectamente puede servir como una cama para hasta cuatro personas.

Un baño sin ducha completa un habitáculo de tres alturas muy cómodo, pero sin excesos o excesivo lujo. A nivel tecnológico e innovador, este barco tiene varios sistemas muy interesantes. Uno de ellos es un ancla virtual “Virtual Anchor”, que hace uso de los motores, las hélices laterales y la hélice trasera para que el barco no se mueva un milímetro de su ubicación sin tener que lanzar un ancla física. El sistema Drive Assist permite al barco rotar sobre sí mismo o desplazarse de forma lateral usando las hélices de babor y estribor.

Esto facilita enormemente las tareas de amarre y maniobra en puerto, lugares donde los espacios son en ocasiones muy estrechos y un error puede salir muy caro.

Motores Land Cruiser para el Ponam-31

Además de sistemas de ayuda a la conducción que bien podría equipar el Land Cruiser, los motores del Toyota Ponam-31 son idénticos a los que emplea el Land Cruiser. Se trata del propulsor 3.0 turbodiésel de cuatro cilindros y 200 CV que el todoterreno monta desde ya hace años, con pequeñas modificaciones. Para uso marino, el M1KD-VH de tres litros recibe una mayor sobrealimentación y una gestión diferente de inyección, además de transmitir su potencia a una hélice con una caja de cambios directa muy diferente a la de un automóvil.

Con 260 CV de potencia, es un 30% más potente que su aplicación automovilística. Pero no monta un motor, el Ponam-31 monta dos motores M1KD-VH, llevando su potencia total hasta los 520 CV, que aseguran unas excelentes prestaciones acuáticas y un consumo contenido gracias a emplear un ciclo Diesel en lugar de un pesado V8 de gasolina (o dos), como suelen hacer los fabricantes estadounidenses de embarcaciones de recreo. El precio del Toyota Ponam-31 – sólo para Japón de momento – es el equivalente a 220.500 euros.

Fuente: Jalopnik | Toyota
En Diariomotor: Chevrolet Sports-V, una lancha deportiva de 400 CV | Riva Aquarama Lamborghini, el toro de agua de Ferruccio Lamborghini

  • humberto

    Pues no es muy caro teniendo en cuenta el rango de precios en los que se mueven estos yates medios. Porque hoy es 15 de octubre, que si no juraría que es una inocentada. Casi todas las marcas japonesas exploran y desarrollan otros productos fuera del sector automovilístico, como Mitsubishi con A/C, Honda que hace de todo,…